“Tengo que hacer esto, ¿con quién tengo que hablar?”

“Tengo que hacer esto John, ¿con quién tengo que hablar?” Fueron las palabras casi desesperadas de Dustin Hoffman al director de fotografía John de Borman después de leer el guion de El cuarteto. La historia, una adaptación de la obra de teatro de Ronald Harwood, hizo despertar en este veterano actor, uno de los más famosos del planeta, el antiguo deseo de ponerse tras la cámara. Ahora, Dustin Hoffman director firma esta historia de amor, de ambición y celos profesionales, de vejez y arte, de rencores y de reencuentros.

El cuarteto se desarrolla en la Casa Beecham, una residencia para músicos y cantantes, un lugar inspirado en la mansión que Verdi se construyó en Milán y que, a su muerte, dejó para que en ella pudieran vivir otros artistas (la película documental Tosca’s Kiss contaba esta historia). Allí han comenzado a correr rumores de que pronto llegará un nuevo huésped, alguien muy famoso. Reginald Paget (Tom Courtenay), Wilfred Bond (Billy Connolly) y Cecily Robson (Pauline Collins) no hacen mucho caso de ello hasta el día que ven entrar por la puerta a su ex compañera de cuarteto, Jena Horton (Maggie Smith). Cuando se separaron, ésta inició su carrera en solitario, que acompañó con un ego desmesurado y muy molesto para los demás y que acabó no sólo con su gran amistad, sino también con su matrimonio con Reggie.

“Es posible crecer”

“Alguien dijo una vez que ser viejo no es divertido, cuando tu cuerpo envejece, te haces más vulnerable, pero siempre he creído que tu alma se puede expandir. Tengo casi 75 años y creo que pueden ocurrir tres cosas si tienes la suerte de sobrevivir tanto tiempo: creces, vas para atrás, o te estancas, algo que me parece igual que retroceder. Pero es posible crecer”, afirma Dustin Hoffman, que se ha rodeado de un maravilloso grupo de actores para su debut en la dirección.

Billy Connolly: “No soy joven ni por asomo, pero estoy vivo. Me niego a aceptar la cifra y no me comporto como un viejo”

Maggie Smith, Tom Courtenay, Billy Connolly, Pauline Collins… todos tienen, además, idéntica  manera de percibir la vejez. “No soy joven ni por asomo, pero estoy vivo. Me niego a aceptar la cifra y no me comporto como un viejo. Siempre he sentido que no tenía sentido”, dice Connolly, quien, como sus compañeros de reparto, cree que el hecho de ser artista hace más fácil esa manera de enfrentarse al paso del tiempo.

“Si haces un trabajo ordinario, cuando tienes 65 años te vas, pero si eres actor o cantante, puedes seguir hasta que caigas muerto. Alguien te contratará. O espero que lo haga”, dice Michael Gambon, mientras que Maggie Smith añade: “Los personajes de la película, al ser todos músicos, tienen ese gran deseo de continuar, y de hecho lo hacen. Todavía luchan por hacer lo que hacían hace años”.

Hoffman y la música

La música es una de las primeras pasiones de Dustin Hoffman, que empezó a estudiar piano a los cinco años. Su sueño era convertirse en pianista de jazz, así que no se ocupó mucho de la ópera hasta que comenzó con la interpretación y conoció a Robert Duvall. “Empecé a estudiar teatro en Nueva York en el 58 y conocía a este tipo, un actor sin trabajo como yo, llamado Robert Duvall. Uno de sus hermanos era cantante de ópera, y todos nos hicimos compañeros de habitación, así que conocí a unos cuantos cantantes de ópera”.

Michael Gambon: “Si eres actor o cantante, puedes seguir hasta que caigas muerto, alguien te contratará”

“Recuerdo ir a una ópera sin saber nada de ella. Era Carmen, con Jessy Norman y recuerdo que tenía buenos asientos, porque fue después de hacer El Graduado. Estaba sentado allí, viéndola hacer un aria y no me di cuenta de que llevaba llorando un minuto. No sabía lo que estaba cantando, pero estaba haciendo algo que no era de este mundo, algo sobrehumano”, explica el actor y director, que ha reunido cine y música, sus dos pasiones, en este debut en la dirección.

 


 

Dirección: Dustin Hoffman. Guion: Ronald Harwood, sobre su propia obra de teatro. Producción: Finola Dwyer y Stewart Mackinnon. Fotografía: John de Borman. Montaje: Barney Pilling. Música: Dario Marianelli. Reparto: Maggie Smith, Michael Gambon, Billy Connolly, Sheridan Smith, Tom Courtenay, Pauline Collins, Andrew Sachs… Distribuidora: Vértigo Films. Estreno: 25 de enero de 2013. www.vertigofilms.es

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *