La noche en que se salvó París

‘DIPLOMACIA’ / El prestigioso cineasta Volker Schlöndorff conquistó el Premio a la Mejor Dirección en la 59 Seminci de Valladolid, donde Niels Arestrup se alzó con el Premio al Mejor Actor. Éste y André Dossollier protagonizan el filme, una histroia de la noche anterior a la fecha en que Hitler había ordenado volar París.

Hitler ordenó al general Dietrich von Cholitz que defendiera París hasta el final o que lo destruyera en caso de caer en manos del enemigo. Cargas explosivas se habían repartido por toda la ciudad, por sus principales monumentos y edificios, además de por todos los puentes que cruzan el Sena. Pero poco antes de que el militar diera la orden definitiva algo le hizo cambiar de parecer.

Aunque inspirada en hechos reales, la obra de teatro de Cyrill Gely en que se basa esta película inventa una reunión durante toda una noche entre Cholitz y el cónsul general sueco en París, Raoul Nordling. Ambos personajes sí mantuvieron encuentros, pero nunca en el escenario en que el autor les coloca y no la noche antes del momento en que debía ser destruida la ciudad. Esta es la histroia de Diplomacia, la de las horas en que ambos pasaron juntos, intentando uno convencer al otro de que se rebelara contra el deseo de Hitler.

Movimientos musicales

Volker Schlöndorff, que ha llevado al cine la obra de teatro con los mismos actores que la han interpretado en los escenarios, juega con un aparentemente imposible suspense en esta película. El espectador sabe, por supuesto, que París no se convirtió en escombros, de modo que la intriga se encuentra en la forma en que Nordling conseguirá romper la compacta barrera que es el propio Cholitz.

“Dividí el guion en varios movimientos musicales. Después de una introducción en andante, durante la que los dos personajes se estudian mutuamente, para adivinar cómo va a reaccionar el rival, llegan los asaltos en furioso -el tempo se acelera aquí vertiginosamente-, seguidos de momentos más sosegados. No es habitual encontrar unas interpretaciones tan fascinantes en unos actores que no buscan eclipsarse. Todo lo contrario. Niels Arestrup y André Dussollier pusieron su talento y oficio al servicio de la trama”, explica el cineasta, que a través de esta historia reflexiona acerca de la necesidad de las labores diplomáticas en el mundo de hoy y de las consecuencias de la reconciliación europea.

El tercer personaje

En Diplomacia, un cara a cara entre estos dos grandes intérpretes, hay un tercer personaje protagonista, la ciudad de París. “París no es el telón de fondo de la historia, en absoluto. ¡Es el tercer personaje! –dice Schlöndorff-. La ciudad tenía que ser ubicua, tanto cuando la oscuridad daba paso a la luz del amanecer como cuando las brillantes luces del hotel Meurice desaparecen en la semipenumbra causada por el apagón”.

“Cuando el general toma su decisión definitiva, que es el clímax de la película, la cámara nos muestra los tejados de París. De pronto irrumpe ante nuestra mirada todo el esplendor del Louvre, y también el imponente Grand Palais, y el Sacré-Coeur, y la Opera en el horizonte. Sólo entonces se nos revela este tercer personaje en todo su esplendor, sentimos su presencia fascinante, y entonces queda claro que París es el tema en torno al que gira la película”.

 

Dirección: VOLKER SCHLÖNDORFF. Guion: CYRILL GELY Y VOLKER SCHLÖNDORFF, sobre la obra de teatro de GELY. Producción: MARC DE BAYSER Y FRANK LE WITA. Fotografía: MICHEL AMATHIEU. Montaje: VIRGINIE BRUANT. Música: JÖRG LEMBERG. Reparto: ANDRÉ DUSSOLLIER, NIELS ARESTRUP, BURGHART, KLAUBNER Y CHARLIE NELSON. Distribuidora: ACONTRACORRIENTE. Estreno: 14 de noviembre de 2014.

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *