¿Te la perdiste? / ‘YO, DANIEL BLAKE’. “Hay que compartir mejor la riqueza, si no perderemos nuestra humanidad”

Ken Loach hace ‘la película de la crisis’ y con ella denuncia cómo el sistema intenta que los desempleados y los que solicitan ayudas sociales se culpabilicen a sí mismos por su situación. El prestigioso comediante Dave Johns y la actriz Hayley Squires son los protagonistas. Ganadora de la Palma de Oro en Cannes a la Mejor Película. Los Cines Renoir recuperan ahora esta película, dentro del ciclo ¿Te la perdiste? ¡Sonríe! La puedes ver del 21 al 27 de julio, a 4 euros (3 euros para los socios del Club Renoir). www.cinesrenoir.com

 

 

 

 

‘Yo, Daniel Blake’, de Ken Loach. Del 21 al 27 de julio

17:00 martes y sábados en Madrid (Plaza de España)
19:45 lunes, jueves y viernes en Madrid (Plaza España) y Barcelona (Floridablanca)
22:15 miércoles y domingo en Madrid (Plaza España) y Barcelona

 

Hace exactamente cincuenta años Ken Loach presentó al mundo Cathy come home, una película ya legendaria en la que el cineasta, un gran humanista, daba voz a los desheredados del planeta. Ahora, con este medio siglo de distancia y ante su nueva película, Yo, Daniel Blake, es imposible no sentir una gran admiración por este hombre que se ha mantenido leal a sus ideas y a sus ‘personajes’. Ganador de su segunda Palma de Oro en Cannes, ahora, con la complicidad del guionista Paul Laverty, vuelve a poner la mirada en mujeres y hombres, víctimas de un sistema que hoy se destapa como una gran estafa y que intentan culpar a los más frágiles de las dramáticas situaciones en las que viven.

Dave Johns y la joven Hayley Squires son los protagonistas de esta historia, la de Daniel Blake, un experimentado carpintero que sufre un infarto y ve, asombrado, cómo el sistema de ayudas sociales no se ocupa de él. Al contrario, a pesar de las recomendaciones médicas, la máquina administrativa le obliga a buscar trabajo si quiere cobrar la prestación por desempleo para la que él ha estado cotizando toda su vida laboral.

Mientras hace trámites cada vez más complicados que le conducen a la certeza de que la burocracia es una herramienta más del sistema para abrumar a los más frágiles, conoce a Katie, una madre soltera con dos niños que vive en la miseria y que está dispuesta a cualquier cosa con tal de alimentar a sus hijos. Ambos intentarán ayudarse mutuamente ante las trampas de este sistema.

LA GRAN ILUSIÓN.- No es fácil meterse en la piel de personajes así, ¿qué han sentido rodando y al terminar la película?

DAVE JOHNS.- Hemos conocido a muchas personas que lo pasan mal. Yo nunca he sentido eso, he tenido la suerte de trabajar desde hace muchos años y cuando era joven a veces tuve que apuntarme al paro, pero era diferente. Entonces te ayudaban. Ahora me he quedado impactado de lo que la gente tiene que hacer para cobrar el subsidio. El sistema de la burocracia se ha creado para dificultar que la gente cobre dinero que es suyo. Es una locura cómo ha cambiado el sistema.

HAYLEY SQUIRES.- Cuando acabamos la película, me rompí. Mi personaje, ante la falta de ayudas, sabe que tiene que hacer lo que sea por sus dos hijos. Hay mucha gente así.

D.J.- El dinero del sistema se podría usar de una forma mucho mejor. Me cabrea mucho el sistema de recortes.

“El sistema de la burocracia se ha creado para dificultar que la gente cobre dinero que es suyo”

LGI.- En este retrato de la situación que se vive hoy, una de las cosas más deprimentes es ver cómo las personas en peores condiciones sienten vergüenza por no tener medios. ¿Han visto eso entre la gente con la que hablaron antes de hacer la película?

HS.- Sí. Sin embargo, Daniel Blake no siente vergüenza, pero es de una generación que está acostumbrada a pelear y cree que es un error temporal. Para él es un shock cuando se da cuenta de la trampa. Ha pagado impuestos toda su vida, ahora espera del sistema social lo mejor y ve que no le dan lo que es suyo. Ella, por su parte, es una mujer, madre soltera, que se enfrenta a otro tipo de situaciones. Es de un colectivo marginado por la prensa y por los medios. Sí siente vergüenza.

DJ.- Sí, él ha trabajado siempre y pagado sus impuestos. Ahora, al ver que los servicios sociales están siendo recortados lo único que puede hacer es cabrearse. Muchos están orgullosos de haber trabajado y pagado las tasas, creen que es la mejor solución, pero cuando se da cuenta de que le ponen obstáculos a propósito, se le rompe el corazón.

“Daniel Blake, al ver que los servicios sociales están siendo recortados, lo único que puede hacer es cabrearse”

LGI.- La película destapa la trampa de la burocracia, ¿cuáles más hay?

DJ.- La estructura de clases es otro instrumento al servicio de los mega ricos. Tengo algunos amigos que tienen dinero, pero son humanos, tienen conciencia social. Hay que compartir mejor la riqueza, si no perderemos nuestra humanidad.

LGI.- Muchos nos hemos sentido estafados por el sistema, ¿ustedes?

DJ.- Sí, es una estafa. Yo estoy muy enfadado. La gente normal no puede sobrevivir bien. Los pobres deberían estar rabiosos por la austeridad impuesta por la crisis. Los banqueros están ahí, pero un hombre que roba un poco de comida va a la cárcel. Hay que organizarse. Creo que muchos tienen miedo al sistema y por eso no actúan.

LGI.- ¿La cara positiva de esto es la solidaridad?

DJ.- Claro y la gente joven que quiere unirse y pelear. Hay una conciencia social.

HS.- El poder de la unión de la gente es el verdadero peligro para ellos. Nos llaman vagos a los de clase obrera. Nos han engañado completamente. Y eso dándonos cuenta de que, por ejemplo, las grandes corporaciones no pagan impuestos.

Dirección: KEN LOACH. Guion: PAUL LAVERTY. Producción: REBECCA O’BRIEN. Fotografía: ROBBIE RYAN. Montaje: JONATHAN MORRIS. Música: GEORGE FENTON. Reparto: DAVE JOHNS, HAYLEY SQUIRES, DYLAN MCKIERNAN, BRIANA SHANN, SHARON PERCY, KEMA SIKAZWE… Distribuidora: Caramel Films. Estreno: 28 de agosto de 2016.

Puedes comprar tu entrada aquí.

 

 

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *