Dagur Kári: “Tiene mucho sentido ser amable en la vida”

Comparte en RRSS

‘CORAZÓN GIGANTE’ / El cómico sueco Gunnar Jónsson sorprende con este trabajo, la historia de un hombre bueno, un gigante solitario, que le ha valido el galardón al Mejor Actor en el Festival de Tribeca. www.cinesrenoir.com

Mejor Película, Mejor Guion y Mejor Actor (Gunnar Jónsson) en el Festival de Tribeca, la nueva película de Dagur Kári es una historia de vida, de amor y amistad, protagonizada por un hombre bueno. Escrito por el propio director, el filme es un fantástico cuento de hadas con un solitario gigante, ambientado en el frío norte europeo de este siglo XXI.

Corazón gigante cuenta la historia de Fusi, un cuarentón gordo, enorme, que sigue viviendo con su madre, y pasa el tiempo en su trabajo en el aeropuerto o con su amigo recreando famosas batallas. Una niña que llega a su edificio y una mujer a la que conoce en unas clases de baile le ayudarán a crecer.

LA GRAN ILUSIÓN.- Al empezar la película y ver a Gunnar Jónsson, un tipo enorme muy gordo, piensas inmediatamente que será una historia de prejuicios, ¿era la intención?

DAGUR KÁRI.- Sí, porque la película es una historia de cómo todos buscamos a la gente por su aspecto, de una forma muy superficial. Todos juzgamos a los demás por su aspecto y nos inventamos quiénes son solo por eso. En esta historia, la niña es la única que no lo hace.

LGI.- Sin embargo, Fusi no está amargado, no lo lleva mal.

DK.- Yo quería crear un personaje entrañable, que no pudiera caerte mal, un tipo tan entrañable que pudieras llegar a enamorarte de él.

“Quería crear un personaje que no pudiera caer mal, tan entrañable que pudieras llegar a enamorarte de él”

LGI.- ¿Un hombre bueno?

DK.- Sí. Si miramos alrededor, a la raza humana, las cosas no pintan muy bien. Somos una especie de cáncer del planeta. Seguro que sin nosotros la Tierra funcionaría mejor. Por eso hay que buscar algo bueno, por eso tiene mucho sentido ser amable en la vida.

LGI.- Su película anterior, Un buen corazón, ocurría en un bar. Entonces dijo que le gustaban los sitios cerrados y ponía el ejemplo de los aeropuertos. Fusi trabaja en uno. ¿Qué le permiten estos espacios?

DK.- Es la idea de crear una burbuja, un microcosmos con sus propias reglas. Un aeropuerto, lo mismo que un bar, en un mundo con sus reglas. Además, a mí, por algún motivo, me encanta eso, estar en bares, en aeropuertos… Porque incluso con el protocolo de sus reglas siempre tienes la sensación de que puede pasar cualquier cosa.

“Si miramos alrededor, a la raza humana, las cosas no pintan muy bien. Seguro que sin nosotros la Tierra funcionaría mejor”

LGI.- Algunos críticos han comparado Corazón gigante con el cine de Frank Capra, ¿qué piensa de eso?

DK.- No lo sé, no lo he pensado y hace muchos años que no he vuelto a ver las películas de Capra. Sí he pensado, sin embargo, en que había paralelismos con Steinbeck, por ejemplo, con De ratones y hombres.

LGI.- De alguna forma, sus películas tienen todas algo de cuento de hadas, ésta incluso tiene un gigante, ¿a qué se debe?

DK.- A veces digo que odio las fantasías y que me disgusta mucho el realismo, así que me empeño en encontrar una frecuencia entre los dos polos. Además, me marcaron mucho las historias de cuando era niño. Astrid Lindgren y Pippi Langstrump me marcaron muchísimo. Mi mayor ambición es hacer historias para mayores con los elementos de los cuentos para niños.

“Mi mayor ambición es hacer historias para mayores con los elementos de los cuentos para niños”

LGI.- Otro elemento recurrente en su cine es el de los personajes solitarios y diferentes…

DK.- Me viene de una forma natural, no sé explicarlo. La imperfección es algo que es muy útil a la hora de contar historias, porque el verdadero motivo para conectar con otros es el de las imperfecciones. Conectamos con los demás por los errores.

LGI.-Usted huye en esta historia de la compasión, que es una cosa que encanta a los guionistas de Hollywood.

DK.- Sí y no fue fácil, pero quería conseguir un equilibrio entre el humor y la tragedia. La verdad es que ese nivel lo conseguimos gracias a Gunnar Jónsson, porque fue tan auténtico y honesto que el resto de parámetros surgieron con igual honestidad.

 

 

Dirección: DAGUR KÁRI. Guion: DAGUR KÁRI. Producción: BALTASAR KORMÁKUR Y AGNES JOHANSEN. Fotografía: RASMUS VIDEBÆK. Montaje: ANDRI STEINN GUÐJÓNSSON, OLIVER BUGGE COUTTÉ Y DAGUR KÁRI. Música: SLOWBLOW. Reparto: GUNNAR JÓNSSON, ILMUR KRISTJÁNSDÓTTIR, SIGURJÓN KJARTANSSON, FRANZISKA UNA DAGSDÓTTIR, MARGRÉT HELGA JÓHANNSDÓTTIR Y ARNAR JÓNSSON. Distribuidora: SURTSEY FILMS. Estreno: 13 de mayo de 2016.

Puedes comprar tu entrada aquí.

2 comentarios

  • Maite dice:

    La historia de «Corazón gigante» no tiene nada de especial: un hombre solitario que trata de sobrevivir. Lo especial de la película es la mirada del protagonista, Fúsi, sobre lo que le rodea. El está libre de prejuicios, cosa que le separa de la mayoría de las personas con las que comparte espacio. Así, es juzgado como un retrasado, como un pedófilo o como un solterón, cuando el único pecado de Fúsi es ser fiel a sí mismo. Película que gustará a las personas a quienes no les complace la primera visión sobre las cosas.

  • Henar Martin Merino dice:

    Lo que me encanta de esta película es la bondad de Fusi y la falta de rencor. Sí, el problema es de los demás, no el suyo, un hombre bueno y sereno. Una gozada, ver una peli así. Me gusta más este tipo de cine que el de Tarantino. ¡ Qué empeño con la violencia! Viva la paz

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.