Clyde Barrow: «Robamos bancos»

Comparte en RRSS

La jungla del asfalto es una de las mejores películas de Huston, Mario Monicelli reunió a los grandísimos Marcello Mastroianni y Vittorio Gassman en Rufufú, Arthur Penn firmó con Bonnie and Clyde una de las primeras películas del nuevo Hollywood, la improvisación de Al Pacino en Tarde de perros (Sidney Lumet) se convirtió en la escena mítica de la película, el último gran éxito de lo que quedaba de Monty Python fue Un pez llamado Wanda, Sam Peckinpah se superó a sí mismo en Grupo salvaje, Bresson rodó secuencias irrepetibles en Pickpocket, Quentin Tarantino hizo un debut espectacular con Reservoir Dogs… Películas de atracos y ladrones, un género que tiene algunos de los títulos más sobresalientes del cine. Hay muchas más. Y ahora ¡Atraco!, de Eduard Cortés, se ha unido a la lista.

‘Atraco perfecto’ (Stanley Kubrick, 1956)

Para muchos, la mejor película de Stanley Kubrick. Inspirada en una novela de Lionel White, con guion propio y diálogos escritos por el genial Jim Thompson, era su tercer largometraje y estaba protagonizada por Sterling Hayden, Coleen Gray y Vince Edwards. El padre del cineasta liquidó su seguro de vida para que su hijo pudiera rodarla. El ex convicto Johnny Clay (Hayden) prepara con su banda el robo de la recaudación de un hipódromo, pero tenía bien claro que “hay que asegurarse de que la recompensa es digna de riesgo”.‘Atraco a las tres’ (José María Forqué, 1962)

Insuperable José Luis López Vázquez (“a ver, los atracadores, alinearse”) en esta película, en la que debutó en el cine Alfredo Landa. El resto del reparto, inolvidable, con Cassen, Manuel Alexandre, Gracita Morales y Agustín González, entre otros. Los trabajadores de un banco, agobiados por sueldos miserables,  deciden atracar su propia sucursal. Fue una burla de Forqué a la censura franquista, con la que conquistó ni más ni menos que cinco millones de pesetas de recaudación.

‘Toma el dinero y corre’ (Woody Allen, 1969)

Primer largometraje que dirigió en solitario Woody Allen, que también era el guionista y el protagonista. Interpretaba a un atracador absolutamente incompetente, Virgil Starkwell. Años más tarde, volvió a atracar en la ficción en Granujas de medio pelo, donde repetía en el papel de ladrón incapaz, Ray Winkler. En la primera, una serie de entrevistas retrataban al personaje, en la segunda, Winkler se instalaba en una pastelería para hacer el túnel en el que entrar al edificio de al lado y perpetrar el robo.

‘Le llaman Bodhi’, (Kathryn Bigelow, 1991)

Imposible olvidar las máscaras que utilizan los atracadores surferos de esta película, cada una con la cara de un ex presidente de los EE.UU. “Hola somos los ex presidentes, os hemos puteado durante muchos años, así que unos cuantos segundos más no tienen importancia”. La banda de esta ficción atracaba en noventa segundos. Patrick Swayze y Keanu Reeves eran los protagonistas, el cabecilla de los ladrones y un agente novato del FBI.

‘Plan oculto’ (Spike Lee, 2006)

Denzel Washington hizo en esta película una de sus mejores interpretaciones y tuvo entre la manos, sin duda, uno de los mejores papeles de su carrera. Policía oscuro y con problemas, se enfrentaba a un atraco con secuestro en un banco de Manhattan. El inteligente líder de la banda de ladrones era Clive Owen, pero las sorpresas del reparto no terminaban ahí, Christopher Plummer interpretaba al dueño del banco y Jodie Foster, a una bróker propietaria de una agenda poderosa.

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.