Anne Fontaine: “La violación de las mujeres sigue siendo un arma de guerra”

‘LAS INOCENTES’ / Premio FIPRESCI de la crítica en la Seminci y Mejor Película en el Festival de Jerusalem, el nuevo filme de Anne Fontaine es una historia de solidaridad femenina y de denuncia de las sistemáticas violaciones que sufren las mujeres en las guerras. www.cinesrenoir.com

“Es terrible, pero hoy las mujeres seguimos sufriendo las consecuencias de los peores comportamientos masculinos. La violación de las mujeres ha sido siempre y sigue siendo hoy un arma de guerra”. La veterana cineasta Anne Fontaine denuncia este ataque sistemático a las mujeres en las zonas de conflicto en su nueva película, una historia inspirada en un caso real.

En un convento de Varsovia, en 1945, al término de la II Guerra Mundial, un grupo de soldados soviéticos violó a 25 monjas. Algunas fueron agredidas sexualmente hasta 40 veces seguidas. Veinte de estas mujeres murieron asesinadas y cinco se quedaron embarazadas. Una joven francesa, una médico comunista que trabajaba allí con la Cruz Roja, ayudó en secreto a las religiosas en sus partos.

A pesar de que aparentemente no tenían nada que ver una con otras, la realidad es que el hecho de ser mujeres, víctimas todas de la brutalidad masculina de la guerra, las reunió casi de una forma natural. La solidaridad femenina que tantas veces ha funcionado en la historia en grupos de mujeres con problemas, surgió también allí creando el espacio de seguridad y confianza idóneo.

“Estos soldados estaban autorizados por sus superiores, era una recompensa por su sacrificio”

Con guion de Sabrina B. Karine y Alice Vial, con aportaciones de la propia directora, la película cuenta con un reparto coral muy interesante, con Lou de Laâge en el papel de la joven médico Mathilde, y con Agata Kulesza y Agata Buzek encarnando a los personajes de la madre abadesa del convento y de sor María, respectivamente.

Las inocentes, que ha tenido gran éxito en prácticamente todos los países en que se ha estrenado -con la excepción de Rusia, donde no ha gustado que se hiciera público este episodio de la guerra que ellos habían silenciado durante decenios-, pone el acento en la necesidad de desobedecer algunas veces las reglas. Así, para Anne Fontaine, esta es una historia, en cierto modo de transgresión.

“Las mujeres continúan siendo el blanco de esta falta de humanidad en países en conflicto de todo el mundo”

“La historia de estas monjas es increíble”, afirma la cineasta, que continúa: “Este hecho histórico no habla muy bien de los soldados soviéticos, pero es la verdad; una verdad que las autoridades se niegan a hacer pública, aunque varios historiadores saben lo que ocurrió. Estos soldados no creían que estaban cometiendo un acto reprobable: sus superiores les autorizaban como recompensa a su sacrificio”.

“Por desgracia, este tipo de brutalidad sigue ocurriendo en la actualidad. Las mujeres continúan siendo el blanco de esta falta de humanidad en países en conflicto de todo el mundo”, concluye Anne Fontaine que en su película explora también la espiritualidad, la fe religiosa y la fe en la humanidad, y que reúne, en lugar de enfrentar, dos mundos diferentes, el de la fe y el de la ciencia.

 

 

Dirección: ANNE FONTAINE. Guion: SABRINA B. KARINE, ALICE VIAL, ANNE FONTAINE, PASCAL BONITZER Y PHILIPPE MAYNIAL. Producción: ERIC ALTMAYER Y NICOLAS ALTMAYER. Fotografía: CAROLINE CHAMPETIER. Montaje: ANNETTE DUTERTRE. Música: GRÉGOIRE HETZEL. Reparto: LOU DE LAÂGE, AGATA BUZEK, AGATA KULESZA, VINCENT MACAIGNE, JOANNA KULIG, ELIZA RYCEMBEL, ANNA PRÓCHNIAK, KATARZYNA DABROWSKA… Distribuidora: CARAMEL FILMS. Estreno: 23 de diciembre de 2016.

Puedes comprar tu entrada aquí.  

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *