Cuando pierde la razón y llega la oscuridad

Comparte en RRSS

‘EL LOBO DETRÁS DE LA PUERTA’ / El director Fernando Coimbra retrata el lado más oscuro del ser humano en este sofocante thriller, con el que ha acaparado decenas de premios. El Gran Premio del Jurado en el Festival de Cine de Miami y el Premio Horizontes Latinos en San Sebastián son solo dos de estos reconocimientos.

La ópera prima de Fernando Coimbra y la manera en que su historia va ganando intensidad y negrura recuerdan a algunas de las novelas más oscuras del genial George Simenon. Poco a poco, dentro de un mundo rutinario y reconocible, los personajes van desnudándose, revelando su verdadera esencia y dejando así al aire la posibilidad real de la maldad. Las interpretaciones de Leandra Leal, Milhem Cortaz y Fabiula Nascimiento, especialmente de la primera, son esenciales en esa carrera hacia las tinieblas y en la forma en que el relato se va convirtiendo en un drama absolutamente convincente.

La película comienza con el secuestro de una niña. En la comisaría, sus padres, Sylvia y Bernardo, coinciden con la amante de él, Rosa, que da un testimonio diferente a la policía. A partir de ahí, Coimbra comienza a indagar en la relación de estos personajes, en los deseos de cada uno de ellos, en las nuevas esperanzas e ilusiones que provoca en cada uno el vínculo con el otro y en las decepciones y rencores que surgen pasado un tiempo. Los personajes de El lobo detrás de la puerta aparecen ante el espectador con sus emociones en una especie de estado salvaje, natural, sin manipular.

“Quería investigar lo que hace que un ser humano llegue a este nivel de crueldad”

“Son guiados por sus instintos más básicos: la caza, la conquista, la seducción, la posesión, la protección, la rendición y la supervivencia”, dice el director, que comenzó a pensar en esta película en 1998, cuando leyó una historia similar en la prensa brasileña. El hecho real terminó con una condena pública a uno de estos protagonistas, a quien terminaron bautizando como ‘la bestia’.

“Mi motivación por contar una historia como ésta fue el tener la oportunidad de investigar lo que hace que un ser humano llegue a este nivel de crueldad y mostrar que esta actitud no es tan inhumana como parece, al contrario, es humana si se considera la frecuencia con la que se repiten esos sucesos, como si fuera un patrón de comportamiento”, añade Coimbra, que explica que su película, más que sobre el amor, “sea carnal o metafísico, trata de la decepción. Trata sobre las esperanzas que se ponen en el futuro y lo que pasa de verdad y cómo reaccionamos a esta discrepancia entre el deseo y la realidad”.

“El individuo es capaz de hacer cosas que nunca hubiera pensado posibles”

El cineasta lleva a sus personajes al extremo, a la frontera en que son capaces de cualquier cosa porque su orgullo, su miedo, su fracaso… se ha descontrolado y les empuja en la dirección de la violencia y la venganza. “Todo por la ilusión de mantener una realidad viva que solamente existe en sus deseos delirantes”, dice el director.

“Con el paso de tiempo, hacer esta película llegó a ser más una necesidad que una mera idea o un capricho. Una necesidad de hablar sobre los puntos oscuros de las pasiones crueles del hombre. Puntos que precisamente negamos, no queremos ver o clasificamos como aberraciones a pesar de que forman parte de nosotros igualmente. Cuando la pasión supera el razonamiento del individuo, el individuo es capaz de hacer cosas que nunca hubiera pensado posibles”.

 

 


Dirección: FERNANDO COIMBRA. Guion: FERNANDO COIMBRA. Producción: CAIO GULLANE, FABIANO GULLANE, DEBORA IVANOV, GABRIEL LACERDA, PABLO TORRECILLAS Y RODRIGO CASTELLAR. Fotografía: LULA CARVAHLO. Montaje: LUIS IGNACIO BARRAGUE. Música: RICARDO CUTZ. Reparto: MILHEM CORTAZ, LEANDRA LEAL, FABIULA NASCIMENTO, ANTONIO SABOIA…Distribuidora: ALFA PICTURES. Estreno: 18 de julio de 2014. 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.