‘El ladrón de palabras’ / Usurpador de la verdad

Brian Klugman y Lee Sternthal debutan con una reflexión sobre el éxito y la verdad en el arte con esta película, protagonizada por Bradley Cooper y Jeremy Irons.

Al leer un libro, al ver una película o al detenerse ante una pintura sucede, algunas veces, que podemos percibir una verdad, podemos sentir el dolor, la satisfacción, el amor… la emoción o emociones que se encuentran en esa obra. Percibir lo auténtico, tener la sensación de que se está participando de algo sincero, sin artificios, provoca un momento único, fácilmente contagioso. Si, además, ese libro, esa película o ese lienzo consigue llegar al gran público, probablemente, se convierta en un gran éxito. Y, finalmente, será una obra de arte nacida en el sendero de las grandes. Esto es, exactamente, lo que ocurre con la ópera prima de Rory Jansen (Bradley Cooper), un joven escritor que ha luchado siempre por dedicarse a la literatura. De un día para otro, Jansen se convierte en una auténtica estrella del mundo editorial, fascinado, igual que el público, por su historia. Avalado por la veracidad que transmite su relato, a nadie se le ocurre pensar que tal vez no es suyo, que, a lo mejor, ni siquiera son sus palabras. En la cumbre de su éxito, el escritor se enfrenta a la verdad cuando un anciano (Jeremy Irons) le dice que él es el verdadero autor de esa novela.

Un historia dentro de la historia

La película de los debutantes Brian Klugman y Lee Sternthal juega en dos planos de la ficción, el de la historia de Rory Jansen en Nueva York y el del relato de la novela que le hace famoso. Este es una reinterpretación de la vida real de su verdadero autor, el anciano que interpreta el veterano Irons, un hombre que en su juventud también quiso ser escritor, que encontró a su amor y que vivió una tragedia en el París de la posguerra.

“Estábamos hablando de que Hemingway perdió algunas historias y eso abrió la caja de Pandora”

Cuando ambos se enfrentan, se enfrentan también dos mundos completamente diferentes, el mundo de hoy, donde el éxito, el dinero, la fama son los sueños dorados de millones de personas y el del siglo pasado, donde la vida y la muerte, donde el amor y la supervivencia, estaban por encima de todo los demás. En aquel, la verdad de una historia tenía más crédito que el mejor envoltorio.

Los textos perdidos de Hemingway

Brian Klugman y Lee Sternthal estaban trabajando en otro proyecto, “recuerdo que estábamos en un atasco, hablando de Hemingway y de que perdió algunas historias. Y eso abrió la caja de Pandora… ¿qué pasaría si alguien encontrara esas historias?” La pregunta abrió paso a un montón de ideas que se convirtieron en esta película.  Un filme protagonizado por un hombre, Rory Jansen que cae en una oscura trampa.

“¿Hay algo peor a que Dios te haya dado entusiasmo y pasión por algo para lo que no tienes talento?”

“Él en realidad no busca la fama, sólo quiere ser especial. Aunque eso suene triste o cínico, las cosas son así. En lo más profundo, todos queremos ser especiales por algo”, dice Zoë Saldana, que interpreta a la mujer del escritor. “Eso fue lo que me atrajo de la historia, la cruda realidad de alguien que quiere hacer algo grande, da igual lo que sea. Porque, ¿hay algo peor a que Dios te haya dado entusiasmo y pasión por algo para lo que no tienes talento?”.

 

 

Dirección: Brian Klugman y Lee Sternthal. Guion: Brian Klugman y Lee Sternthal. Producción: Michael Benaroya, Tatiana Kelly y Jim Young. Fotografía: Antonio Calvache. Montaje: Leslie Jones. Música: Marcelo Zarvos. Reparto: Bradley Cooper, Jeremy Irons, Dennis Quaid, Olivia Wilde, Zoë Saldana, Ben Barnes, Nora Arnezeder, Michael McKean, John Hannag, Jk. Simmons, Ron Rifkin y Zeljko Ivankek. Distribuidora: DeAPlaneta. Estreno: 31 de octubre. www.deaplaneta.com

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.