Padres, papás, padrazos…

Mario Casas se ha hecho adulto en el cine con el personaje de Ismael, la nueva película de Marcelo Piñeyro, donde el actor interpreta a un padre. Y de padres está lleno a rebosar el cine. Unos son mejores que otros, los hay terribles, malignos, diabólicos incluso, pero también los hay buenos y comprensivos. La mayoría son una persona como padre y otra, en el resto de su vida. Aquí dejamos algunos de nuestros favoritos.

Matt Drayton (‘Adivina quién viene esta noche’, Stanley Kramer, 1967)

Katharine Hepburn se llevó el Oscar por su trabajo en esta película y Spencer Tracy debería haberla acompañado. El actor estaba inmenso en su papel de padre asombrado primero, cabreado, después, y finalmente comprensivo y valiente. Los personajes que ambos interpretaron en esta película estaban magníficamente arropados por los del resto del reparto, formado por Sidney Poitier, Katharine Houghton, Cecil Kellaway y Beah Richards, entre otros.

Don Vito Corleone (‘El Padrino’, Francis Ford Coppola, 1972)

Marlon Brando ha dejado momentos irrepetibles en el cine. Considerado el mejor actor del mundo, una de esas escenas para el recuerdo la hizo metido en el papel de padre. En la primera película de la trilogía, después del brutal asesinato de su hijo Santino, Tom Hagen (Robert Duvall) busca la manera de decirle a Don Vito Corleone que han matado a su hijo. “¿Qué tienes que decirle a tu Don que tienes que beber antes?”

Profesor Henry Jones (‘Indiana Jones y la última cruzada’, Steven Spielberg, 1989)

La elección de Sean Connery para interpretar al padre del mítico Indiana Jones es una de las más acertadas de Steven Spielberg con esta saga. El escocés da vida al profesor Henry Jones, un tipo mucho más lanzado y alocado que su propio hijo, igual de aventurero y con el mismo, si no más, encanto. Connery y Harrison Ford (“te he dicho que no me llames ‘Junior’”) son el padre y el hijo perfectos del cine.

Richard Hoover (‘Pequeña Miss Sunshine’, Jonathan Dayton y Valerie Faris, 2006)

Greg Kinnear interpretó en esta comedia a uno de los padres más adorables del cine reciente. Hijo de un cocainómano malhablado, con un suicida en la familia, padre de un adolescente atormentado y con unos cuantos fracasos laborales, no se rinde jamás cuando se trata de su familia y, con concreto, de su hija pequeña Olivia. Richard Hoover hará lo que sea para que su niña cumpla su sueño, sea éste el que sea.

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *