En nuestra película, TÚ eres el protagonista.

Comparte en RRSS

Han pasado 2 meses desde que se proyectó por última vez una película en Cines Renoir, dos meses sin poder disfrutar de ese mundo tan apasionante que nos tiene a todos tan enganchados como si de la misma vida se tratara… Al fin y al cabo el cine es cultura, la cultura es vida y eso es lo que estamos acostumbrados a compartir con todos vosotros…

Estas líneas van dirigidas a todos vosotros, a los apasionados y seguidores del Séptimo Arte, que depositáis la confianza de disfrutar de una buena película en nuestras salas, que tomáis la decisión de que formemos parte en vuestro ritual cinematográfico y de ocio. Aquellos que acudís a nuestros cines con una sonrisa, que adquirís vuestra entrada con la mente abierta para dejaros cautivar por una nueva historia, que sentís esas cosquillas cuando se la dais a los compañeros de la entrada… ¡GRACIAS!

Son muchos los mensajes de ánimo que hemos recibido a lo largo de esta situación que parece sacada de una película de ciencia ficción, nos habéis hecho llegar ese cariño y nos acompaña durante todo este recorrido, hacéis que no nos sintamos solos… ¡GRACIAS!

En ningún momento hemos renunciado a nuestra naturaleza de mostraros las mejores películas y hemos creado los #FestivalesRenoir para poder seguir compartiendo esta pasión que nos une… El Cine. Nos habéis dejado entrar en vuestras casas y dado las gracias por ello, pero somos nosotros los que os lo debemos agradecer, pues sin un espectador que quiera empaparse de una historia, no tendría sentido una proyección… ¡GRACIAS!

Parece que empezamos a ver una luz al final de ese largo túnel, una luz parecida a la que inunda nuestras salas y es proyectada desde esa cabina que tantas historias ha vivido y ha mostrado, pues esas historias no solo están en la pantalla… también se encuentran entre las butacas  con esa primera cita, ese encuentro con amigos o seres queridos… ¡GRACIAS!

Hace tiempo os hacíamos la pregunta ¿Qué echas de menos del cine? Nuestra respuesta es a vosotros, sois el auténtico sentido de aquello que hacemos y los únicos protagonistas de nuestra película… ¡GRACIAS!

Por ello, hemos creado este vídeo con todo nuestro cariño para vosotr@s, para que muy pronto podamos disfrutar tod@s del CINE EN EL CINE… ¡GRACIAS! Podéis verlo y compartirlo en nuestros perfiles de Facebook, Instagram y Twitter.

 A continuación compartimos algunas de las respuestas que nos habéis hecho llegar:

«El hecho de poder ver las películas de la mejor forma posible. La magia de poder elegir una obra, sentarse en la oscuridad y dejarse llevar por completo. Es una cuestión de compromiso, y el cine es la única forma de lograrlo.»

«El cine! La pantalla grande, el sonido envolvente, ese ambiente de intimidad que se crea en las primeras sesiones que hace que nada importe más que lo que está pasando dentro de la sala. Pero, sobre todo, compartirlo con mis padres como hacemos desde que era pequeña.»

«En vuestro caso, la cortinilla de Europa Cinemas justo antes de que empiece la película. Esa música jazz y esa batería que no puedo dejar de seguir con las manos me pone a punto para el inminente inicio del filme. ¡Todo un ritual!

«El ritual de elegir una película, una sesión, comprar la entrada en la taquilla, coger el afiche de la película para leerlo en el metro, de vuelta a casa. Y después disfrutar de una película en una pantalla grande, con buen sonido. Reír, llorar, asustarme, sorprenderme con otra gente a la que no conozco pero reaccionamos a la vez cuando la película es buena. Y después poder comentarla con mi o mis acompañantes.»

«La gran diferencia entre ver algo en casa y verlo en la sala. Hacerlo solo, hacerlo con mi hija pequeña, hacerlo con amigos. Leer las críticas y ponerte contento cuando estás de acuerdo y mosquearte cuando no lo estás.»

«La soledad de la pantalla, del silencio, al comenzar la película. La emoción de tener eso para mí sola aun estando entre gente. La risa o el llanto, o todo junto, cuando el cine se mete en vena. La alegría de la satisfacción tras dos horas de simbiosis cinéfila.»

«Escaparme de la realidad, del móvil, de las notificaciones continuas durante un buen rato y sumergirme en la película»

«Salir de trabajar y juntarme con mi compi habitual para ir andando hasta el cine. El olor a palomitas de la entrada. Los anuncios y en especial el de «Europa Creativa Media». Los miércoles al cine y haber visto casi toda la cartelera. Qué ganas de volver.»

«Pasar el tiempo que durase la película centrada simplemente en la pantalla, sin distracciones alrededor.»

«Ir al cine es un componente muy importante para que una semana sea buena. Una vez en una semana normal, cuatro si es una muy buena semana. Con mis padres, con mis amigos, con mi novia y, sobre todo, solo. Poder ir al cine en cualquier hueco que tengo libre es un colchón que me da paz y felicidad. Es de las cosas que más me gustan de mi vida desde los 20 años y una de las razones por las que me mudé a Madrid: para tener cerca el cine. Cuando he vivido fuera, igual que ahora durante la cuarentena, solo pienso en volver a hacer vida normal en Madrid, que significa ir a Plaza España a ver una película.»

«Echo de menos la sensación de evasión y profundidad que transmite una película en una sala de cine.»

«Lo que más hecho de menos es arreglarme para ir al cine, el paseo que siempre damos antes de entrar, la sala oscura, la emoción cuando empieza la película, la ilusión de sumergirte en otras vidas, otros problemas, la alegria con la que salgo a la calle cuando la peli me ha gustado y la tapita con cerveza que después nos tomamos mientras hablamos de la.peli que hemos visto. Un abrazo y espero que regresen pronto estas tardes de cine que tanto añoro.»

