La ciberdelincuencia inspira a Michael Mann

‘BLACKHAT – AMENAZA EN LA RED’ / Michael Mann vuelve a demostrar su talento como realizador en este trepidante thriller protagonizado por Chris Hemsworth y Wei Tang. Una película que, tras su apariencia de cine de acción, denuncia la extrema codicia del ser humano y sus consecuencias. www.cinesrenoir.com

Un acto de terrorismo informático, con el que un grupo de ciberdelincuentes consigue hacer estallar la cúpula de una central nuclear, pone en máxima alerta a las autoridades chinas y de EE.UU. Reunidos en una alianza sin precedentes, estos deciden pedir ayuda a Nicholas Hathaway, un hacker que cumple sentencia en una prisión federal, de donde le sacarán para que les ayude a atrapar a estos criminales que operan desde Los Ángeles a Yakarta, pasando por Hong Kong.

Chris Hemsworth y Wei Tang protagonizan este thriller, rodado magníficamente bien, como acostumbra a hacer Michael Mann. Viola Davis, Leehom Wang y Holt McCallany acompañan a la pareja en la cabecera del reparto, un equipo artístico que le permite al director poner en marcha una película de acción que, al mismo tiempo, denuncia la extrema codicia del ser humano y las terribles consecuencias de ésta.

“Si vas a rodar una película acerca de un ladrón, no ves otra película de ladrones, te codeas con unos cuantos ladrones”, dice el director, que hizo exactamente eso en cuanto decidió que haría esta película. Buscó personas realmente implicadas en el mundo al que él se lanzaría con esta historia e investigó todo lo que pudo sobre los temas que trata.

“Empecé a interesarme a partir del asunto Stuxnet, un malware diseñado por un equipo de estadounidenses e israelíes. Se apoderó de una central nuclear Natanz y se convirtió en el primer dron oculto. Y digo ‘oculto’ porque atacó, pero el efecto no fue conocido hasta 18 meses después”, explica.

A partir de ahí, Mann fue aventurándose más y más profundamente en los delitos cibernéticos y sus posibilidades e hizo un descubrimiento un tanto incómodo. “La primera revelación fue darme cuenta de nuestra porosidad y vulnerabilidad. Lo segundo fue entender que cualquier persona sentada en su sofá con los suficientes conocimientos informáticos y un ordenador bastante potente puede hacerlo desde el Bronx, Lagos o Bombay. Y por último me pregunté qué era realmente un ‘hacker blackhat’ ¿Qué le motiva? ¿Qué le aporta? Suele empezar con un chico de 16 años diciendo: ‘¿Que no puedo entrar? ¿Qué te apuestas?’ Aquí se inicia el reto. ¿Quién es Hathaway?”

Para contestar a su propia pregunta, el cineasta vuelve a demostrar los conocimientos adquiridos para rodar esta película y cuenta cómo “numerosos piratas informáticos han acabado en la cárcel antes de trabajar en ciberdefensa. Tal como ellos lo ven, no es muy distinto. Puede compararse a un ludópata, aunque hay una diferencia clave. Para el hacker, es escapismo a la inversa. La satisfacción positiva, una experiencia casi opiácea, es la misma, pero para el ludópata el resultado está en un mundo virtual. Para el pirata, al contrario, está en un mundo físico, material, real. La manipulación del código logra una reacción real, cinética. Y eso es parte del subidón”.

 

 

Dirección: MICHAEL MANN. Guion: MORGAN DAVIS FOEHL. Producción: THOMAS TULL, JON JASHNI Y MICHAEL MANN. Fotografía: STUART DRYBURGH. Montaje: JOE WALKER, STEPHEN RIVKIN, JEREMIAH O’DRISCOLL Y MAKO KAMITSUNA. Música: HARRY GREGSON-WILLIAMS. Reparto: CHRIS HEMSWORTH, TANG WEI, VIOLA DAVIS, RITCHIE COSTER, HOLT McCALLANY, YORICK VAN WAGENINGEN Y WANG LEEHOM. Distribuidora: UNIVERSAL PICTURES. Estrenos: 30 de enero de 2015.

Puedes comprar tu entrada aquí.

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.