‘La segunda mujer’ /Umut Dag: “Muchas mujeres solo existen como madres y esposas”

Comparte en RRSS

El director de origen kurdo Umut Dag debuta con La segunda mujer, retrato de la situación de opresión de la mujer musulmana introducido ahora en el entorno europeo.

 

“La próxima boda será la tuya”, le dice una madre a su hija mayor. “Antes me como un clavo”, le contesta ésta. Son mujeres musulmanas y la escena se produce tras la ceremonia de matrimonio del esposo de la primera y padre de la segunda, que ahora ha ‘tomado’ una segunda mujer, la joven Ayse. Es el comienzo de La segunda mujer, ópera prima del director de origen kurdo afincado en Viena Umut Dag, que estrenó en el Festival de Berlín la película, una obra con la que observa la intimidad femenina desde la curiosidad.

“Las mujeres siempre tienen historias más fascinantes y, sin embargo, la inmensa mayoría de las películas son sobre hombres”, dice este joven realizador, que ha querido acercarse a una situación que, aunque ilegal, aún se produce “en mi entorno en Viena”. En su película, Ayse abandona su pequeño pueblo en Turquía para vivir con su nueva familia en Alemania. Mientras que los hijos mayores de su marido le dan la espalda, es la primera mujer la que la acoge con afecto y amistad.

La segunda mujer retrata una realidad atroz que viven algunas mujeres en Europa y que, por tanto, no debemos vivir como ajena. Pero la película se acerca a esta situación no tanto con un objetivo de denuncia, que resultaría muy evidente, sino más bien con la intención de abrir un debate sobre las tradiciones y las consecuencias de éstas.

LA GRAN ILUSIÓN.- ¿De dónde surgió la idea de contar esta historia de mujeres?

UMUT DAG.- La idea nació de la curiosidad, del interés que me producía ver cómo las mujeres musulmanas mayores traían sus tradiciones a Europa y, sobre todo, de ver ese sacrificio que hacen por las familias y por los hijos. Ellas existen solo como madres y esposas, no como mujeres. Mi madre no es nada tradicional, pero no importa porque su sentimiento es también así. Las mujeres se pierden a sí mismas por sus hijos, por su familia. Yo quería entender más a la madre, por eso conté esta historia.

LGI.- La idea es suya, pero la ha escrito con una mujer, con Petra Ladinigg, ¿necesitaba esa mirada femenina?

UD.-Para escribir el guion necesitaba una mujer, pero tenía que ser alguien que sintiera la historia como la siento yo y ella es muy amiga mía. Ha sido muy generosa con este guion.

“Me interesaba mucho ese sacrificio que hacen las madres por las familias y los hijos”

LGI.- Y a pesar de la participación de Ladinigg, no deja de ser el punto de vista de un hombre…

UD.- ¿En serio? No me lo habían dicho antes. Yo he intentado respetar a cada personaje y ser lo más realista posible. Para nosotros era muy importante que la película no fuera un cuento de hadas.

LGI.- ¿Las mujeres jóvenes en la situación que usted describe, en Alemania, no se independizarían?

UD.- A veces me lo preguntaba, pero me di cuenta de que la mayoría quiere vivir en familia, con su familia. En mi historia, todas las mujeres evolucionan, excepto la mayor, la madre. Todas han crecido, han ido hacia una cierta emancipación, menos la vieja generación. Al escribir la historia no sentíamos que ellas tuvieran que dejar la familia, en la vida real no pasaría.

“Para nosotros era muy importante que la película no fuera un cuento de hadas”

LGI.- Pero su protagonista es una mujer joven, llena de posibilidades, que viene de otra familia…

UD.- En Europa es difícil que se entienda, pero ella viene de un pequeño pueblo de Turquía, viene como la segunda mujer y solamente llegar a Europa tal vez ya sea una gran oportunidad para ella. Y ella quiere estar en familia.

LGI.- ¿En Alemania las familias musulmanas son muy tradicionales?

UD.- Hay los dos extremos. Aunque en general se trata de una sociedad cerrada, desde siempre. La idea no era condenar nada en la película, no quería decir si está bien o mal.

LGI.- Pero ¿usted cree que está bien o que está mal?

UD.- Desde luego no lo justifico. Las mujeres musulmanas, como todas, aprenden de sus madres y éstas de las suyas… y se forma una cadena, así de generación en generación se van dando pequeños pasos. Todavía necesitamos muchas generaciones para tener cierto nivel de libertad.

“Todavía necesitamos muchas generaciones para tener un cierto nivel de libertad”

LGI.- En su película hombres y mujeres son víctimas, ¿realmente piensa que lo son del mismo modo?

UD.- En la película todos son víctimas, ellos también son víctimas, pero el debate que pretende la película es el de la tradición.

LGI.- ¿Y cómo cree que se recibirá en España?

UD.- En general, el público recibe con mucho cariño la película, le llega a la gente la historia. Espero que aquí les guste la película. En el Sur, donde la figura de la madre es tan fuerte tiene un impacto diferente, más profundo quizás.

Dirección: UMUT DAG. Guion: PETRA LADINIGG. Idea original: UMUT DAG. Producción: VEIT HEIDUSCHKA Y MICHAEL KATZ. Fotografía: CARSTEN THIELE BVK. Sonido: SERGEY MARTYNYUK. Música: IVA ZABKAR. Montaje: CLAUDIA LINZER. Reparto: NIHAL KOLDAS, BEGÜM AKKAYA, VEDAT ERINCIN, MURATHAN MUSLU, ALEV IRMAK, DILARA KARABAYIR, MERVE CEVIK Y ABDULKADIR GÜMÜS. Distribuidora: Karma Films. Estreno: 14 de febrero de 2014. www.karmafilms.es

2 comentarios

  • […] La segunda Mujer / Umut Dag: ”Muchas mujeres solo existen como madres y esposas” […]

  • Roberto Antzano dice:

    -No he sido capaz de ver el final. Me temía el santo recurso familiar del «asesinato por Honor(?)». Esa Comunidad es asfixiante, sea kurda, turca, sionista-ortodoxa, india, afgana,…Todo lo tapan con «la Tradición» y Machismo en circuito cerrado. Los sentimientos de la Mujer no pesan nada ahí. Siguen escondiendo-tapando la Homosexualidad. Bigamia aceptada. Las mujeres son prisioneras de su no-capacitación profesional, para poder tomar Decisiones en Igualdad frente a los amOs y sus mujeres alienadas. Ojalá evolucione, en la Europa kurda o turca,…el concepto de «Familia» hasta la mutua Aceptación, sin modelos a heredar-perpetuar, fomentando lo mejor, el Cariño y la Ayuda. Peli dura, sentimientos a flor de piel, buenas actrices, un buen retrato.-

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.