Cuando el deseo de ser padres se convierte en obsesión

Comparte en RRSS

‘LA HIJA’ / El cineasta Manuel Martín Cuenca explora los límites del deseo de la maternidad y paternidad, la frustración y la obsesión del que no puede. El filme se presentó en el Festival de San Sebastián. www.cinesrenoir.com

“Quería centrarme en el aspecto más moral: el dolor de una pareja que no pueden ser padres y el intento desesperado de superar esa frustración; y cómo eso les lleva a traspasar los límites. Quería confrontar el mundo de una mujer marcada por la infertilidad con el de una chica joven, inconsciente y que no sabe lo que quiere, pero que posee el don de dar vida”. Eran los objetivos del cineasta Manuel Martín Cuenca cuando aceptó dirigir esta película.

La naturaleza no es justa ni injusta: es lo que es, pero el drama de las parejas que están marcadas por la infertilidad es enorme –dice el director-. ¿Por qué ellos? ¿Qué culpa tienen? En cierto sentido se convierten en marginados, ocultan su vergüenza y, puntualmente, se atreven a desafiar al mundo. Esta historia debía tratar sobre uno de esos desafíos”.

“La película estaba anclada a una experiencia personal: mi deseo de ser padre. Sé que, si no lo consigues, es algo que puede incluso, aniquilarte”

Sobre un argumento de Félix Vidal, con guion escrito por el propio Martín Cuenca junto a Alejandro Hernández, la película se acerca a esos dos universos diferentes que se producen en toda la humanidad y que forman parte de la esencia misma del ser humano y su necesidad como especie.

Javier Gutiérrez y Patricia López Arnaiz interpretan a la pareja formada por Javier y Adela, mientras que el papel de la adolescente embarazada queda en manos de la actriz debutante Irene Virgüez Filippidis. El resto del reparto artístico lo componen intérpretes como Sofian Elben, Juan Carlos Villanueva y María Morales, entre otros.

Irene tiene quince años y vive en un centro para menores infractores. Se acaba de quedar embarazada y está decidida a cambiar de vida gracias a la ayuda que le ofrece Javier, uno de los educadores del centro. Javier le ofrece vivir con él y su mujer Adela en la casa que tienen en un paraje aislado y agreste de la sierra para que pueda llevar a buen término su embarazo.

La ayuda de la pareja tiene una condición, ellos no pueden tener hijos y Adela vive obsesionada con ello, así que piden a la joven Irene que les entregue al bebé que lleva en sus entrañas. Este débil pacto puede verse comprometido cuando Irene empiece a sentir como suya esa vida que lleva en su interior.

“La moralidad se desvanece. Soy consciente de que el más noble deseo llevado al límite puede convertirse en horror”

“En este caso la película estaba anclada a una experiencia personal: mi deseo de ser padre. Sé que, si no lo consigues, es algo que puede desgastarte e, incluso, aniquilarte. Que puede llegar a ocupar el centro de toda tu vida. Y cuando estás imbuido de una emoción así todo es posible”.

“La moralidad se desvanece. Soy consciente de que el más noble deseo llevado al límite puede convertirse en horror –concluye el cineasta-. Por suerte la humanidad surge, de entre los más valientes, de los escombros de la inhumanidad de los que han perdido la moral. Yo he hecho esta película para hablar de eso y, en cierto sentido, para ahuyentar el fantasma que me ha perseguido”.

Dirección: MANUEL MARTÍN CUENCA. Guion: ALEJANDRO HERNÁNDEZ Y MANUEL MARTÍN CUENCA, SOBRE UN ARGUMENTO DE FÉLIX VIDAL. Producción: FERNANDO BOVAIRA Y MANUEL MARTÍN CUENCTA. Fotografía: MARC GÓMEZ DEL MORAL. Montaje: ÁNGEL HERNÁNDEZ ZOIDO. Música: VETUSTA MORLA. Reparto: JAVIER GUTIÉRREZ, PATRICIA LÓPEZ ARNAIZ, SOFIAN ELBEN, JUAN CARLOS VILLANUEVA, MARÍA MORALES, IRENE VIRGÜEZ FILIPPIDIS. Distribuidora: CARAMEL FILMS. Estreno: 26 de noviembre de 2021.

PUEDES COMPRAR TU ENTRADA AQUÍ.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.