“Los homosexuales y lesbianas sienten que faltan historias positivas con final feliz”

Comparte en RRSS

‘A PRIMERA VISTA’ / El joven director Daniel Ribeiro acumula un abrumador número de premios en los festivales LGTB con su ópera prima, una hermosa historia del primer amor de un chico ciego y gay. www.cinesrenoir.com

Historia de un primer amor, la ópera prima de Daniel Ribeiro ha conquistado decenas de premios en los festivales LGTB de todo el mundo. “Los homosexuales y lesbianas sienten que faltan historias positivas con final feliz”, explica el joven cineasta, que dejó la responsabilidad de sus dos papeles principales en manos de Ghiherme Lobo y Fabio Audi.

A primera vista es la historia de Leonardo, un chico ciego de quince años que pasa el final del verano con su amiga de siempre. Agobiado por la sobreprotección de sus padres, el joven querría ir a estudiar al extranjero y conseguir más independencia. En ese momento de su vida, además, será cuando viva la experiencia del primer amor. Un amor que nace con la llegada al colegio de Gabriel, un nuevo estudiante.

LA GRAN ILUSIÓN.- Al parecer, Diana Almeida, la productora, quiso, después de leer el guion, hacer antes un cortometraje, ¿por qué?

DANIEL RIBEIRO.- El personaje fue lo primero que surgió. Yo quería hacer el largometraje, pero no tenía suficiente experiencia ni curriculum para conseguir el dinero para un proyecto que contaba la historia de un chico ciego que se descubría gay, por eso hicimos el cortometraje antes, una especie de piloto.

LGI.- ¿Cuándo nació la historia?

DR.- Pensé en cuándo fue la primera vez que yo me sentí atraído por otra persona y solo tenía memoria visual. Pregunté a mis amigos y me dijeron lo mismo. Entonces me pregunté cómo sería esa primera atracción sin poder ver.

“Pensé en la primera vez que me sentí atraído por alguien y solo tenía memoria visual”

LGI.- Ha decidido colocar en segundo plano la homosexualidad, ¿no quería hacer una película de denuncia?

DR.- Colocar en segundo plano la homosexualidad y en primer plano los conflictos de la ceguera es una apuesta desde el principio. Quería que el público, las personas no ciegas y no homosexuales, se identificara. Quería mostrar todo lo que tenemos en común a pesar de ser personas diferentes. Mi obsesión era un poco naturalizar. Creo que la historia que cuento sería muy parecida con cualquier otra persona, que podría ser gay o no y podría ser ciega o no. Esta es una historia de primer amor, descubrimiento en la adolescencia… Es mi forma de hablar sin una denuncia directa, sin mostrar el lado negativo, intentando acerca el personaje al público.

LGI.- Es abrumador el número de premios recibidos en festivales LGTB, ¿cuál es la explicación?

DR.- Creo que porque los homosexuales y lesbianas sienten que faltan historias positivas con final feliz, historias de amor posibles. En la realidad, hoy la gente conoce más historias de amor felices entre gays que lo contrario, es mucho más normal.

“Mi obsesión era naturalizar. Creo que la historia sería muy parecida con cualquier persona”

LGI.- En Brasil ¿cuál es la situación de los homosexuales?

DR.- En Brasil no es un tabú, pero… Cuando yo era adolescentes no había muchas referencias de personajes gays. Hoy, todas las telenovelas tienen al menos un personaje que es gay, y eso hace que estos personajes se conozcan y se popularicen. La visibilidad en este tema es muy importante, es una de las más importantes conquistas en décadas.

LGI.- ¿Podría decirse que la película es más una reivindicación sobre el sexo en la vida de las personas discapacitadas?

DR. También. Los propios padres tratan a sus hijos como personas asexuadas y eso es un problema social. El chico de mi película, a pesar de los conflictos que pueda tener por su ceguera, no ve esto como un problema. Es la sociedad la que ve los problemas en él, para él es normal. En la película sí hay cierta intención de reclamar el derecho de estas personas a una vida sexual.

“En la película hay cierta intención de reclamar el derecho de estas personas a una vida sexual”

LGI.- ¿Ha pensado cómo quiere que sea su cine?

DR.- Quiero hablar de personajes gays, pero no exclusivamente de su sexualidad. Quiero que sean personajes cotidianos, normales, con conflictos sobre otras cosas y que el hecho de que sean gays sea un detalle en la historia. Hay muchas películas en las que no me siento representado y me gustaría ver películas en las que viera reflejada a la comunidad LGTB como yo la percibo. Cuando eres adolescente y te das cuenta de que todavía no puedes contar que eres gay, el audiovisual te sirve de consejo. Hay unas cuantas películas dramáticas y trágicas, cuando yo era joven también sufrí, pero creo que faltan historias positivas.

LGI.- ¿Cree que se va consiguiendo disminuir la discriminación? Parece que los personajes homosexuales están mejor tratados en el cine que los de las mujeres…

DR.- Aunque hay películas que tratan a los gays de forma estereotipada, como caricaturas, es verdad que hoy es muy difícil ver una en la que el trato sea muy desfavorable, porque ya hay una conciencia grande sobre cómo hay que tratar a un personaje gay o lésbico. Las películas son mucho peor para las mujeres. Las mujeres sufren más que los gays en el cine.

(Foto entrevista: NACHO LÓPEZ)

 

 

Dirección: DANIEL RIBEIRO. Guion: DANIEL RIBEIRO. Producción: DIANA ALMEIDA. Fotografía: PIERRE DE KERCHOVE. Montaje: CHRISTIAN CHINEN. Reparto: GHIHERME LOBO, FABIO AUDI, TESS AMORIM, LÚCIA ROMANO, EUCIR DE SOUZA Y SELMA EGREI. Distribuidora: SURTSEY FILMS. Estreno: 17 de julio de 2015.

Puedes comprar tu entrada aquí.

Leave a Comment