‘Mi tierra’ / La tierra de la que venimos

Comparte en RRSS

Ópera prima de Mohamed Hamidi, Mi tierra reivindica, en tono de comedia, la necesidad de conocer nuestras raíces para conocernos a nosotros mismos. Tewfik Jallabs y el popular  cómico Jamel Debbouze son los protagonistas.

“A veces nos falta curiosidad cuando se trata de nuestra historia”, dice el personaje principal de esta película, una comedia que reflexiona acerca del vínculo real que tenemos con nuestras raíces y  la necesidad de conocer el sitio de donde venimos. El joven actor francés Tewfik Jallabs y el conocido cómico y showman televisivo Jamel Debbouze son los protagonistas.

El primero interpreta a Farid, un estudiante de Derecho de 26 años que, de pronto, recibe de su padre el encargo de viajar a Argelia para evitar la demolición de la casa familiar. Nunca ha ido allí, no sabe nada de la tierra de la que procede, no habla árabe y no se hace una idea de la aventura que le espera. Allí está su primo (Jamel Dabbouze), un tipo divertido que sigue soñando con viajar a Francia. Un deseo que ahora puede cumplir con los papeles del recién llegado.

“Mi propio recuerdo de Argelia”

El origen de la película está íntimamente ligado a la vida personal del director y guionista, que reconoce que cuando comenzó a pensar en esta historia, su propio recuerdo de Argelia “era remoto. No había estado allí desde que tenía 11 años y ese viaje no me dio ganas de volver. Esto fue en 1984, mi padre había perdido su trabajo con Peugeot y estaba empezando a construir su casa: 45° a la sombra, sin electricidad, sin televisión, el agua tenía que ser sacada de un pozo… me pasé dos meses persiguiendo a lagartos y lanzando piedras”.

Después de aquella experiencia, Mogamed Hamidi confiesa que prefirió quedarse en Francia con sus hermanos, mientras su padre regresaba a su pueblo para construir esa casa. “En el año 2005 mi padre enfermó y me di cuenta que nunca podría disfrutar de esa casa con él. Así que me fui a Argelia con mis padres, mis dos hermanos y una de mis hermanas. Para mí fue como volver a mi patria, después de 21 años de ausencia. Cuando vi a mis primos me pregunté: ¿Y si mi padre se hubiera quedado aquí? ¿Y si hubiera nacido aquí? ¿Cuál sería mi vida sin escuela, cine, algo? La historia se desarrolló alrededor de eso”.

Sentimiento de culpa

A pesar del sentido del humor que planea sobre toda la historia, la película toca de pleno algunos temas muy serios, y entre estos, el sentimiento de culpa de unos hacia otros en esta sociedad. En Francia en concreto ocurre con los ciudadanos procedes de Argelia con familia allí, como en el caso de Farid. ¡Tan distinta puede ser una vida dependiendo del lugar en el que creces! “Farid se siente culpable. El primo vive en una chabola, posee uno o dos chandals, un par de zapatillas deportivas, sin teléfono, sin trabajo, se las apaña para comprar cigarrillos… mi propio primo, le faltan unos cuantos dientes, es cinco años menor que yo pero me parece diez años mayor. ¿Cómo es posible que no te sientas culpable delante de este tipo de discrepancias, sabiendo que ambos tenemos las mismas raíces?”

 


Dirección: MOHAMED HAMIDI. Guion: MOHAMED HAMIDI Y ALAIN-MICHEL BLANC. Producción: HUBERT CAILLARD, JEAN-YVES ROUBIN, DAVID GRUMBACH, NICOLAS DUVAL, ADASSOVSKY, YANN ZENOU, LAURENT ZEITOUN Y JAMEL DEBBOUZE. Fotografía: ALEX LAMARQUE. Montaje: MARION MONNIER. Música: ARMAND AMAR. Reparto: TEWFIK JALLABD, JAMEL DEBBOUZE, FATSAH BOUYAHMED, ABDELKADER SECTEUR, MALIK BENTALHA, FEHD BENCHEMSI, MOURAD ZAOUI, MILOUD KHETIB, MOHAMED MAJ, JULIE DE BONA Y ZINED OBEID. Distribuidora: Vértigo Films. Estreno: 20 de diciembre de 2013. www.vertigofilms.es

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.