Wendy Shields reclama su independencia

‘APRENDIENDO A CONDUCIR’ / Isabel Coixet repite con Patricia Clarkson y Ben Kingsley en esta comedia dramática, en la que hace una apuesta decidida por la independencia de la mujer. Basada en un relato de la escritora feminista Khata Pollitt, la película está rodada en Nueva York. www.cinesrenoir.com

Isabel Coixet leyó hace ocho años un relato de la escritora feminista Katha Pollitt en The New Yorker y saltaron todas sus alarmas de cineasta. Estaba rodando entonces Elegy, con Patricia Clarkson, Ben Kingsley y Penélope Cruz. Ya entonces decidió que convertiría aquello en una película. “Me fascinó y conmovió sumamente. Por entonces, me estaba separando del padre de mi hija, y no tenía permiso de conducir. El guion me dio la fuerza para seguir adelante y el empuje necesario para aprender a conducir –dice-. Me hablaba a un nivel muy personal; después de todos estos años, haber realizado la película ha sido como un sueño tornado realidad”.

Aprendiendo a conducir es la historia de Wendy Shields, una afamada crítica literaria a la que acaba de abandonar su marido después de veinte años. La casualidad hace que conozca a Darwan, un indio sij, que trabaja como taxista y como profesor de autoescuela y que se convierte en su profesor de conducir. Para Wendy esas clases son el primer paso en su reivindicación de la independencia, el primer signo de que su vida, aunque parecía acabarse tras la separación, tiene todavía mucho recorrido. Entre ella y Darwan se crea una relación de amistad, próxima y de ayuda mutua.

Con un guion escrito por Sarah Kernochan, autora de historias como Nueve semanas y media, Sommersby o Pasiones privadas de una mujer, la película se mueve en un territorio –el de la esperanza y la vitalidad- diferente al de otras obras de la cineasta, más próximas a la tragedia y a la melancolía. Además, Aprendido a conducir cuenta con la participación de uno de los nombres míticos del cine, el de la montadora Thelma Schoonmaker, cómplice de los trabajos de Martin Scorsese. Ellas, junto a Katha Pollitt, autora del relato, y la propia Coixet, forman un equipo mayoritariamente de mujeres.

“Soy gran seguidora de la obra de Katha Pollitt; su ensayo ha devenido un clásico porque contiene su punto de vista inteligente, agudo, y compasivo  acerca del amor, la pérdida y el seguir adelante en la vida. Creo que la película ha captado la esencia de su ensayo, incluso si algunas cosas devienen totalmente diferentes. La propia Katha asistió al rodaje  y se mostró encantada con lo que vio”.

Aprendiendo a conducir es, también, un retrato de la situación de los diferentes grupos de inmigrantes que viven en Nueva York, ciudad que se convierte en un personaje más del filme. “Visualmente, quería mostrar Nueva York en verano como un lugar de fuerte transpiración, bello y brillante, en el que vivir, así como manifestar que existe todo otro colorido mundo en Richmond Hill. Conjuga bien con el sempiterno tema del autoconocimiento; con la actitud del ‘nunca es demasiado tarde para lo que sea’; con el hecho de que el amor es una labor tan dura como lo pueda ser el matrimonio; con lo fácil que es perder perspectiva acerca de nuestras vidas, y cómo podemos recuperarla; con la belleza de una amistad sincera entre un hombre y una mujer”.

 

 

Dirección: ISABEL COIXET. Guion: SARAH KERNOCHAN. Producción: DANA FRIEDMAN Y DANIEL HAMMOND. Fotografía: MANEL RUIZ. Montaje: THELMA SCHOONMAKER. Música: DHANI HARRISON Y PAUL HICKS. Reparto: PATRICIA CLARCKSON, BEN KINGSLEY, JAKE WEBER, SARITA CHOUDHURY, SAMANTHA BEE Y GRACE GUMMER. Distribuidora: ACONTRACORRIENTE FILMS. Estreno: 3 de julio de 2015.

Puedes comprar tu entrada aquí.

 

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *