‘Kon-Tiki’ / “Para un actor no es una opción decir que tienes miedo”

Pal Sverre Hagen da vida a Thor Heyerdahl en Kon-Tiki, película que narra la odisea de este hombre que viajó en una balsa de madera desde Sudamérica hasta la Polinesia. El filme fue candidato al Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa.

Pal Sverre Hagen se lanzó a una de las aventuras más comprometidas de su vida como actor cuando aceptó interpretar en la gran pantalla a uno de los héroes de su país, Thor Heyerdahl, uno de los personajes más conocidos y admirados de Noruega. El viaje del Kon-Tiki en 1947, una aventura de 4.300 millas por el océano Pacífico a bordo de una balsa de madera, le hizo mundialmente famoso.

Con esta odisea quiso demostrar una teoría que hoy no cuenta con el apoyo de un solo científico, la de que los primeros pobladores de Polinesia viajaron desde Sudamérica y no desde Asia, como siempre se había creído. Thor Heyerdahl hizo, con un grupo de cinco hombres, el viaje que él suponía que se había realizado en una balsa igual a la que se habría utilizado entonces. Su teoría era errónea, pero él nos legó “el poder del valor y de la fe en lo que creemos”. Heyerdahl grabó toda la aventura con una cámara y de allí salió una película ganadora del Oscar al Mejor Documental.

LA GRAN ILUSIÓN.- Después de trabajar con este personaje, ¿puede decir cómo era Thor Heyerdahl?

PAL SVERRE HAGEN.- Primero decir que he descubierto lo interesante que es intentar conocer a alguien, te das cuenta de qué difícil es conocer a una persona tan famosa y aparentemente bien conocida. Hay muchas teorías sobre quién era y lo que representaba. Puedo decir que era un hombre orgulloso, fuerte, con una voluntad de hierro. No era infantil, pero sí hacía algunas cosas casi como un niño. Había una mezcla en él, por un lado creía mucho en una cosa y, por otro, era muy ingenuo. Una de las principales preguntas que se hace la gente al conocer su historia es la de qué tipo de persona haría algo así y ¿por qué? Thor Heyerdahl era un hombre con una llamada. Tenía vocación.

“Lo que puedo decir de Thor Heyerdahl es que era un hombre orgulloso, fuerte, con una voluntad de hierro”

LGI.- ¿Ha sentido mucha responsabilidad interpretando un personaje tan conocido en su país?

PSH.- Sí, claro, para mí ha sido una responsabilidad, pero como actor no puedo decir nunca que tengo miedo, eso no es una opción. Como Thor Heyerdahl, no creo que una vez que me ofrecieron este papel tuviera otra opción. No tuve más elección que hacerlo y eso hace un poco más fácil las cosas. No hay en este trabajo ningún afán de comparación. Él también pensaba que no tenía otra opción.

LGI.- No hay un solo científico en el mundo que se haya creído las teorías de Thor Heyerdahl…

PSH.- Eran teorías controvertidas y hubo oposición a ellas desde el principio. Después de vivir con él tanto tiempo, tengo claro que para él lo importante no era si estaba acertado o equivocado en su teoría. Su legado real es el del valor, la inspiración del poder. La comunidad científica no validó su teoría, pero él vendió 50 millones de copias de su libro. Lo importante es el poder inspirador, no si sus teorías estaban acertadas.

“Lo importante es el poder inspirador, no si sus teorías estaban acertadas”

LGI.- ¿Qué ha aprendido de este hombre?

PSH.- Interpretar a Thor Heyerdahl ha sido una de las mejores experiencias como actor que he tenido. Me ha llenado de energía positiva, me ha hecho fuerte, era un hombre lleno de fe en lo que hacía y me lo ha contagiado un poco. También me ha inspirado a leer más y a pensar que todo lo que uno cree es posible. Me ha dado herramientas que para un actor son fantásticas.

LGI.- ¿Cómo hizo la investigación sobre el personaje?

PSH.- Hay muchas fuentes diferentes y muchas personas que creen tener la verdad sobre él. Físicamente no ha sido difícil porque hay mucho material de vídeo. Sin embargo, respecto a su vida no hay mucho más que lo que él mismo escribió. Hay mucho más para trabajar su apariencia física, su forma de hablar…

LGI.- ¿Cómo fue el rodaje de la película?

PSH.- Rodamos con una réplica que se había hecho de la balsa en 2007. La experiencia ha sido muy importante para todos. Y tuvimos tres semanas de rodaje en mar abierto.

“Este era un tipo que tenía éxito, pero también, dudas, miedos… y sobre todo una convicción muy fuerte”

LGI.- Parece que comparte usted algo del carácter aventurero de Heyerdahl.

PSH.- Con este trabajo me he preguntado mucho ¿qué es un aventurero? No sé si él lo era. Era un hombre ambicioso y orgulloso, pero no buscaba emociones. También me pregunto ahora ¿qué es un héroe? Y es compleja la respuesta, este era un tipo que tenía éxito, pero también, dudas, miedos… y sobre todo una convicción muy fuerte.

LGI.- Dice que tenía miedos, ¿se refleja eso en sus libros?

PSH.- En el libro del viaje del Kon-Tiki, cuando cuenta el ataque de  los tiburones, se describe a sí mismo temblando, y en esa generación era muy raro un hombre que expresara sus emociones. Y el dice que aquella fue una de las peores cosas en su vida, de las más dramáticas, de las peores que experimentó. Ahí apagaron las cámaras en la balsa. Mucha gente no conoce su vida. La enseñanza más importante que dejó es la de hay que buscar las propias respuestas. Cada ser humano es un explorador de su propia vida. No importa si te rodea un océano o no, hay que encontrar las propias respuestas.

 

Consulta los horarios en www.cinesrenoir.com

 

 

Dirección: Joachmin Roenning y Espen Sandberg. Guion: Petter Skavlan y Allan Scott. Producción: Aage Aaberge y Jeremy Thomas. Fotografía: Geir Hartly Andreassen. Montaje: Per-Erik Eriksen y Martin Stoltz. Música: Johan Söderqvist. Reparto: Pål Sverre Hagen, Anders Baasmo Christiansen, Tobias Santelmann, Gustaf Skarsgård, Odd Magnus Williamson, Jakob Oftebro y Agnes Kittelsen. Distribuidora: AContracorriente Films. www.acontracorrientefilms.com

 

 

 

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *