Evolución o abominación

Comparte en RRSS

‘TRASCENDENCE’ / Johnny Depp protagoniza este thriller de ciencia-ficción que fabula con las posibilidades y los peligros de la inteligencia artificial. La película es la ópera prima en la dirección de Wally Pfister. Rebecca Hall, Paul Bettany y Morgan Freeman completan el reparto.

Cuántas veces hemos escuchado hablar de forma amenazante de las máquinas, del día en que los robots puedan decidir, puedan pensar. Una máquina capaz de ello y capaz también de sentir sería, sin duda, una creación  a tener  en cuenta. Que entrañara o no peligro la convivencia con seres así es lo que plantea la ópera prima de Wally Pfister. Director de fotografía de películas como El caballero oscuro, Origen o El caballero oscuro: la leyenda renace, aquí debuta con un reparto de auténtico lujo, con Johnny Depp a la cabeza.

Trascendence se pregunta si la inteligencia artificial es o no una amenaza para nuestra forma de vida actual

Rebecca Hall, Paul Bettany, Morgan Freeman, Cillian Murphy y Kate Mara forman parte de este brillante cartel, con el que se conforma un grupo de personajes de un universo del futuro próximo. En él, un destacado investigador en el campo de la inteligencia artifical, Will Caster, trabaja en una máquina que reúna y combina la inteligencia colectiva con la gama completa de emociones conocidas. Un grupo de extremistas antitecnología le ataca, lo que provoca que se pongan en marcha todos los adelantos que el científico había conseguido antes del atentado. Tal vez la posibilidad de esa máquina sea más real de lo que nadie imagina.

Rodada sobre el primer guion de Jack Paglen, Trascendence se pregunta si la inteligencia artificial es o no una amenaza para nuestra forma de vida actual. La película reflexiona sobre lo que ocurriría si los seres humanos fuéramos demasiado lejos en los avances tecnológicos. “Me sorprendieron la fuerza y el peso de las ideas que contenía la historia, ya que son conceptos que creo que la gente tiene muy presentes en la actualidad», dice el director, que explica el concepto de singularidad, que es el que preside la historia de su película.

“Me interesó el que un hombre genial fuera capaz de llevar su pericia al punto de convertirlo en un dios mecánico”

“Tal como lo definimos en la película, la singularidad consiste básicamente en subir el cerebro humano a un superordenador: la duplicación de cada sinapsis, cada neurona… hasta el último resquicio de actividad cerebral va a parar a una máquina, que entonces cobra consciencia», dice Pfister, quien ha contado con otra ‘singularidad’, la de Johnny Depp, para el papel principal del filme.

“Lo que encontré especialmente interesante de esta historia fue la idea de que un hombre genial, un tipo sencillo que adora a su mujer y hace el crucigrama del periódico cada mañana, es capaz de llevar su pericia al punto en que el ego, el poder y la pasión podrían acabar por convertirlo en una especie de dios mecánico», asegura el actor, que interpreta un personaje en el que se combinan esa humanidad y normalidad a la que se refiere con la particularidad del talento científico y de la ambición personal.

 

 

Dirección: WALLY PFISTER. Guion: JACK PAGLEN. Producción: KATE COHEN, BRODERICK JOHNSON, ANDREW A. KOSOVE, ANNIE MARTER, MARISA POLVINO, AARON RYDER Y DAVID VALDES. Fotografía: JESS HALL. Montaje: DAVID ROSENBLOOM. Música: MYCHAEL DANNA. Reparto: JOHNNY DEPP, REBECCA HALL, PAUL BETTANY, CILLIAN MURPHY, KATE MARA, CLIFTON COLLINS JR. Y MORGAN FREEMAN. Distribuidora: EOne Films. Estreno: 19 de junio de 2014. 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.