Max Rockatansky patrulla la carretera

‘MAD MAX, SALVAJES DE AUTOPISTA’ Y ‘MAD MAX 2, EL GUERRERO DE LA CARRETERA’/ El clásico de George Miller y su continuación regresan a la gran pantalla. Son el aperitivo de la nueva entrega de esta saga, la cuarta, Mad Max: furia en la carretera. www.cinesrenoir.com

Mad Max ha pasado a la historia del cine por varios motivos, seguramente el más conocido de todos tiene que ver con su rentabilidad, es una de las producciones independientes que más beneficios ha conseguido en taquilla. Los 350.000 dólares que fueron necesarios para hacer la película se multiplicaron y llegaron a convertirse en una recaudación de 100 millones de dólares. El éxito provocó, naturalmente, que se pensara en la secuela.

Un jovencísimo Mel Gibson se puso a las órdenes de George Miller en el que era su segundo largometraje. En él dio vida a uno de los personajes que más han marcado su carrera, el de Max Rockatansky, el mejor hombre de la Patrulla de Fuerza Central y el tipo que va a tener que enfrentarse a Crawford Montazano, ‘Jinete Nocturno’, un pandillero que ha huido de la policía.

A partir de ahí, las cosas se ponían muy interesantes para este joven agente en ese futuro apocalíptico que presentaba la película. Rodada sobre un guion del propio Miller, contaba también en el reparto con Joanne Samuel, Hugh Keays-Byrne, Steve Bisley y Tim Burns.

La segunda entrega llegó en 1981 y en ella se mostraba un mundo desolado en el que no quedaba petróleo. El personaje era ahora ex patrullero y se enfrentaba en una agresiva persecución al pandillero Wez y a su novio.

Puedes comprar tu entrada aquí

 

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *