Las favoritas de los Goya, en los Cines Renoir

Las películas aspirantes a los Premios Goya se encuentran en la cartelera de Madrid en los Cines Princesa y Renoir Plaza de España, y de Barcelona, en Renoir Floridablanca. Es una oportunidad de ver algunas de las máximas favoritas a los galardones que concede la Academia de Cine antes de la gala de entrega.

Puedes consultar aquí la lista de todas las nominaciones

 Puedes comprar tu entrada aquí.

 

‘TARDE PARA LA IRA’

Nominada a once premios: Película, Dirección Novel, Guion Original, Actor Protagonista (Antonio de la Torre), Actor Protagonista (Luis Callejo), Actor de Reparto (Manolo Solo), Actor Revelación (Raúl Jiménez), Actriz Revelación (Ruth Díaz), Dirección de Fotografía, Montaje y Diseño de vestuario.

La ópera prima de Raúl Arévalo como director, Tarde para la ira, es una de las grandes favoritas para los premios de la Academia de Cine. Es una historia de venganza, un thriller que conquistó a la crítica en el pasado Festival de Venecia, que se desarrolla en Madrid en el año 2007. Curro, interpretado por el actor Luis Callejo, es condenado a prisión tras el atraco a una joyería. Ocho años después recupera su libertad. Su intención es volver a rehacer la vida con su familia, pero cuando llega al que había sido su hogar encuentra un panorama un poco extraño y a un desconocido, José (Antonio de la Torre), con el que se verá envuelto en un infierno de venganza.

‘JULIETA’

Nominada a siete premios: Película, Dirección, Guion Adaptado, Música original, Actriz Protagonista (Emma Suárez), Maquillaje y peluquería y Efectos especiales.

Pedro Almodóvar se ha colocado también entre los primeros con Julieta, un drama en el que no hay concesiones al humor y en el que insiste en algunas de sus obsesiones. Julieta es una mujer que se ha acostumbrado a la ausencia de su hija, Antia, que un día se fue y de la que no ha vuelto a saber nunca nada más. Vive resignada, al menos, hasta que un día tropieza en la calle con Beatriz, la amiga de la infancia de su hija, y le cuenta que la ha visto. Entonces, la madre reaparece y decide volver a intentar el contacto. A partir de ahí, en un viaje de ida y vuelta en el tiempo, Pedro Almodóvar cuenta qué pasó, por qué la chica desapareció y qué pasará ahora.

‘1898. LOS ÚLTIMOS DE FILIPINAS’

Nominada a nueve premios: Dirección novel, Actor revelación (Ricardo Gómez), Dirección de producción, Dirección de fotografía, Dirección artística, Diseño de vestuario, Maquillaje y peluquería, Sonido y Efectos especiales.

Salvador Calvo, con su ópera prima, 1898. Los últimos de Filipinas, aspira a nueve galardones de la Academia de Cine. Es una película que recupera el episodio real vivido en Baler a finales del siglo XIX. En la colonia española de Filipinas, un destacamento español fue sitiado en el pueblo de Baler, en la isla filipina de Luzón, por insurrectos filipinos revolucionarios. Aguantaron 337 días, muchos de ellos cuando la guerra ya había terminado y podrían haber dejado de luchar. Aquel conocido y desastroso episodio de la Historia de España provocó que a los soldados de ese destacamento se les conociera desde entonces como ‘los últimos de Filipinas’.

‘QUE DIOS NOS PERDONE’

Nominada a seis premios: Película, Dirección, Guion Original, Actor protagonista (Roberto Álamo), Actor de reparto (Javier Pereira) y Montaje.

El segundo largometraje de Rodrigo Sorogoyen, Que Dios nos perdone, ganadora del Premio al Mejor Guion en el Festival de Cine de San Sebastián, es un policiaco protagonizado por Antonio de la Torre y Roberto Álamo. Ambientada en el verano de 2011 en Madrid, donde coincidieron las protestas del movimiento del 15-M con la visita del Papa, la presenta a los inspectores de policía Velarde y Alfaro, que van tras la pista del que parece ser un asesino en serie, un tipo que se dedica a violar a ancianas a las que después quita la vida de forma brutal. Poco a poco, a medida que se van acercando al asesino, ellos mismos se dan cuenta de que no son tan diferentes de él.

‘MARÍA (Y LOS DEMÁS)’

Nominada a dos premios: Dirección Novel y Actriz protagonista (Bárbara Lennie).

Nely Reguera debuta con María (y los demás), una historia de familia, con la que consiguió excelentes críticas en la pasada edición del Festival de Cine de San Sebastián, donde compitió por el Premio Nuev@s Director@s. María es una mujer que ha dedicado su vida, desde que su madre murió, a cuidar de su padre que ahora está enfermo y de sus hermanos. Encerrada en esta rutina, solo tiene pequeñas escapadas con un hombre divorciado, pero ha desatendido otras aspiraciones de su vida, como la de escribir una novela. Cuando su padre ya se ha curado, sobreviene una noticia inesperada para ella y el resto de la familia. El progenitor les comunica que va a casarse con una enfermera a la que ha conocido en el hospital, una mujer divertida que no encaja demasiado bien en el esquema que María se ha creado de su vida.

‘FRÁGIL EQUILIBRIO’

Nominada a dos premios: Película documental y Canción Original.

Una entrevista con el ex presidente de Uruguay, José Mujica, es el eje de Frágil equilibrio, película dirigida por Guillermo García López y que ganó el Premio DOC España en la 61 Seminci de Valladolid. El filme presenta diferentes situaciones en distintos puntos de planeta. Por un lado, un ejecutivo japonés en Tokyo, donde lleva una vida dedicada únicamente a su trabajo para una corporación. Junto a él, aparece una comunidad subsahariana en el Monte Gurugú, en la frontera entre África y Europa, que jugándose la vida una y otra vez intenta cruzar al Primer Mundo fabulando con un futuro mejor. También están en esta película una familia en Madrid que acaba desahuciada de su propio hogar.

‘EL CIUDADANO ILUSTRE’

Nominada a un premio: Película Iberoemericana.

El nuevo largometraje de Gastón Duprat y Mariano Cohn, El Ciudadano Ilustre, protagonizada por un magnífico Óscar Martínez (Copa Volpi en Venecia), reflexiona con bastante ironía acerca de la instrumentalización de la Cultura y del riesgo del éxito para los creadores. La película cuenta la historia de Daniel Mantovani, un escritor que ha ganado el Premio Nobel de Literatura y que aprovechó la gala de entrega para echar en cara a los presentes el mal uso que hacen de la Cultura y cómo ésta se ha mercantilizado. El autor ha perdido la inspiración desde que le concedieron el preciadísimo reconocimiento. Aburrido de tanto halago y de no poder escribir, decide que la única invitación que va a responder es la de los vecinos de su pueblo, Salas, de donde ha sacado todas sus historias de ficción. Ahora, quieren nombrarle Ciudadano Ilustre y él está dispuesto a dejarse querer. Sin embargo, la admiración se va ennegreciendo y convirtiendo en una relación mucho más hostil.

Deja tu comentario


× nueve = 54