‘Días de pesca en Patagonia’ / El ritmo vital de Carlos Sorín

Un drama narrado al ritmo vital de Carlos Sorín, así es Días de pesca en Patagonia, película con la que el cineasta vuelve a trabajar con actores no profesionales, aunque el papel principal lo ha dejado en manos de un veterano, Alejandro Awada.

Carlos Sorín vuelve a la Patagonia con su nueva película, historia de un hombre que intenta recomponer su vida, sobre todo su relación con su hija, una vez que ha superado su adicción al alcohol.  Allí, en la América más austral, donde parece que termina la tierra y terminan también las oportunidades que se nos han concedido, los personajes de este relato se acercan paso a paso a su destino.

Alejandro Awada es Marco Tucci, un tipo que ha vivido en el infierno de una adicción al alcohol. En pleno proceso de superación de ésta y siguiendo el consejo de buscar alguna actividad, decide viajar hasta Patagonia, a Puerto Deseado, e iniciarse en la caza del tiburón. Además, pretende reencontrarse con su hija, que vive allí y a la que no ve hace años.

La sonrisa de Alejandro Awada

No hace Sorín con esta historia un terrible drama familiar. El desencuentro entre padre e hija existe, el dolor que ello ha provocado, también, el tiempo de felicidad compartida se ha esfumado, pero el cineasta no está dispuesto tampoco esta vez a cargar las tintas. Y su mejor cómplice en esta apuesta es Alejandro Awada, que mantiene una formidable sonrisa casi cada minuto de esta historia.

“Esta es una película donde lo que importa casi nunca se dice, casi nunca se verbaliza”

Días de pesca en Patagonia es, en palabras el propio director, “una película donde lo que importa casi nunca se dice, casi nunca se verbaliza. En todo caso son los gestos, los silencios y las miradas las que articulan la historia del filme dejando espacio para que el espectador reconstruya, con su historia personal, la película en su mente”. Sorín propone, pues, al espectador. No le cuenta qué pasó entre ese padre y esa hija, es innecesario, lo importante es que se distanciaron y que ahora el padre quiere arreglar ese desastre. Qué ocurrió o no ocurrió es anecdótico una vez que han vuelto a verse.

“Un modelo para armar”

“Parto de lo que es casi un ‘dogma’ pera mí: las películas no ocurren en la pantalla sino en la mente del espectador. Por lo tanto es éste quien con su sensibilidad y su experiencia completa el filme. El filme en realidad es sólo un modelo para armar”, añade Sorín, que reconoce que en los últimos años ha vivido bajo la influencia de los cuentos de Raymond Carver, donde hay muchos personajes que intentan abandonar el alcohol y recuperar sus vidas.

“Para mí las películas no ocurren en la pantalla sino en la mente del espectador”

“Marco, el protagonista de Días de pesca en Patagonia es un hermano mellizo de cualquiera de los héroes de Carver. Y lo que resulta más conmovedor en esos cuentos, y ojalá lo sea también en el filme, es que uno sospecha que todos esos esfuerzos son inútiles y que en general se trata de batallas perdidas de antemano. Bueno, la película es la historia de una batalla seguramente perdida. El espectador decidirá”.

Dirección: Carlos Sorín. Guion: Carlos Sorín. Progo Sigman y Carlos Sorín. Fotografía: Julián Apezteguia. Montaje: Mohamed Rajid. Música: Nicolás Sorin. Reparto: Alejandro Awada y Victoria Almeida. Distribuidora: Wandafilm. Estreno: 15 de marzo de 2013. www.wandafilms.com

 

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.