Conseguir el perdón

‘TODO SALDRÁ BIEN’ / El cineasta alemán Wim Wenders se alía con el actor James Franco para contar una historia de culpabilidad y perdón, un relato en el que cuenta también con la colaboración de Charlotte Gainsbourg. www.cinesrenoir.com

Wim Wenders conoció al guionista Bjørn Olaf Johannessen en el Laboratorio de Guionistas en Sundance. El primer guion del escritor noruego, Nowhere Man, ganó el primer premio del jurado, que presidía el cineasta alemán. Interesado en el trabajo de éste, Wenders le animó a que le enviara su siguiente historia. Un día, tiempo después, ésta estaba en el buzón de su casa. “No fui yo quien eligió la historia; ella me eligió a mí. Todo saldrá bien llegó a mi buzón de manera inesperada y en forma de guion, enviado por Bjørn Olaf Johannessen”.

James Franco es el protagonista de esta tragedia rodada en Canadá y en 3D. En ella interpreta a Tomas Eldan, un escritor que un día atropella a un niño con su coche. Aunque la culpa no ha sido de él, doce años después es incapaz de olvidar lo ocurrido. El accidente no solo le marcó a él, fue demoledor para la madre del pequeño, por supuesto, pero también afectó a la novia de Tomas y a algunas personas más.

Wim Wenders rodó en localizaciones de Canadá, en pleno invierno, con temperaturas muy duras para el trabajo

Todo saldrá bien es una historia de culpa y de perdón, un relato de redención y de tiempo. No todo el mundo necesita el mismo tiempo para conseguir el perdón o perdonarse a sí mismo. Hay sucesos en la vida de los que algunas personas no saben sustraerse hasta mucho tiempo después.

“Cuando Bjørn escribió la historia, estaba ubicada en ninguna parte. Cuando supe que necesitaba un paisaje montañoso con mucha nieve y que tuviese cerca una ciudad grande para poder ir y venir sin tener que depender de trenes o aviones, di de inmediato con el sitio idóneo, es decir, Montreal y Quebec“, recuerda Wim Wenders, que rodó en Canadá en pleno invierno, con temperaturas muy duras para el trabajo.

“Las estaciones son un componente esencial del filme y son la expresión del paso del tiempo”

Un trabajo que tenía una peculiaridad que complicaba un poco las cosas. La historia se desarrollaba a lo largo de doce años y en diferentes estaciones. “Grabar la mayoría de los interiores en Alemania nos habría simplificado bastante las cosas. Pero llegamos a la conclusión de que el accidente solo podía ocurrir en invierno y que el periodo de casi 12 años tenía que quedar debidamente representado. Es decir, las estaciones son un componente esencial del filme y son la expresión del paso del tiempo. Por lo tanto, quedó claro que rodaríamos en localizaciones originales mejor que en estudio, y que necesitaríamos al menos dos bloques de rodaje”, relata el productor Gian-Piero Ringel.

“Todo el equipo tendría que trasladarse a Canadá en dos ocasiones, y ambas veces hacer los preparativos y el rodaje como si fuesen dos películas. En la película terminada, notaréis que nos tomamos en serio tanto el lugar como el marco temporal de nuestra historia”, añade.

 

 

Dirección: WIM WENDERS. Guion: BJØRN OLAF JOHANNESSEN. Producción: Gian-Piero Ringel. Fotografía: Benoît Debie. Montaje: TONI FROSCHHAMMER. Música: Alexandre Desplat. Reparto: JAMES FRANCO, CHARLOTTE GAINSBOURG, RACHAEL MCADAMS, MARIE-JOSÉE CROZE, PATRICK BAUCHAU, PETER SORMARE, CÉLINE BONNIER Y PETER MILLER. Distribuidora: AVALON. Estreno: 24 de julio de 2015.

Puedes comprar tu entrada aquí.

 

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *