Sacerdote cisterciense, oso gruñón o capitán del siglo XVI

Lambert Wilson es uno de esos actores que ha ido sembrando poco a poco y ahora recoge los frutos. Siempre presente en la gran pantalla, especialmente gracias a su participación en las superproducciones americanas (Catwoman, Matrix…), desde hace unos años, tal vez por su menor presencia en el teatro, le hemos visto en más papeles protagonistas del cine europeo. Con Como los demás, donde interpretaba a un homosexual dispuesto a tener un hijo, y con De dioses y hombres (encarnaba a un monje cisterciense) volvió a ocupar un lugar destacado. Muy recientemente le hemos visto en la comedia Molière en bicicleta y ahora en la película de Eric Lavaine Barbacoa de amigos.

Con una prodigiosa voz, Lambert Wilson es también cantante y uno de los actores más solicitados para poner su voz a criaturas de animación. Otros papeles suyos que están ya en la memoria de todos son, entre muchos más, el del capitán Pedro de Ursúa en El Dorado, de Saura; el del investigador de Un plan brillante, al lado de Michael Caine, o el oso gruñón al que puso su voz en Ernest y Célestine.

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *