El infierno de la guerra

‘CORAZONES DE ACERO’ /  Brad Pitt encabeza el reparto de la nueva película de David Ayer, relato de una misión casi suicida de un grupo de soldados de la división acorazada en las últimas semanas de la II Guerra Mundial.

www.cinesrenoir.com

Brad Pitt lidera el reparto de la nueva película de David Ayer,  historia de un grupo de soldados americanos a bordo de un tanque Sherman en una misión mortal detrás de las líneas enemigas. Con guion del propio director, el resto del equipo artístico lo forman Shia Labeouf, Logan Lerman, Michael Peña, Jon Bernthal, Jason Isaacs y Xavier Samuel.

Despojada de la carga de sentimentalismo que habitualmente acompaña a las más típicas películas de Hollywood, Corazones de acero muestra con cierta crudeza el peligro real al que se enfrentaron los hombres de la división acorazada en la II Guerra Mundial. La brutalidad y desesperanza del conflicto aparecen en esta historia, donde destacan especialmente las interpretaciones de algunos de sus actores, entre ellos, la de Brad Pitt.

“En la división acorazada ganaron únicamente porque libraron un combate en su estado más crudo”

Éste es Don ‘Wardaddy’ Collier, un sargento de artillería al que encomiendan una durísima misión. Son las últimas semanas de la guerra y mientras los aliados comienzan su ofensiva definitiva en el frente europeo, este hombre se pone al mando de un tanque Sherman y de los  cinco soldados de su dotación. Deben introducirse en las líneas enemigas, en las costas europeas, y lanzar un ataque en pleno corazón de la Alemania nazi. Las dificultades crecen, además, con la presencia en el equipo de un soldado novato. Con todo ello, estos hombres deberán sobrevivir a los últimos días del conflicto.

“No creo que hayamos visto el horror físico que padeció la división acorazada. Sin hombres y potencia de fuego suficientes ganaron únicamente porque libraron un auténtico combate en su estado más crudo”, explica el productor Bill Block, que se embarcó en este proyecto junto a John Lesher, quien ya había trabajado anteriormente con David Ayer en Sin tregua.

“En la II Guerra Mundial luchabas hasta ganar, morir o sufrir una herida considerable y regresar a casa”

Ya casi se ha acabado la guerra y el moribundo elefante del imperio nazi se sostiene sobre sus últimas patas. La acción transcurre en un mundo diferente al que acostumbras a ver en el cine bélico, que celebra campañas victoriosas como la invasión del continente europeo, el desembarco en Normandía o la batalla de las Ardenas, en resumidas cuentas las famosas batallas en las que participaron las tropas americanas. Uno de los periodos olvidados es este último suspiro del imperio nazi frente a un desgastado ejército americano que lleva años luchando, al que le quedan pocos hombres y encima están agotados”, dice el director.

“En la II Guerra Mundial luchabas hasta ganar, morir o sufrir una herida considerable y regresar a casa –añade Ayer-. El régimen fanático se colapsa, es un momento de confusión donde el enemigo puede ser cualquiera. Es extremadamente duro para el alma del hombre combatir en estas condiciones”.

 

 

Dirección: DAVID AYER. Guion: DAVID AYER. Producción: BILL BLOCK, JOHN LESHER, ETHAN SMITH Y DAVID AYER. Fotografía: ROMAN VASYANOV. Montaje: DODY DORN Y JAY CASSIDY. Música: STEVEN PRICE. Reparto: BRAD PITT, SHIA LABEOUF, LOGAN LERMAN, MICHAEL PEÑA, JON BERNTHAL, JASON ISAACS, XAVIER SAMUEL… Distribuidora: SONY. Estreno: 9 de enero de 2015.

PUEDES COMPRAR TU ENTRADA AQUÍ

1 comentario

  • Víctor Sánchez dice:

    Bueno, la verdad es que tratándose de uno de mis géneros preferidos (el bélico) y viendo los buenos precedentes de su director, guionista y productor (David Ayer), es fácil darse por satisfecho con la calidad de esta película, y en mi caso desde luego lo he conseguido. Quizá hemos visto un montón de películas de guerras que tratan de forma espectacular y monumental lo que son las guerras y las batallas, pero no está de más que de vez en cuando, las películas sean algo más “pequeñas” y reduzcan su argumento a lo que ocurre entre 5 hombres muy diferentes y de sus vivencias y peripecias dentro de un tanque (y por supuesto convertir ese argumento en uno de esos relatos a priori simples y sencillos en historias “bigger than life” enfrentándose a retos aparentemente insuperables, que les gusta tanto a los yanquis narrar). No está mal el arrojo que demuestra el guionista/director teniendo en cuenta lo que da de sí el tema de la Segunda Guerra Mundial y lo apetecibles que son siempre los retratos de los malos-malísimos nazis……… Pero esta película es gracias a dios, otra cosa. Sin demasiados aspavientos, con una muy equilibrada dirección de actores tanto en la elección de cada personaje como en sus cuidadas interpretaciones, la verdad es que a través de gestos y miradas lo que nos transmiten estos personajes son las auténticas miserias y barbaridades (reflejadas en sus rostros en cada momento) que rodean a algo tan “inhumano” como es la guerra y el objetivo final de su misión: acabar con el ser humano que tienen enfrente (así de simple y así de terrible y cruel). Es curioso que veamos este tipo de relatos, que sintamos todas esas penurias y contradicciones morales que viven esos hombres, y que después de 3 o 4 millones de años sobre la faz de la Tierra, el ser humano no haya encontrado otra forma de solucionar los problemas que no sea a base de tiros y cañonazos…..

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *