De dos en dos / Un actor para varios personajes

Guillaume Gallianne ha conquistado a los espectadores franceses –más de tres millones hasta el momento- con su ópera prima, Guillaume y los chicos ¡a la mesa! En la película, escrita y dirigida por él, interpreta dos papeles, el de él mismo (es una historia autobiográfica) y el de su madre. Casualidad, en otro de los títulos que llega esta semana a los cines, Enemy, el actor principal, Jake Gyllenhaal, también encarna dos personajes. Siguiendo los pasos de… El gran dictador, Dr. Jekyll y Mr. Hide, Persona, La invasión de los ultracuerpos, Kagemusha, Adaptation (El ladrón de orquídeas)…

Peter Sellers, en ‘¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú’ (Stanley Kubrick, 1964)

Aquí el gran Peter Sellers rizó el rizo e interpretó tres papeles completamente diferentes. Era un coronel británico en una base militar americana, pero también encarnaba al mismísimo presidente de EE.UU. y, por último, un científico nazi. Tres aspectos, tres gestos y tres acentos distintos para una película con otro genio, Kubrick, que quería que se metiera otro personaje más entre pecho y espalda. Cosa que no consiguió.

Jeremy Irons, en ‘Inseparables’ (David Cronenberg, 1988)

No, pero sí. Es decir, Irons interpretaba ¿dos personas diferentes?, pero éstas eran gemelos idénticos. Cierto que uno era introvertido, Beverly, mientras que el otro, Elliot, era un tipo abierto y sociable. En manos de David Cronenberg, Jeremy Irons consiguió rematar una magnífica perversión, historia de dos caras de la misma moneda que se degrada hasta la locura, y se llevó muchos premios.

Michael Keaton, en ‘Mis dobles, mi mujer y yo’ (Harold Ramis, 1996)

El actor interpretaba aquí a cuatro personajes o, más bien, a un personaje y sus tres clones. La idea era que éstos hicieron algunas de las cosas que él tendría que hacer y para las que no tenía tiempo, como atender a su mujer y a sus hijos. Doug Kinney es el nombre del personaje original, del que salían los clones. Andie MacDowell acompañaba a Keaton en el reparto.

Naomi Watts, en ‘Mulholland Drive’ (David Lynch, 2001)

Los dos personajes que interpretaba Naomi Watts en esta aclamada película de Lynch fueron definitivos en su carrera. Tras ellos se produjo su lanzamiento a la fama. Betty Elms y Diane Selwyn eran los nombres de estas dos mujeres, la persona normal del mundo de la realidad y la que correspondía al universo de los sueños, de las ilusiones…

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *