Marc Javis vuelve a la vida

‘PROYECTO LÁZARO’ / El canario Mateo Gil escribe y dirige este drama romántico de ciencia-ficción donde juega con la posibilidad de resucitar después de la muerte. La película se presentó en el Festival de Sitges. www.cinesrenoir.com

El actor británico Tom Hughes es el protagonista del tercer largometraje de Mateo Gil, Proyecto Lázaro, un drama romántico de ciencia-ficción ambientado en su mayor parte en 2084 y en el que el cineasta juega con la posibilidad de recuperar a la vida a un ser humano fallecido unos decenios antes.

Escrita por él mismo, la película cuenta también en el reparto con Charlotte Le Bon, Oona Chaplin y Barry Ward, y cuenta la historia de Marc Javis, un joven al que han diagnosticado una enfermedad terminal y que, angustiado ante la idea de la muerte, decide congelar su cuerpo. Sesenta años después, se convierte gracias a métodos científicos muy desarrollados en el primer resucitado de la historia. Lo que jamás imaginó es que el amor de su vida iba a acompañarle todo ese tiempo.

“Es una película sobre el hecho mismo de estar vivo, y sobre la muerte, sin cuya existencia la vida en realidad no tendría ningún sentido”

El concepto de criogenización apareció en la vida de Mateo Gil cuando éste escribía con Alejandro Amenábar el guion de Abre los ojos. Mucho después, en 2008, leyó una noticia muy interesante acerca de un grupo de científicos que había creado un corazón inyectando células madre en la matriz fibrosa de un corazón de rata. En 2009 ya estaba escrita la primera versión del guion.

“Me gusta pensar en Proyecto Lázaro como una historia sobre la aceptación de la muerte por reducción al absurdo. No es una película sobre el futuro, ni sobre la tecnología o la medicina. Es una película sobre la vida, sobre el hecho mismo de estar vivo, y sobre la muerte, sin cuya existencia la vida en realidad no tendría ningún sentido”, dice Mateo Gil, quien añade que es también “una película sobre esa vida ideal que nos empeñamos siempre en planear para nuestro futuro y que podría no ser más que una trampa, porque el futuro podría no llegar o llegar distorsionado, porque en cualquier caso llegará en una forma menos satisfactoria de lo esperado”.

“Lo más importante de la película es la trama romántica. Una historia de amor recorre todo el pasado del protagonista y vuelve en el presente”

El filme, que cuenta con música de Lucas Vidal, es también un relato que reflexiona acera de la vejez y del deterioro que sufre el cuerpo humano a lo largo del tiempo. La historia de Marc Javis plantea preguntas que todos nos hacemos, entre las que se encuentra, por supuesto, la de si verdaderamente estamos preparados para afrontar ese paso del tiempo con todas sus consecuencias.

Proyecto Lázaro aspira a proporcionar una experiencia catártica, de la que el espectador salga positivamente reforzado, sintiéndose afortunadamente vivo y agradecido por los dones que la vida nos ofrece. Especialmente el amor. Y es que, aunque no lo parezca por lo dicho hasta ahora, lo más importante en la película es la trama romántica –asegura el director-. Una historia de amor recorre todo el pasado del protagonista y vuelve con fuerza en el presente, para convertirse en el principal vehículo para las reflexiones, para la propia trama y para su resolución final”.

 

 

Dirección: MATEO GIL. Guion: MATEO GIL. Producción: IBON CORMENZANA E IGNASI ESTAPÉ. Fotografía: PAU ESTEVE. Montaje: GUILLERMO DE LA CAL. Música: LUCAS VIDAL. Reparto: TOM HUGHES, CHARLOTTE LE BON, OONA CHAPLIN, BARRY WARD, JULIO PERILLÁN, BRUNO SEVILLA… Distribuidora: FILMAX. Estreno: 13 de enero de 2017.

Puedes comprar tu entrada aquí.  

Deja tu comentario


− dos = 1