El abismo de la identidad latinoamericana

Comparte en RRSS

‘ZAMA’ / Lucrecia Martel hace una profunda reflexión sobre la identidad con esta adaptación al cine de la novela de Antonio Di Benedetto. Daniel Giménez Cacho es el protagonista. www.cinesrenoir.com

“La novela de Antonio di Benedetto habla de la mentira que puede ser la identidad. La identidad es una persecución negativa. No me parece mal construirla, pero en el mismo momento debería entenderse como un artificio”. Son palabras de la cineasta Lucrecia Martel al diario La Nación refiriéndose a su nueva película, Zama, un trabajo arriesgadísimo, con el que por primera vez rueda una historia ajena, en este caso la adaptación al cine del libro que Benedetto escribió en 1956.

Premio Especial del Jurado en Sevilla y Mejor Dirección, Premio FIPRESCI, Sonido y Dirección Artística en el Festival de La Habana, es la historia de Don Diego de Zama, un oficial español del siglo XVII asentado en Asunción que espera su transferencia a Buenos Aires. Es un hombre que quiere ser reconocido por sus méritos, pero el destino no le acompaña y en todos los años de estancia allí lo pierde todo. Desesperado, decide hacerse valer atrapando a un peligroso bandido y así recuperar su nombre.

“El pasado de nuestro continente es borroso, confuso. Apenas nos asomamos al pasado, nos avergonzamos”

Con guion escrito por la propia Martel, la película cuenta con el actor Daniel Giménez Cacho en el papel principal. Le acompañan Lola Dueñas, que interpreta a Luciana Piñares de Luenga; Matheus Nachtergaele, en el papel de Vicuña Porto; Juan Minujín como Ventura Prieto, y Rafael Spreegelburd, como el capitán Hipólito Parrilla.

Con la película, la cineasta aborda el mencionado tema de la identidad, pero no se olvida de retratar el ambiente de colonización y la situación de los indígenas que soportaron la llegada de los conquistadores. Eso sí, ha puesto especial cuidado en no ceder ni un solo espacio a cualquier escena en que se observara la práctica de las violaciones a las mujeres habituales en aquellas circunstancias. “Si vivís en un país en el que cada día matan a una mujer y filmás una escena de violencia contra una mujer, aunque puedas dar muchos matices sobre las circunstancias, es intolerable”.

“Zama nos sumerge en el tiempo de los hombres que van a morir, en esta corta existencia que recorremos ansiosos de amor”

“El pasado de nuestro continente es borroso, confuso. Lo hemos hecho así para no pensar en la propiedad de la tierra, en el despojo en el que se fundan los abismos latinoamericanos y que enredan nuestros intentos de identidad. Apenas nos asomamos al pasado, nos avergonzamos”, afirma la directora.

“Zama nos sumerge en el tiempo de los hombres que van a morir, en esta corta existencia que nos ha sido dada y que recorremos ansiosos de amor, atropellando lo que podríamos amar, aplazando el sentido de la vida para más adelante, como si el día que importa no fuera éste sino otro que todavía no ha llegado –añade-. Pero ese mundo que parece empeñado en destruirnos, se convierte también en salvación: cuando nos preguntan si queremos vivir más, siempre contestamos que sí”.

 

Dirección: LUCRECIA MARTEL. Guion: LUCRECIA MARTEL SOBRE LA NOVELA DE ANTONIO DI BENEDETTO. Producción: VÀNIA CATANI, BENJAMÍN DOMÉNECH T SANTIAGO GALLELLI. Fotografía: RUI POÇAS. Montaje: KAREN HARLEY Y MIGUEL SCHVERDFINGER. Reparto: DANIEL GIMÉNEZ CACHO, LOLA DUEÑAS, MATHEUS NACHTERGAELE, JUAN MINUJÍN, RAFAEL SPREGELBURD. Distribuidora: BTEAM PICTURES. Estreno: 19 de enero de 2018.

Puedes comprar tu entrada aquí.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.