Artistas y cine: las primeras vanguardias europeas

Comparte en RRSS

Seguimos con nuestra sección de relacionar el mundo de las artes plásticas y el audiovisual para hablaros de los inicios de esta fructífera relación, como podréis apreciar en el #FestivalRenoirVanguardias

Las primeras vanguardias históricas, nacidas en el primer tercio del siglo XX, después de la I Guerra Mundial se desarrollaron en torno a todos los tipos de artes; pero tienen en común la crítica a los valores estéticos dominantes y al propio concepto de arte.

Aunque existen múltiples movimientos vanguardistas los que emplearon en mayor medida el cine como vehículo de expresión fueron: el expresionismo alemán, el dadaísmo, el surrealismo francés y el constructivismo soviético

El expresionismo alemán

Fue un fenómeno nacional reflejo de la situación que se vivía en el imperio a comienzos del siglo XX. En él se defiende que los artistas se aproximen al objeto de forma libre e intuitiva, desde la visión del propio sujeto. Se debe tener la capacidad de mostrar lo interior de las cosas a través de su exterior; teniendo la libertad de deformar (o formar) su apariencia natural porque lo que le interesa es expresar sentimientos.

Las ideas del movimiento se aplican fundamentalmente a toda la construcción estética del film: decorados imposibles y fotografía e iluminación muy contrastada. Su anormalidad escenográfica cumple una función dramática y psicológica, y no como algo decorativo. Sin embargo, también se aprecia su influencia en el contenido: el cine mira hacia temáticas fantásticas o terroríficas con tramas barrocas.

SOBRE LOS AUTORES

F.W. Murnau se aleja en algunos aspectos de los valores «más puros» del movimiento si bien el vampiro de su famosa Nosferatu, en consonancia con el expresionismo, no se parece al clásico de Stoker en sus rasgos físicos: es un ser horroroso, de cráneo deforme, colmillos exageradamente largos y ojos saltones. Sin embargo, al contrario que otros seres malvados típicos del movimiento, sin una pizca de benevolencia (ya sean los doctores Caligari, o Mabuse, el científico de Metrópolis o Lola-Lola en El ángel azul) si se atisba en él sentimientos humanos. También rompe la norma de los espacios que contábamos anteriormente al utilizar los exteriores a la luz del día. 

Paul Wegener desde su primera obra El estudiante de Praga, se aprecia otro de los temas recurrentes del movimiento: la dualidad o el desdoblamiento perverso. Un personaje central, desencadenante de la acción, e veía sometido a estructuras espectaculares, que a su vez, eran la expresión elevada a su máxima potencia de la pesadumbre de su conciencia, y por ende, del sentimiento alemán a la deriva.

El Dadaísmo y el Surrealismo francés

Ambos movimientos se fundamentan en desequilibrar todos los sistemas y códigos establecidos. En el caso del Dadaísmo se origina por un grupo de artistas refugiados de la Primera Guerra Mundial en 1916 en Zurich (Suiza) y con el Surrealismo fue el pintor André Breton quien dio por fin forma al movimiento cuando firmó El manifiesto surrealista. Allí establece que debemos abandonarnos a la imaginación y de ella a la locura y concluye con que “los locos son víctimas de su imaginación, en el sentido que ésta les induce a quebrantar ciertas reglas, reglas cuya transgresión define la calidad de loco”.

El collage dadaísta de Hannah Höch

SOBRE LOS AUTORES

René Clair crecería con el pensamiento dadaísta a través de su amistad con el escritor Jacques Rigaut. Años más tarde el pintor Francis Picabia le pidió que realizase un film para proyectar en el entreacto del ballet Relâche, el cual crearía un gran escándalo que garantizará la notoriedad de Clair frente a la intelectualidad y los ambientes vanguardistas del París de la época. 

Luis Buñuel y Salvador Dalí representan la relación más estrecha entre cine y pintura que dejó como legado dos obras maestras a la historia del cine: Un perro andaluz y La edad de oro. La suya fue una amistad apasionada que se inició en la famosa Residencia de Estudiantes de Madrid y se iría distanciando con el devenir de los acontecimientos y el posicionamiento político de cada uno. Entre los elementos surrealistas que aparecen en las obras de ambos artistas están las hormigas que representaban el cosquilleo del deseo sexual frustrado y las manos que se relacionan con los excesos onanistas. También la disección, a través del bisturí que se relaciona con el tema del collage

El constructivismo soviético

Surgió en Rusia en 1914 y se hizo especialmente presente después de la Revolución de Octubre. Es el arte al servicio de la política, y tal como dijo Lenin «El Cine es la más importante de todas las artes y puede y debe desempeñar un gran papel en la revolución cultural como medio de educación generalizada….” Se promueve un cine útil, persuasivo y didáctico, donde la reflexión teórica es tan importante como la práctica . Además se da un enorme valor a la experimentación, y muy especialmente en el montaje

SOBRE LOS AUTORES

Serguéi Eisenstein opinaba que deben usarse los objetos, las personas o los acontecimientos como naturalezas muertas concebidas como fragmentos de una forma descompuesta, al modo de las facetas en un cuadro cubista. Sus encuadres, con predominio de líneas ascendentes y diagonales, que crean esa sensación dinámica, son la viva expresión de este movimiento

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.