Con nombre de mujer

Comparte en RRSS

John Cassavetes en 1980 y Sidney Lumet en 1999, con Gena Rowlands y Sharon Stone, respectivamente, pusieron el nombre de Gloria a sus películas. La segunda era el ‘remake’ de la primera. Ahora se estrena Gloria, de Sebastián Lelio, que nada tiene que ver con estas otras. Paulina García, que ganó en Berlín el Oso de Plata por este trabajo, es la protagonista del filme, una actriz que con su trabajo ha fortalecido la tradición de grandes papeles y grandes películas con nombre de mujer.

Eva al desnudo (Mankiewicz, 1950), con una sobresaliente Bette Davis; Cleopatra, del mismo director (1963), con una bellísima y poderosa Elizabeth Taylor; La tía Tula, primera película de Miguel Picazo que confió, y acertó de pleno, en Aurora Bautista para el papel principal; Irina Palm (Sam Garbarski, 2007), con una genial Marianne Faithfull, Thelma & Louis (Ridley Scott, 1991), Melinda y Melinda (Woody Allen, 2004), Amelie (Jean-Pierre Jeunet, 2001)…

Ryta Hayworth protagonizaba una de las escenas más famosas del cine en Gilda (Charles Vidor, 1946), el legendario momento en que se quita el guante mientras canta Putt he Blame on Mame en el escenario. En realidad ella hacía playback y la voz era de Anita Ellis. Después venía la conocida y polémica bofetada.

Tan sensual como aquella estaba Sue Lyon en Lolita (1962), adaptación al cine que dirigió Kubrick sobre la novela de Nabokov. En esta coproducción, James Mason estaba impresionante, Peter Sellers hacía una nueva demostración de talento y Shelley Winters bordaba su trabajo interpretando a la madre de la joven Lolita.

Alfred Hitchcock dirigió a Laurence Olivier y a Joan Fontaine en Rebecca (1940), en la adaptación al cine de la novela de Daphne du Maurier. El título es el nombre de una mujer muerta, una viuda que está, aunque sin aparecen en pantalla, absolutamente presente en toda la película. Fue la primera película de Hitchcock en Estados Unidos.

Y con nombre de mujer también otro clásico del cine, Laura (Otto Preminger, 1944), protagonizado por Gene Tierney y Dana Andrews. Magnífica película de cine negro que fue candidata a cinco premios Oscar, aunque solo conquistó uno, el de Mejor Fotografía (obra de Joseph LaShelle). El de Dirección se lo arrebató a Preminger Leo McCarey, director de la película triunfadora aquel año, Siguiendo mi camino.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.