Una cabaña en el monte

‘100 DÍAS DE SOLEDAD’ / Gerardo Olivares y José Díaz se alían para mostrar el experimento de este segundo, el de la vida cien días en solitario conviviendo solo con la naturaleza. www.cinesrenoir.com

Walden o La vida en los bosques, de Thoreau, inspiró a José Díaz, que después de releer el libro quiso “emular, casi dos siglos después, a este gran filósofo natural. Me planteé recluirme en mi cabaña durante un largo periodo de 100 días, siendo autosuficiente y desconectándome absolutamente del mundo real y sus avances. No dispuse de electricidad, ni móvil, ni televisión, ni internet, ni reloj… Solo yo con la naturaleza”.

Y ahí empezó la gran aventura de José Díaz que se ha convertido en esta película, 100 días de soledad, un experimento vital sobre la relación del hombre con la naturaleza, sobre la vida en soledad, sobre la supervivencia… “Este proyecto es, además, una invitación a la vuelta a los orígenes”, explica Díaz.

“Me planteé recluirme en mi cabaña durante un largo periodo de 100 días, siendo autosuficiente”

Codirigida junto a Gerardo Olivares (La gran final, 14 kilómetros, Entrelobos, Brothers on the Wind, El faro de las orcas, Hermanos del viento…), la película muestra esta vivencia de José Díaz, recluido en una cabaña del Parque Natural de Redes (Asturias), desconectado completamente del resto del mundo y de todos sus avances.

Así, este hombre sigue los pasos que ya otros dieron antes y que él mismo recuerda. Ahí está D. Thoreau y el libro mencionado antes, que surgió de su propia experiencia. El filósofo, el 4 de julio de 1845 se trasladó a vivir en la cabaña que él mismo había construido en Walden Pond. Durante dos años escribió allí la obra homónima en la que describía su economía doméstica, sus experimentos en agricultura, sus visitantes y vecinos, las plantas y la vida salvaje.

“Este proyecto es, además de muchas otras cosas, una invitación a la vuelta a los orígenes”

Con él, Richard Proenneke (1916-2003), que con 52 años dejó atrás su pasado para embarcarse en la aventura de su vida y buscar, en esencia, su libertad. Se retiró, en soledad, a un lugar recóndito de Alaska, donde construyó a mano una cabaña y pasó los siguientes 30 años en armonía con su entorno. “Asceta de su pasado, la historia le ha convertido en uno de los más famosos eremitas de Norteamérica”.

Y el escritor y aventurero Sylvain Tesson (1972), que se prometió a sí mismo “vivir como un ermitaño en el fondo de los bosques” antes de los cuarenta con el propósito de alejarse del mundo y conocerse. Este empeño le llevó a las inmediaciones del lago Baikal, situado en la taiga rusa. Durante seis meses, vivió en la cabaña de un geólogo provisto de comida, una surtida biblioteca de sesenta títulos, material de supervivencia, y una admirable fortaleza interior.

Dirección: JOSÉ DÍAZ Y GERARDO OLIVARES. Guion: JOSÉ DÍAZ Y GERARDO OLIVARES. Producción: JOSÉ MARÍA MORALES. Montaje: JUAN BARRERO Y CARLOS DE HITA. Música: PABLO DÍAZ. Distribuidora: WANDA FILMS. Estreno: 16 de marzo de 2018.

Puedes comprar tu entrada aquí.

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.