¡Esto es un secuestro!

Comparte en RRSS

Solomon Northup, el protagonista de 12 años de esclavitud, la nueva película de Steve McQueen y una de las favoritas de los Globos de Oro, vive un infierno desde que le secuestran en el Norte para venderle a un esclavista del Sur. Otros secuestros del cine han tenido también detrás la vileza de la codicia, aunque este terrible delito no siempre es una cuestión de dinero.

‘El hombre que sabía demasiado’ (Alfred HItchcock, 1956)

Una trama internacional de criminales secuestra al hijo del doctor BenMacKenna y su mujer, cuando están de vacaciones en Marruecos. Lo que parece no tener sentido al principio va, poco a poco, aclarándose y destapando una operación a gran escala de espionaje. Hitchcock dio otro do de pecho con esta película, con la que demostró lo que es utilizar magistralmente la música en el cine.

‘Sed de mal’ (Orson Welles, 1958)

Planos secuencias legendarios ya en la historia del cine, un Charlton Heston absolutamente genial, una banda sonora insuperable, un Orson Welles fascinante… podríamos seguir y seguir poniendo los mejores adjetivos a esta obra maestra. Una historia ambientada en la frontera con México, hasta donde llega un agente de policía de narcóticos con su mujer, a la que poco después secuestran. La retienen contra sus voluntad los delincuentes juveniles del relato, una pandilla de muy baja catadura moral.

‘Juego de lágrimas’ (Neil Jordan, 1992)

El IRA secuestra  a un soldado británico. Éste, mientras está retenido, entabla cierta relación con Fergus, uno  de los terroristas, al que pide que vaya a ver a su novia si finalmente a él le matan. Un Oscar al Mejor Guion Original y muchos otros premios recompensaron esta película de Jordan, en la que Stephen Rea y Forest Whitaker hacían unas maravillosas interpretaciones.

‘Fargo’ (Ethan y Joel Coen, 1996)

Un tipo contrata a dos delincuentes para que secuestren a su mujer. La idea es montar un negocio propio con el dinero del rescate, que saldrá del bolsillo de su suegro, un tipo millonarios. Las cosas no son tan fáciles, menos si se complica con unos asesinatos y si por en medio está investigando la jefa de policía Marge Gunderson. Dos Oscar, premio en Cannes, un premio BAFTA… la lista es larga y merecida.

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.