Neurosis, sexo y gemelos

Comparte en RRSS

‘EL AMANTE DOBLE’ / El cineasta François Ozon se lleva a un territorio ‘más francés’ la realidad de la novela de Joyce Carol Oates, pero se mantiene leal a algunos de los temas recurrentes de la escritora. www.cinesrenoir.com

Adaptación de la novela Vidas gemelas, de la escritora estadounidense Joyce Carol Oates, la película El amante doble es una especie de reescritura de la historia original con el sello inconfundible del cineasta francés François Ozon. Con Marine Vacht y Jérémie Renier en los papeles protagonistas, el filme profundiza en temas recurrentes de la autora, como “la neurosis, el sexo y los gemelos”.

Chloé, una chica con tendencia depresiva comienza una psicoterapia y se enamora del psicólogo, Paul. Cuando unos pocos meses después se van a vivir juntos, ella descubre que él ha escondido parte de su identidad. “He mantenido el punto de partida del libro: una mujer descubre que su psicoterapeuta, que ahora es su amante, tiene un hermano, también terapeuta”, aclara Ozon.

“La película cuenta una historia esencialmente mental, por lo que se me ocurrió construir una puesta en escena estructural”

Con guion propio, coescrito junto a Philippe Piazzo, El amante doble arranca con el monólogo de la joven Chloé en la consulta del psicólogo, “habla de sus sueños, de lo que siente, de sus sentimientos, de su familia… El espectador se ve sumergido en su intimidad, y esto puede provocar cierta angustia: «¿Va a seguir así durante hora y media?»

No. François Ozon, aunque interesado en el tema del psicoanálisis, bucea también entre los misterios de los gemelos idénticos, se adentra en los recovecos de una doble vida y, fundamentalmente, investiga el plano mental en el que se desarrolla todo ello. Chloé se mantiene en la realidad, pero permite que su mente fluya hacia la fantasía. “Eso me permitía salir del registro de la realidad pura y dura, y flirtear constantemente con lo que imagina el personaje. También me gustaba la idea de que el peligro y la amenaza exterior que la atenazan fueran producidos por algo interior”.

“Me gustaba la idea de que el peligro y la amenaza exterior que atenazan a la protagonista fueran producidos por algo interior”

La película, con la que el cineasta vuelve al digital, “cuenta una historia esencialmente mental, por lo que se me ocurrió construir una puesta en escena estructural, jugar con la simetría, los reflejos, la geometría. Todos los decorados se pensaron con el objetivo de dar la impresión de que algo se va construyendo, como una mente elaborando un pensamiento”.

Jacqueline Bisset, en el papel de la madre de Chloé, y Dominique Reymond, como la ginecóloga Agnès Wexler, completan el reparto de una película que irremediablemente remite a Inseparables de Cronenberg. “Claro que volví a pensar en Inseparables. Es más, casi creo que Joyce Carol Oates debió escribir la novela después de ver la película de Cronenberg, que es muy orgánica y habla mucho de ginecología, pero la enorme diferencia es que está contada desde el punto de vista de los gemelos, mientras que la novela enfoca a la joven atrapada entre los dos hermanos. Me pareció más importante centrarme en Chloé”.

 

Dirección: FRANÇOIS OZON. Guion: FRANÇOIS OZON Y PHILIPPE PIAZZO SOBRE LA NOVELA DE JOYCE CAROL OATES. Producción: ERIC ALTMAYER Y NICOLAS ALTMAYER. Fotografía: MANUEL DACOSSE. Montaje: LAURE GARDETTE. Música: PHILIPPE ROMBI. Reparto: MARINE VACHT, JÉRÉMIE RENIER, JACQUELINE BISSET, DOMINIQUE REYMOND. Distribuidora: GOLEM. Estreno: 8 de septiembre de 2017.

Puedes comprar tu entrada aquí.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.