“Siempre pensamos lo peor de nuestros vecinos”

‘BIG BAD WOLVES’ / Aharon Keshales y Navot Papushado conquistaron el Premio a la Mejor Dirección en el Festival de Cine de Sitges con esta segunda película, una comedia muy negra sobre lo absurdo de la venganza, que Quentin Tarantino ha calificado como “la mejor película del año”.

Los directores (a la izquierda y a la derecha), con Lior Ashkenazi, uno de los actores protagonistas (en el centro)

 

Unas niñas aparecen muertas salvajemente. Estos brutales asesinatos provocarán el desagradable encuentro de tres hombres: un joven profesor de religión que conocía a las tres víctimas y al que se considera sospechoso, el detective que empieza a investigar el caso y que se mueve en terreno bastante ilegal y el padre de una de las víctimas, sediento de venganza sangrienta. Son los tres protagonistas de la segunda película de los guionistas y directores israelíes Aharon Keshales y Navot Papushado. Una pareja que ha conquistado el ‘corazón’ de Quentin Tarantino, así como el del jurado de Sitges.

Lo absurdo de la venganza, los métodos que emplea el ejército de Israel, y por extensión, todos los gobiernos del mundo, la sinrazón y la crueldad, combinan a la perfección, aunque parezca una mezcla increíble e imposible, con un  sentido del humor y una mirada irónica bastante enriquecedores.

LA GRAN ILUSIÓN.- Esta es una historia de venganza que cuenta que la venganza solo empeora las cosas, ¿de dónde nació  el deseo de contar una historia así?

AHARON KESHALES Y NAVOT PAPUSHADO.- La mayoría de las películas de venganza tienden a representar la venganza como un acto noble. Tendemos a pensar que la venganza, ya sea personal o nacional, es cíclica en su naturaleza. Pero la verdad es que no se puede terminar con el derramamiento de sangre con más derramamiento de sangre. Queríamos mostrar lo absurdo que es lo que se encuentra en el mismo núcleo de las narrativas de la venganza.

LGI.- La película sirve de metáfora de los métodos que emplean algunos judíos y, al mismo tiempo, muestra cierta mirada cargada de prejuicios hacia los árabes ¿hay una intención de denuncia con ello?

A.K. Y N.P.- No tienen que ser necesariamente judíos. La tortura ha sido utilizada por todos los gobiernos del mundo en algún momento de su vida. La noche más oscura mostraba cosas muy parecidas hechas por los estadounidenses. Lamentablemente, vivimos en un mundo cargado de paranoia y la paranoia nos hace sospechar de nuestro prójimo. Queríamos hacer una película sobre un determinado sentido de la justicia. Sobre la gente que decide cuál es la verdad antes de llegar hasta el fondo del asunto. Las escenas con árabes muestran el lado más ligero del tema de la película. Siempre pensamos lo peor de nuestros vecinos.

LGI.-¿Cómo ha reaccionado el público de Israel a la película?

A.K. Y N.P.- La película fue uno de los éxito israelíes más grandes de 2013. Fue candidata a once premios de la Academia de Cine de Israel y ganó cinco. La Asociación de Críticos Israelíes la votó como película israelí del año por la Asociación de críticos israelíes. Se puede decir que fue una buena reacción.

“Lamentablemente, vivimos en un mundo cargado de paranoia y la paranoia nos hace sospechar de nuestro prójimo”

LGI.- Dicen que la película está inspirada en la sociedad en la que vivimos: intolerancia, violencia, miedo… ¿cómo se termina con eso?

A.K. Y N.P.- Es una cuestión muy compleja, pero creemos que todas esas cosas terminarán, desaparecerán, una vez que todos crezcamos. No se puede señalar con un dedo acusador a un solo lado del conflicto, cuando vives en Israel comprendes que no todo es tan simple.

LGI.-¿Ser la víctima te legitima para convertirte en un vengador sangriento? es lo que preguntan y  responden en su película. ¿Creen que la comunidad judía ha explotado su condición de víctima?

A.K. Y N.P.- La película no señala con el dedo hacia Israel y, desde luego, nunca podrá decir o pensar que la comunidad judía ha explotado su condición de víctima. Esta película cuenta una historia que puede ocurrir en todas partes (de hecho, la película Prisoners tiene un argumento parecido). Ser una víctima es un estado de ánimo y a veces te hace pensar que tienes derecho a tomar medidas. Hugh Jackman actuó en Prisoners, Tzaji Grad lo hace en Big bad Wolves y Choi Min Sik, en Oldboy. Nunca reduciremos el conflicto a un juego sobre quién tiene la culpa. Sólo podemos decir que en el camino de la venganza se deben cavar dos tumbas. Uno para tu objetivo y otro para ti.

LGI.-  Han apostado por el género de terror desde la primera película, ¿por qué? ¿qué atractivo tiene este género para ustedes?

A.K. Y N.P.- Soñamos con hacer una película de cada género. Hicimos una película de terror, hemos hecho un thriller oscuro de venganza y nos gustaría hacer un western en nuestro próximo proyecto. Quisimos hacer una película de terror porque eso nunca se había hecho en Israel y teníamos una idea nueva para ese género. También pensamos que las películas de terror son la mejor herramienta para mostrar tus habilidades como director en un primer trabajo.

“La verdad es que no se puede terminar con el derramamiento de sangre con más derramamiento de sangre”

LGI.-  Humor y horror se llevan bien en su película, ¿hasta dónde se puede llegar en un tema como este con el humor?

A.K. Y N.P.- Puedes usar el humor en cada película, incluso en una película oscura como ésta, y puedes llegar hasta donde quieras mientras seas fiel a tus personajes y al mensaje que deseas transmitir. Nosotros queríamos hacer una película sobre lo absurdo de la venganza, queríamos mostrar qué ciego y mudo puede estar un hombre en su camino hacia la justicia / venganza.

LGI.-¿Las declaraciones que ha hecho Tarantino sobre su película son mejor que ningún premio?

A.K. Y N.P.- Sí, lo son. Él es nuestro ídolo, nuestra inspiración, y vio nuestra película de Israel y le encantó. No puede haber nada mejor que eso.

LGI.-¿Los premios ganados en Sitges qué significan para ustedes?

A.K. Y N.P.- Sitges es uno de los festivales de cine de género más respetados y prestigiosos del mundo. Los mejores directores del género han ganado premios allí. ¡Tarantino ganó un premio allí! Cualquier cineasta de género sueña con hacer una película, llevarla a competición en Sitges y ganar un premio. Para nosotros ha sido un sueño hecho realidad.

Dirección: NAVOT PAPUSHADO Y AHARON KESHALES. Guion: NAVOT PAPUSHADO Y AHARON KESHALES. Producción: CHILIK MICHAELI, AVRAHAM PIRCHI, TAMI LEON, MOSHE EDERY Y LEON EDERY. Fotografía: GIORA BEJACH. Montaje: ASAF KORMAN. Música: FRANK HAYIM ILFAM. Reparto: LIOR ASHKENAZI, ROTEM KEINAN, TZAHI GRAD, DOV GLICKMAN, MENASHE NOY, DVIR BENEDEK, KAIS NASHEF, NATI KLUGER, AMI WEINBERG, GUY ADLER, ARTHUR PERRY Y GUR BENTWICH. Distirbuidora: Filmax. Estreno: 21 de mayo de 2014.

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *