Los aires de libertad de Hungría que llegaron a Alemania del Este

‘LA REVOLUCIÓN SILENCIOSA’ / Lars Kraume recupera la vida política en Alemania Oriental en los años posteriores a la muerte de Stalin y antes de que se levantara el Muro de Berlín. www.cinesrenoir.com

En 1956, tres años después de la muerte de Stalin, los estudiantes húngaros salieron a la calle clamando por conseguir reformas liberales. La policía intervino y la manifestación se convirtió en el origen de una revolución que se extendió por todo el país y que consiguió que el Partido Comunista se disolviera.

Los personajes de La revolución silenciosa son también estudiantes, pero de la Alemania del Este. Dos de ellos cruzan secretamente al lado Occidental y se enteran por los noticiarios de la revuelta del pueblo húngaro. Todo en ellos es a partir de ese momento admiración y cierta esperanza que quieren compartir.

“Primero en Polonia, luego en Hungría, las personas se sintieron animadas a exigir más independencia y derechos”

Esa lucha por la libertad de los húngaros despierta las simpatías en toda una clase de alumnos, jóvenes que están a punto de graduarse y que deciden solidarizarse con sus vecinos europeos. La acción que llevan a cabo es guardar un minuto de silencio en  las aulas, honrando a las víctimas. Están desafiando las doctrinas ideológicas del Este, que no compartía la misma situación que Hungría.

Dirigida por Lars Kraume, autor de la estupenda película El caso Fritz Bauer, y escrita por él mismo junto con Dietrich Garstka –que ha recurrido a sus recuerdos personales para escribir la historia-, la película está protagonizada por Joan Dassler, Michael del Coco y Judith Engel. Les acompañan, entre otros, Tom Gramenz y Michael Gwisdek.

“Este levantamiento fue definitivamente más importante para las personas que vivían en el bloque del Este que en los observadores de Occidente”

“El levantamiento de Hungría tuvo lugar porque Jrushchov cambió la dirección política después del régimen de terror de Stalin. Primero en Polonia, luego en Hungría, las personas se sintieron animadas a exigir más independencia y derechos. Pero la voluntad de los rusos de soltar las riendas no fue tan lejos”, explica el director.

En aquella situación, Occidente utilizó el levantamiento de Hungría para sus propios propósitos de propaganda. “Y Oriente trató de limitar el daño con su propia propaganda”, añade Kraume, quien concluye: “Pero en general, este levantamiento fue definitivamente más importante para las personas que vivían en el bloque del Este que en los observadores de Occidente. En el mismo año ellos tuvieron que lidiar con la crisis de Suez y con otros acontecimientos políticos del mundo de los que presumiblemente estaban más preocupados”.

Dirección: LARS KRAUME. Guion: DIETRICH GARSTKA Y LARS KRAUME. Producción: MIRIAM DÜSSEL, SUSANNE FREYER, KALLE FRIZ, ISABEL HUND Y THOMAS KUFUS. Fotografía: JENS HARANT. Montaje: BARBARA GIES. Música: CHRISTOPH KAISER Y JULIAN MAAS. Reparto: JONAS DASSLER, MICHAEL DEL COCO, JUDITH ENGEL, TOM GRAMENZ, MICHEL GWISDEK, MAX HOPP. Distribuidora: KARMA FILMS. Estreno: 20 de julio de 2018.

Puedes comprar tu entrada aquí.

 

 

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.