Cannes-París, en cuarenta horas

Comparte en RRSS

‘PARÍS PUEDE ESPERAR’ / Una experiencia real vivida en el verano de 2009 animó a la guionista y directora Eleanor Coppola a dirigir su primer largometraje de ficción en el cine. www.cinesrenoir.com

Eleanor Coppola acompañaba a su marido, Francis Coppola, al Festival de Cannes. Era el año 2009 y la intención de la pareja era viajar después del certamen a Europa Oriental, donde él tenía unos negocios. Sin embargo, ella cayó con un enorme resfriado y sus planes tuvieron que cambiar. Afortunadamente, un socio de su marido iba a salir en coche hacia París y le propuso llevarla con él. Era perfecto, esa misma noche, Eleanor estaría en su apartamento parisino.

El viaje se alargó un poco, las siete horas calculadas al principio se convirtieron en cuarenta. Una vez en california, Eleanor Coppola contó todas las anécdotas de aquella aventura a una amiga, que la animó a que convirtiera esa experiencia en una película de ficción. París puede esperar es el resultado.

“La película es la crónica de un viaje real que hizo la directora con el encantador socio francés de su marido”

Protagonizada por Diane Lane, Arnaud Viard y Alec Baldwin, la película es la crónica de aquel viaje real de esta mujer con el socio de su marido, un tipo encantador, un francés obsesionado con la gastronomía, con el que descubrió muchas cosas nuevas para ella en esas cuarenta horas.

Eleanor Coppola es también la productora de este filme, el primero de ficción, después de años dedicada al documental, con el que se atrevía. “Tras seis años de maduración del guion, la cinta refleja tanto los placeres como los enojos que emanan de una situación que junta durante horas a una mujer norteamericana en una encrucijada vital y a un seductor francés que utiliza su encanto y su erudición para camuflar los problemas de su propia vida”.

“La historia refleja tanto los placeres como los enojos que emanan de una situación tan especial como aquella”

El desarrollo de París puede esperar, como si fuera reflejo de la situación real, también tuvo que ajustarse a accidente e improvisaciones. Especialmente, cuando el actor que debía interpretar al marido de la protagonista abandonó al tener que acudir a otro rodaje. Milagrosamente, esa noche Alec Baldwin llamó a Eleonor Coppola para pedirle un favor, que se pagó con el que ella le pidió a él.

Cuando Baldwin llegó a París, el equipo se encontró con que el permiso que tenía para rodar en el hotel Majestic se revocó de repente. “A un príncipe saudita le dio por ir a pasar las vacaciones a la Riviera… con 1.000 invitados. De repente se llenó el hotel por completo. Todas las habitaciones, ocupadas. Toda la ciudad reforzó al máximo la seguridad”. Encontraron otro sitio y, por fin, pudieron rodar.

 

 

Dirección: ELEANOR COPPOLA. Guion: ELEANOR COPPOLA. Producción: ELEANOR COPPOLA Y FRED ROOS. Fotografía: CRYSTEL FOURNIER. Montaje: GLEN SCANTLEBURY. Música: LAURA KARPMAN. Reparto: DIANE LANE, ALEC BALDWIN, ARNAUD VIARD, ÉLODIE NAVARRE, AURORE CLÉMENT. Distribuidora: FILMAX. Estreno: 16 de junio de 2017.

Puedes comprar tu entrada aquí.

 

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.