Julie Delpy: “Mis películas no son para gente pretenciosa que se toma demasiado en serio”

Julie Delpy recupera en Dos días en Nueva York al personaje de Marion de Dos días en París.

Marion pasaba dos días en París con su novio americano Jack. La familia de ella, sus ex novios y las obsesiones de él convertían un viaje romántico en una especie de pesadilla. Al final aquella pareja se rompió y ahora ella vive en Nueva York, con otro novio americano, Mingus. Y los dos van a acoger dos días en su casa a la familia de ella, su padre y su hermana, dos franceses excéntricos que llegan acompañados del novio de la hermana que es un ex de la propia Marion. Las diferencias culturales no harán muy fácil la convivencia. Julie Delpy, que vuelve a meterse en la piel del personaje femenino principal, dirige esta comedia romántica, con la que suma ya cuatro largometrajes tras la cámara. Su padre, Albert Delpy, interpreta a su padre en la ficción. Completan el reparto Chris Rock, Dylan Baker y Kate Burton.

LA GRAN ILUSIÓN.- Otra vez la familia, ¿están en la familia todas las historias? o ¿es su familia la que le inspira?

JULIE DELPY.- Supongo que estoy un poco obsesionada con la familia en general, con su dinámica disfuncional, pero también me gustaría seguir adelante y hablar de otras cosas. Lo que pasa es que la familia ocupa un lugar grande en mi vida.

LGI.- ¿Cuánto hay de su vida y de su relación con su familia en la película? ¿y en su personaje, qué hay de usted?

J.D.- De hecho, menos de lo que parece. Puse unos cuantos elementos de verdad que le dan un aspecto a todo muy real, pero la mayoría es ficción. Y con Marion lo que pasa es que a veces desearía ser como ella, pero ¡gracias a Dios no soy ella!

“Supongo que estoy un poco obsesionada con la familia en general, pero quiero hablar de otros temas”

LGI.- Usted es una francesa viviendo en EE.UU., ¿las diferencias culturales son muy grandes realmente? ¿cómo la ven a usted los americanos?

JD.- La mayor diferencia es el puritanismo, Francia es lo contrario al puritanismo. Los americanos están confusos conmigo porque habitualmente lo que ellos ven de Francia es el Chanel y por eso mis películas sorprenden tanto en EE.UU. Los que van de intelectuales allí se quedan pasmados con mis películas. Ellos no son realmente intelectuales, desde luego. En cierto modo, a los auténticos intelectuales les gustan mis películas, porque no son nada pretenciosos. Y mis películas no son para gente pretenciosa que se toma a sí misma demasiado en serio.

LGI.- Ha convertido en comedia los estereotipos sobre los franceses ¿para hacer buena comedia hay que saber reírse de uno mismo?

JP.- Si hay una buena comedia, ¡me encanta! Me gustan las comedias de cualquier parte, las francesas, las americanas… Adoro las comedias, es lo más difícil de encontrar, una buena comedia, por eso siempre estoy buscando una buena.

“Los que van de intelectuales en EE.UU. se quedan pasmados con mis películas. No son auténticos intelectuales, claro”

LGI.- ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con su padre el personaje de ‘su’ padre?

JP.- Divertido, pero complicado. Mi padre es un actor de teatro y viene de un teatro muy de vanguardia, entonces tiene sus propias ideas. Y no siempre es fácil convencerle para que haga lo que tú quieres, tienes que dirigirle como dirigirías a un animal salvaje.

LGI.- ¿Cómo fue rodar en Nueva York?

JD.- Decir que ha sido duro sería quedarse corto. Es la ciudad más difícil de todas en las que he trabajado, pero es muy hermosa cuando nosotros rodábamos en exteriores.

“La escena en la que mi alma está en los calzoncillos de Vincent Gallo ofende a algunos americanos”

LGI.- Con Vincent Gallo comparte una escena muy divertida y muy metafórica, ¿a quién le vendería usted su alma? ¿el alma es lo que exhibe un artista con su arte?

JD.- Bueno, primero tendríamos que definir el alma, personalmente yo creo que no es nada. Con esa escena me gusta dejar a la gente pensando acerca de qué va la propia escena. Es sobre el alma, sobre la idea de venderla o simplemente es una escena donde se dice que mi alma está en los calzoncillos de Vincent Gallo, eso ofende a algunos americanos ¡un alma  rozando un pene! Es mi escena favorita.

 

 

Dirección: Julie Delpy. Guion: Julie Delpy y Alexia Landeau. Producción: Christophe Mazodier, Scott Franklin, Julie Delpy, Ulf Israel, Hubert Toint y Jean-Jacques Neira. Fotografía: Lubomir Bakchev. Montaje: Isabelle Devinck. Reparto: Julie Delpy, Chris Rock, Dylan Baker, Kate Burton, Brady Smith, Malinda Williams, Emily Wagner, Alexia Landeau, Albert Delpy, Alex Manette y Alexander Nahon. Dsitribuidora: Alta Classics. Estreno: 15 de febrero. www.altafilms.com

 

 

 

 

 

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *