Janus Metz Pedersen: “Borg y McEnroe parecían opuestos, pero tenían muchas cosas en común”

‘BORG MCENROE’ / Janus Metz Pedersen lleva al cine la legendaria final de Wimbledon de 1980 que enfrentó a Björn Borg y John McEnroe, con los actores Sverrir Gudnason y Shia LaBeouf. www.cinesrenoir.com

El 5 de julio de 1980 se jugó un partido de tenis legendario, probablemente el más famoso de la historia de este deporte. Era la final de Wimbledon. Se enfrentaron Björn Borg y John McEnroe, que protagonizaron una hazaña deportiva inolvidable. Ahora, el cineasta Janus Metz Pedersen recupera aquel encuentro en una película que pasó por el Festival de San Sebastián.

Los actores protagonistas son el sueco Sverrir Gudnason y el americano Shia LaBeouf, que dan vida a Borg y McEnroe respectivamente. Junto a ellos, el veterano Stellan Skarsgard, que se alzó con el galardón al Mejor Actor en los Premios Guidbagge de la Academia de Cine de Suecia por este trabajo.

Borg McEnroe se centra en aquel enfrentamiento mítico para preguntarse y preguntar al espectador qué motivos conducen a alguien a convertirse en una persona como aquellos dos deportistas, sometidos a una tensión extrema de la que no pueden –o no quieren- escapar.

LA GRAN ILUSIÓN.- ¿Usted es de Borg o de McEnroe?

JANUS METZ PEDERSEN.- De ninguno, esos tenistas son demasiado leyendas. Todos tienen su verdad. Aunque hay en los dos cosas en que te puedes reconocer a ti mismo, cada uno tiene sus propias cualidades.

“Me interesan los seres humanos y estos en concreto son dos leyendas, dos seres humanos gigantes”

LGI.- Y el tenis, ¿le interesa especialmente?

JMP.- No. Me interesan los seres humanos y estos en concreto son dos leyendas, dos seres humanos gigantes. Al hacer la película me he acercado más al tenis, pero sobre todo a cómo el tenis tiene que ver con la soledad, con la tensión.

LGI.- Precisamente el elemento tensión es esencial en la historia.

JMP.- Es el punto fundamental de la película. Se trata de reflexionar sobre la forma en que te enfrentas a esa tensión y aún más, ¿por qué te transformas en una persona que tiene que actuar a ese nivel?

“Supongo que muchos nos hemos preguntado qué empuja a un chaval a ser el mejor del mundo. ¿Cómo se llega a ser Messi?”

LGI.- ¿Por qué?

JMP.- Probablemente es una necesidad especial para sentirte libre o piensas que tu vida así tendrá algún sentido. Podría haber sido la historia de dos artistas, de dos hombres de negocios. Supongo que muchos nos hemos preguntado qué empuja a un chaval a ser el mejor del mundo. ¿Cómo se llega a ser Messi? ¿cómo se hace para que uno se transforme en uno de ellos?

LGI.- Borg y McEnroe parecieron personajes completamente opuestos ¿lo fueron?

JMP.- Sí y no. Es interesante la diferencia entre ellos, en la superficie están luchando dos opuestos y los dos representan formas distintas de posicionarse en la vida, pero en la pista entre ellos se crea una especie de sinergia y debajo de la superficie tienen cosas en común. Son personajes interesantes en cada una de sus formas.

“Con McEnroe era importante la estructura familiar, la presión de los padres y una especie de oscuridad existencial”

LGI.- La película incide en la relación de McEnroe con su padre.

JMP.- Ahí es importante la estructura familiar, la presión de los padres y una especie de oscuridad existencial. En ese caso se trata de buscar quién eres y de encontrar una respuesta.

LGI.- El partido de la película es famosísimo, todo el mundo sabe cómo terminó, ¿eso no es un gran inconveniente?

JMP.- Elegí la experiencia de experimenta desde las dos perspectivas, intentar contar la historia de cómo se sentían estando en sus zapatos. Aunque se conozca el resultado, hay suspense, drama, una tensión inmensa. Quería poner al público en esa perspectiva.

LGI.- Otra vez la tensión, ¿es vivir con esta tensión, entonces, lo que ha intentado comprender?

JMP.- Sí. La gente puede sacar la conclusión que quiera, pero para mí lo interesante de la historia es lo que te hace vivir con ese tipo de tensión. Creo que cualquier persona de carrera puede reconocer esa clase de tensión, porque me parece que es algo real para mucha gente.

 

Dirección: JANUS METZ. Guion: RONNIE SANDAHL. Producción: JON NOHRSTEDT Y FREDRIK WIKSTRÖM. Fotografía: NIELS THASTUM. Montaje: PER K. KIRKEGAARD Y PER SANDHOLT. Música: VLADISLAV DELAY, JON EKSTRAND, CARL-JOHAN SEVEDAG Y JONAS STRUCK. Reparto: SHIA LABEOUF, SVERRIR GUDNASON, STELLAN SKARSGARD, TUVA NOVOTNY, IAN BLACKMAN, ROBERT EMMS, SCOTT ARTHUR. Distribuidora: ACONTRACORRIENTE FILMS. Estreno: 18 de mayo de 2018.

Puedes comprar tu entrada aquí.

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.