El ansia que nace del descontento

‘LA PROFESORA DE PARVULARIO’ / Nadav Lapid crea una atmósfera inquietante con esta película, historia de una obsesión, la de una profesora con un niño de cinco años con un inmenso y muy anormal talento para la poesía. www.cinesrenoir.com

Giraldillo de Plata en el Festival de Sevilla, la película de Nadav Lapid empuja al espectador en un universo extraño, insólito, donde se reconocen muchos comportamientos al mismo tiempo que otros sorprenden por su singularidad. Protagonizada por Sarit Larry, es la historia de una profesora de un parvulario que se obsesiona con uno de los niños, un pequeño de cinco años con un gran talento, pero muy anormal, para la poesía.

Yoav, interpretado por Avi Shnaidman, prodigioso en su papel, es un genio de la poesía. Nira, su maestra del jardín de infancia, supera el primer asombro que le produce el descubrimiento y comienza a obsesionarse con el pequeño. A partir de ahí, la mujer, que tiene ella misma ambiciones poéticas, asiste a un entorno familiar que no es el mejor para que Yoav desarrolle su creatividad: el padre es un hombre de negocios estulto y enemigo de la profundidad, y la niñera sólo se interesa por la poesía del niño si puede sacar algo a cambio. Nira acaba fijándose como objetivo sacar al niño de ese entorno para no privar a la humanidad de su arte.

Un actor de cinco años

Encontrar al niño adecuado para hacer el papel de protagonista fue clave en el proceso de la película. “El actor tenía cinco años cuando empezamos a rodar la película. Nos pareció que la brecha que a esa edad existe entre lo primario de su forma de hablar y de moverse –todavía en pleno desarrollo-y la fuerza de su imaginación, de su pensamiento y deseo era crucial para el retrato de Yoav”.

“A esa edad –continúa el director-, el grado de consciencia que el niño tiene de la situación que le rodea es impreciso y, a menudo, la evalúa de forma distinta a como lo haría un adulto. Yoav, el niño de la película, interpreta la realidad a su manera y quería que los espectadores no supieran del todo cómo él mismo percibe sus poemas y el acto de escribirlos”.

Sesnibilidad extrema y despiste absoluto

La forma en que la profesora los recibe es, sin embargo, más importante en esta historia. “De su constante descontento hacia la realidad, rutinaria y racional, nace su ansia –una mezcla entre la sensibilidad extrema y el despiste absoluto-y una pasión feroz, pasión que, por otro lado, no sabría definir exactamente… ¿Siente pasión por las palabras? ¿Por las palabras de un niño? ¿Por el niño en sí mismo? ¿Por sus propias palabras? ¿Por otro amor?”

Esa ambigüedad es el punto fundamental de este relato, en el que la incapacidad por definir los actos de esta profesora la imposibilidad de explicarse el talento de este niño hacen que la inquietud y el desasosiego vayan creciendo también en el espectador.

 

 

Dirección: NADAV LAPID. Guion: NADAV LAPID. Producción: OSNAT HANDELSMAN-KEREN, TALIA KLEINHENDLER Y CAROLE SCOTTA. Fotografía: SHAI GOLDMAN. Montaje: ERA LAPID. Música: MICHAEL EMET. Reparto: SARIT LARRY, AVI SHNAIDMAN, LIOR RAZ, HAMUCHTAR Y ESTER RADA. Distribuidora: GOOD FILMS. Estreno: 26 de junio de 2015.

Puedes comprar tu entrada aquí.

 

 

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *