Cinco secretos de ‘Alien, el octavo pasajero’

Coincidiendo con la vuelta a la pantalla grande de Alien, el octavo pasajero – El montaje del director, un clásico del cine de ciencia-ficción y de terror, recordamos cinco anécdotas interesantes que tal vez no conozcas. www.cinesrenoir.com

•La idea de la que nació la historia de la película era la de unos gremlins que se cargaban un bombardero de la Segunda Guerra Mundial y mataban a la tripulación.

•Bolaji Badejo, el tipo que se metía en la criatura, era entonces un estudiante nigeriano de dos metros de alto y bastante delgado.

•Ridley Scott decidió emplear vísceras reales y sangre de animales en la escena en que aparece el monstruo del interior de John Hurt. La intención, conseguidísima, que los otros actores reaccionaran con verdadero horror y asco.

•En la misma línea, el cineasta decidió, o más bien aprobó, que se llenará el cuerpo de otro actor de mejillones y caracolas marinas. Es la escena en que se realiza la autopsia al alienígena.

•Al principio del proyecto, Ripley iba a ser interpretado por un hombre. Es más, no iba a haber ninguna mujer en la película. Esta decisión cambió, afortunadamente. Y al final el personaje más importante quedó en manos de una magnífica Sigourney Weaver, que, además, era una mujer al mando de una nave. Un grandísimo acierto.

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *