Elena Martín: “Los Erasmus tienen una capacidad muy baja para enfrentarse a sus frustraciones”

‘JÙLIA IST’ / La ópera prima de Elena Martín, retrato de la generación Erasmus, se alzó con los premios a Mejor Película y Mejor Dirección en el Festival de Málaga Cine en Español. www.cinesrenoir.com

Lo que comenzó como un proyecto final de carrera de un grupo de amigos de la Universidad Pompeu Fabra se convirtió en la ópera prima que arrasó en Zonazine del Festival de Málaga Cine en Español, donde se alzó con el Premio Movistar+ a la Mejor Película y el Premio a la Mejor Dirección para Elena Martín. Protagonista también del filme, la joven directora, coguionista y actriz explica algunas de las claves del proyecto en esta entrevista.

Júlia Ist es la historia de una joven que se va con una beca Erasmus a Berlín, es la primera vez que sale de casa y en Alemania se tropieza con pequeños dramas y con el conflicto de no sentirse preparada para la independencia. María Castellvi, Marta Cruañas y Pol Rebaque son los otros guionistas. En el reparto, acompañan a la protagonista Oriol Puig, Laura Weissmahr, Rémi y Jakob Daprile.

LA GRAN ILUSIÓN.- ¿Cómo se gestó el largometraje?

ELENA MARTÍN.- Un grupo de amigos que estaban por distintos sitios con becas Erasmus empezamos a compartir experiencias, nos dimos cuenta de que no éramos capaces de lidiar con las cosas más básicas del día a día, con la independencia. Hicimos con ello el trabajo de fin de curso, una película de 50 minutos y luego nos pusimos en contacto con Lastor Media y rodamos dos años más hasta tener la película.

LGI.- Anteriormente usted protagonizó Les amigues de l’Àgata, una historia de la misma generación…

EM.- Sí, son referentes parecidos. La intención es mostrar un tipo de cine que retrata universos más cercanos a nosotros, más íntimos. Los profesores en la Universidad nos animaron a que contáramos cosas que nos quedaran cerca. Al principio intentamos un montaje más experimental, pero la película lo escupía.

“Nos dimos cuenta de que no éramos capaces de lidiar con las cosas más básicas del día a día, con la independencia”

LGI.- ¿Cómo es la generación Erasmus?

EM.- Es gente muy preparada, con formación, hablamos idiomas, de clase media y media alta y sin ningún conflicto externo. Personas muy protegidas con una capacidad muy baja para enfrentarse a sus frustraciones. Yo estuve en Berlín con dos becas y un trabajo, de modo que me podía mantener. El conflicto fue ver que no éramos capaces de cosas evidentes como estar solo. Yo hablo alemán desde los tres años y resulta que allí no entendía las clases. Son dramas muy pequeños y te enfadas contigo mismo por sentirte tonta y poco valiente.

LGI.- ¿Era importante retratar en la películas las diferencias culturales?

EM.- Sí. Queríamos hablar del choque cultural. En Alemania, la gente se independiza a los 18 o 19 años. No tienen familias tan protectoras como nosotros y son más solitarios y menos dependientes emocionalmente.

LGI.- ¿Le sirvió su estancia en Berlín para salir de esa burbuja?

EM.- En cierto modo. Pero en la película ella no resuelve nada. Se tiene que enfrentar a sentirse perdida y no lo resuelve. Al escribir la película nos dimos cuenta de que el tema no era construir una vida nueva, sino vivir un simulacro de independencia. Si te tomas la beca Erasmus como un intento real de integración, puedes sacar muchas cosas de ahí. Facilita las relaciones, la empatía…

“Al escribir la película nos dimos cuenta de que el tema no era construir una vida nueva, sino vivir un simulacro de independencia”

LGI.- El personaje se siente fuera de lugar también a la vuelta a España…

EM.- Personalmente, desde que volví sentí que mi estancia en Berlín había sido fructífera. Ponerte en situación de vivir en situaciones distintas te da más perspectiva.

LGI.- ¿La convivencia con otros jóvenes europeos le hizo pensar en Europa de otra manera?

EM.- Sí, por primera vez entendí lo que significaba Europa. Una vez en Berlín coincidimos con un grupo de gente de EE.UU., las diferencias de todos nosotros con ellos sí que eran grandes, ahí sí que había un choque cultural.

LGI.- ¿Cómo es ser española en Alemania?

EM.- Mi experiencia es que los alemanes piensan que las mujeres españolas estamos allí para ir de fiesta y follar mucho. Así que pienso lo heavy que debe ser para el que tiene que irse allí a trabajar, como emigrante, a buscarse la vida. Allí, los alemanes siempre hacían bromas sobre los mediterráneos y sobre que teníamos menos dinero que ellos. Al principio parecen hostiles, pero solo es la forma. Barcelona es una ciudad muy pequeña, mientras que Berlín es muy grande, muy abierta y muy tolerante.

“Al ser mujer sí hay que demostrar siempre un poco más. Es algo que se nota en cosas muy sutiles”

LGI.- ¿Ha notado especialmente el hecho de ser mujer?

EM.- Claro. No lo noto como mi abuela, pero al ser mujer sí hay que demostrar siempre un poco más. Es algo que se nota en cosas muy sutiles.

LGI.- La película ha tenido unas críticas estupendas y ha ganado premios importantes, ¿cuál cree que son las virtudes que tiene?

EM.- Creo que de alguna forma hay cierto hambre de estas historias, más cercanas y menos de género. También se ha valorado mucho el registro interpretativo. Creo que es una historia con la que la gente se puede sentir identificada.

LGI.- A partir de ahora ¿su intención es seguir dirigiendo y actuando o solo una de las dos cosas?

EM.- No, las dos cosas, no concibo una cosa sin la otra. Por el momento, he trabajado en Con el viento, una película de Maritxell Collel que cuenta la historia de una bailarina consagrada que vuelve a su pueblo y se reencuentra con su familia. Yo interpreto a su sobrina. Además estoy codirigiendo una obra de teatro, una adaptación de un texto de Marc Ravenhill. Y en septiembre me quiero poner a escribir.

 

Dirección: ELENA MARTÍN. Guion: MARÍA CASTELLVI, MARTA CRUAÑAS, ELENA MARTÍN Y POL REBAQUE. Producción: MARTA CRUAÑAS, SERGI MORENO Y TONO FOLGUERA. Fotografía: POL REBAQUE. Montaje: ARIADNA RIBAS Y DIANA TOUCEDO. Reparto: ELENA MARTÍN, ORIOL PUIG, LAURA WEISSMAHR, RÉMI, JAKOB DAPRILE, ANNA SABATÉ, CARLA LINARES. Distribuidora: AVALON. Estreno: 16 de junio de 2017.

Puedes comprar tu entrada aquí.

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *