Todos quieren a Christian Bale

Es uno de los grandes talentos del cine. Este británico, que ha interpretado a repugnantes villanos, a niñatos sin escrúpulos o a superhéroes emocionalmente complicados, es uno de los protagonistas y el único actor occidental de Las flores de la guerra, en la que Zhang Yimou recupera el trágico recuerdo de un episodio de la masacre de Nanjing. Hoy, más de 25 años después de sus inicios, se le rifan los mejores cineastas del mundo.

 

Insultó a un director de fotografía en Terminator Salvation, ha tenido desencuentros muy graves y públicos con miembros de su familia, Nathalie Portman no se llevó bien con él y terminó llamándole arrogante… no debe ser fácil, aún así grandes cineastas están dispuestos a correr el riesgo con tal de trabajar con él.

Christian Bale debutó en el cine a lo grande, con Steven Spielberg en El imperio del sol (1987). Aquel papel, para el que se habían presentado 4.000 chicos, le permitió demostrar que tenía algo auténtico para la interpretación. Así, un año después estaba haciendo un papel en el Enrique V, de Kenneth Branagh, y al año siguiente era el joven Jim Hawkins de La isla del tesoro, donde se medía con un imponente Long John Silver, ni más ni menos que Charlton Heston. Mujercitas, Retrato de una dama, La verdadera historia de Hamlet, príncipe de Dinamarcafueron títulos de su paso por la juventud hasta la madurez, en que ya sí se reveló como uno de los grandes actores de estos días.

En el año 2000, de pronto, se convirtió en el depravado Patrick Bateman de American Psycho y en Walter Wade Jr., el niñato perverso de Shaft, the Return. Unos años después en El maquinista hizo una transformación física con la que demostró hasta dónde estaba dispuesto a llegar en su profesión. Adelgazó más allá del límite con lo saludable.

Y entonces apareció Batman Begins, para la que se puso en forma y aprendió artes marciales. Bruce Wayne le permitió mostrar otra faceta diferente, la de tipo complicado y con un pasado emocionalmente difícil (“No importa cómo me llame, se nos conoce por nuestros actos”).  Christopher Nolan sigue contando con él para cada nueva película que hace, pero también le han buscado Terrence Malick, con el que hizo El nuevo mundo y con el que ha rodado ya dos películas más (aún por estrenar), Werner Herzog (Rescate al amanecer), Michael Mann (Enemigos públicos), Todd Haynes (I´m not There), David O. Russell (The Fighter)… Y dicen que estará en los nuevos proyectos de Clint Eastwood, Darren Aronofsky y Spike Lee.

Steven Spielberg, que desde aquella película que hicieron juntos ha seguido de cerca la carrera de Bale, fue quien le recomendó a Zhang Yimou que ofreciera al británico el papel de John Miller de Las flores de la guerra. Con este personaje, Christian Bale renueva una vez más su imagen al interpretar a un vividor, un tipo ruin dispuesto a aprovecharse de la muerte y de la guerra, y que termina convirtiéndose en el héroe involuntario que pidieron las circunstancias.

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.