» Encontrarme todas las semanas con los estrenos en pantalla grande, tanto de cine comercial, como de esas películas independientes (a veces de países que no nos imaginamos ni que tengan cinematografía) que muchas veces son las que más te llegan al corazón; y con el cine Español, que muchas veces no valoramos lo suficiente. Nos vemos pronto»

«Me encanta que me cuenten historias… Y el cine es una manera maravillosa de que nos cuenten cuentos, biografías, comedias, dramas… Pero además, durante esas aproximadamente 2 horas me evado del mundo, de los problemas cotidianos, e mis preocupaciones… Y siempre aprendo algo de lo que veo, incluso aunque la película no me guste.»

«El momento de entregar la entrada y buscar la sala, comentando con tus amigos qué esperas de esa película.»

«El sonido envolvente de una buena banda sonora.»

«Refugiarme en la oscuridad de la sala y que la pantalla me sorprenda 24 veces por segundo.»

«Siempre que iba al cine intentaba no leer absolutamente nada de la sinopsis de la película, ni opiniones, ni nada. Tenía mi propio sistema para saber qué ir a ver sin necesidad de leer nada, y estaba orgulloso porque poquísimas veces fallaba.Y echo de menos esa sensación de expectativa por ver qué me iba a encontrar esa vez. Espero recuperarla pronto :)»

» Cuando se apagan las luces de la sala, no existe para mi el mundo exterior ni yo misma y mis asuntos… me sumerjo en esa historia que me cuenta la película y «vivo» en ella hasta que las luces vuelven a encenderse.»

«Entrar en otra mentes y situaciones, la rutina me resulta insoportable, en la oscuridad de la sala otra vida me envuelve»

«Echo de menos la maravillosa sensación de libertad que se siente en la butaca de un cine, cuando, tras apagarse las luces, se abre ante nosotros un mundo para soñar.»

«Una buena peli y estar rodeada de desconocidos amantes del séptimo arte :)»

«Permitirme después de trabajar dedicar un tiempo a la reflexión y al ocio. Echo de menos el café que me tomaba antes de ir al cine, y el sentarme en la butaca y saber que me esperaban 2 horas de descanso y a la vez de conexión conmigo. Por otro lado, me gusta ver películas de autor en pantalla grande, el buen sonido y el ambiente acogedor del cine. Y en especial no consumir por consumir, sino darle un peso especial al momento de «ir al cine».»

«Ese simple pero mágico ritual de salir de la sala lentamente, JUNTO CON quienquiera que te ha acompañado a ver la película, mientras que empiezas a comentar tus reflexiones sobre esta y te diriges hacia algún restaurante o bar cercano a Plaza de España. Si las reflexiones duran hasta el postre o hasta la última cerveza, sabes que la película ha sido buena, y si no, igualmente has podido disfrutar de la experiencia.»

«Ver las películas en pantalla grande, vivirlas intensamente y emocionarme con cada una de ellas. También sentir la emoción de los de alrededor. Gracias.»

«Echo de menos la motivación con la que me levanto esos días en los que sé que, tras una larga jornada, terminaré sentada en la butaca. Echo de menos la inquietud del silencio de la sala, el preciso instante en el que se apagan las luces y la sintonía de Europe Cinemas. Echo de menos la comunión con el público desconocido y el posterior debate con tu acompañante (o con tu yo interno). Echo de menos el poso que deja durante días una buena película. Echo de menos ese ritual sagrado.»

«La sensación del paso de la luz a la oscuridad y volver a la claridad después de haber visto una historia que siento como mía.»

«Tengo 72 años y, desde crío, que mi padre me llevaba los domingos por la mañana a la sesión matinal del cine Castilla,en el barrio de La Latina de Madrid,donde disfruté como un niño con aquellas sesiones dobles de películas ,por supuesto en blanco y negro y, algunas mudas, de «el gordo y el flaco», Harold Lloid, Chaplin, y tantos otros, hasta ahora, creo que es el primer periodo de mi vida que llevo casi dos meses sin ir al cine y,me preguntan Que es lo que más echas de menos de ir al cine?y,la respuesta es bien sencilla: IR AL CINE.Gracias por devolvernos la ilusión.»

En nombre de todo El Equipo Renoir… ¡GRACIAS!

4 comentarios

  • Anónimo dice:

    Amo el cine, en versión original y sala grande y agradezco a la vida tener la suerte de vivir cerca de plaza de España solo por poder ir al cine alli.
    Me encanta ir sola, sin premeditación, como un gran regalo q merezco, A disfrutar de esa gran ventana indiscreta que se abre para mi a otros mundos desconocidos o cercanos pero maravillosos. Para mi el cine asi tambien ha sido y es terapéutico jjjjjj
    GRACIAS AMIGOS

  • Mayte dice:

    Gracias equipo Renoir ,sois los mejores !!!! Habeis sido mi tratamiento en esta pandemia ,mi via de escape y habeis conseguido que mi hijo ,aun pequeño haya descubierto al genio de Chaplin y nos hayamos reido en familia como si nada nos importase
    Estamos deseando volver a las salas
    Un aplauso y gracias

  • Carmen dice:

    Quiero volver a ver cine en el cine y punto pelota

  • José Félix González Aguilar dice:

    Me aficioné al cine en pantalla grande desde pequeño, mi madre nos llevaba a mis hermanos y a mí una vez por semana a esa caja oscura donde todo eran sueños y fantasía.
    A ella la perdí, no quiero perder aquel recuerdo de niño, el cine en el cine.
    Gracias.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.