Philippe de Chauveron: “Francia es un país un poco esquizofrénico”

Comparte en RRSS

‘DIOS MÍO, ¿PERO QUÉ TE HEMOS HECHO?’ / Es la película más vista del año en Francia. La comedia de Philippe de Chauveron, protagonizada por Christian Clavier y Chantal Lauby, denuncia los prejuicios religiosos y raciales desde un sentido del humor directo y universal.

Philippe de Chauveron firma la comedia del año en Francia. Protagonizada por Christian Clavier y Chantal Lauby, la película se ha convertido en un fenómeno que ha traspasado las fronteras cinematográficas. Con 12 millones de espectadores, ya es la más vista en su país. Pero, además, las cifras en otros lugares son impresionantes: más de 3,3 millones en Alemania, la más vista en Suiza con 440.000 espectadores, la más vista en Austria, con solo cuatro copias ha recaudado casi un millón de euros en Grecia…

Comedia sobre los matrimonios entre personas de distinta religión y distinta raza, Dios mío, pero ¿qué te hemos hecho? denuncia, desde la risa, el racismo y los prejuicios de la sociedad francesa hoy. En ella se muestra a Claude y Marie Verneuil, un matrimonio convencional. Tradicionales y conservadores, viven en una provincia, territorio mucho menos abierto que la gran ciudad. Para su desgracia, sus tres hijas mayores se han enamorado y casado con un chino, un judío y un árabe. Es lo peor que podría pasarles, piensan, pero se equivocan. Todavía no saben cómo es el novio de la menor.

Ary Abittain, Medi Sadoun, Frédéric Chau y Noom Diawara son los actores que interpretan a los ‘yernos’ de la pesadilla del señor Verneuil. Para los papeles de las hijas, el director quería contar con algunas actrices “muy conocidas”, pero ninguna aceptó la oferta. Así, Frédérique Bel, Julia Piaton, Emilie Caen y la debutante Elodie Fontan ocupan su lugar, convirtiéndose en las nuevas estrellas del cine francés.

LA GRAN ILUSIÓN.- Por lo visto, Francia es el país donde hay más bodas mixtas (personas de distintas religiones, razas…) del mundo….

PHILIPPE DE CHAUVERON.- Sí, eso fue, más o menos, el motor de todo. Es el país campeón mundial de las bodas mixtas. Hay un 20% frente al 3% que hay en el resto de los países de Europa, por ejemplo. Pero Francia es un país un poco esquizofrénico, porque es bastante abierto, pero hay bastante racismo también.

LGI.- Su película está arrasando en todos los países donde se ha estrenado, aparte de la calidad, ¿cuál es la clave de este éxito?

PCH.- Es un poco sobrenatural el por qué el público decide que algo le gusta. Supongo que tiene mucho que ver que este es un tema que puede llegar a mucha gente.

“Francia es el país campeón de las bodas mixtas, con un 20% frente al 3% del resto de Europa”

LGI.- Ahora hay un repunte de los fanatismos religiosos en todo el mundo, ¿tendrá algo que ver el éxito de la película con que la gente querría contestar esa reaparición?

PCH.- Sí, seguramente. En Francia hablamos todo el rato de eso. El velo, los antisemitismos… están todo el rato en los periódicos, las televisiones… Hay gente que se aprovecha de eso y lo manipula para que haya conflictos. Por otro lado, en Francia hay mucha gente que se mezcla y les gusta verse reflejados. Aunque yo creo que el éxito es que podemos reírnos de nosotros mismos.

LGI.- No deja de ser un tema muy delicado, ¿se han autocensurado en algún momento?

PCH.- No. La idea era tratar a todos por igual. Todos hacen comentarios racistas, pero todos son muy simpáticos. Más miedo nos daba la Iglesia católica y, al revés, hubo un arzobispo que dijo que todos deberían ir a ver la película.

“La idea era tratar a todos por igual. Todos hacen comentarios racistas, pero son muy simpáticos”

LGI.- Como en todas las comedias francesas, las mujeres tienen los papeles menos graciosos, ¿por qué?

PCH.- Me gusta que los personajes tengan muchos defectos y eso es más difícil con las chicas, porque en seguida te llaman misógino. Pero es verdad que los hombres (actores) están mejor tratados que las mujeres (actrices).

LGI.- Podría haber hecho un drama con esta historia, ¿por qué eligió la comedia?

PCH.- Si hubiéramos hecho un drama, hubiéramos tenido problemas. Además, las mejores comedias son las que hablan de cosas serias, porque la felicidad no es divertida. Y el racismo es un tema grave y violento.

“Las mejores comedias son las que hablan de cosas serias. La felicidad no es divertida”

LGI.- Da la sensación de que con los actores que ha trabajado, especialmente con Christian Clavier, ha sido imposible no improvisar, ¿ha sido así?

PCH.- Ha habido improvisación, sí. Todos son autores y todos improvisan, pero no mucho. Christian no quiso conocer a los cuatro actores que iban a hacer de yernos y el primer día todos estaban aterrorizados. Luego se hicieron amigos y se prestaron mucho a improvisar.

LGI.- ¿Cree que su película retrata de algún modo su país?

PCH.- Sí, esta es una película muy francesa y, seguramente por eso, es muy universal. Se podría haber hecho con un hombre rico gallego y sus hijas… sería muy española y muy universal… El tema se puede adaptar a cualquier lado, pero, claro, el cine es cultura y es identidad de un pueblo. En Francia el Estado ayuda mucho a la cultura porque es muy importante. En EE.UU. lo entendieron en seguida, empezaron con el cine y desde él lo han invadido todo con sus productos y su forma de vida. En Francia, los dirigentes saben esto, si venden cultura, venden todo lo demás. La película nos retrata también en otras formas. En Francia nos gusta la farsa y nos gusta reírnos, de nosotros mismos y de los demás.

“En Francia el estado ayuda mucho a la Cultura. El cine es Cultura y es identidad de un pueblo”

LGI.- Hablando de Francia, seguramente su país es hoy más clasista que racista, y eso también está un poco en la película, ¿no?

PCH.- Sí, claro. Un tío bien vestido y con dinero, da lo mismo el color de piel que tenga o de qué religión sea. Eso me lo han reprochado un poco en la película, que no salgan emigrantes de verdad. Bueno, mis personajes son hijos de emigrantes que llegan a algo. Si no, no hubiera sido creíble. El verdadero racismo es social.

 

 

Dirección: PHILIPPE DE CHAUVERON. Guion: PHILIPPE DE CHAUVERON Y GUY LAURENT. Producción: ROMAIN ROJTMAN. Fotografía: VINCENT MATHIAS. Montaje: SANDRO LAVEZZI. Música: MARC CHOUARAIN. Reparto: CHRISTIAN CLAVIER, CHANTAL LAUBY, ARY ABITTAN, MEDI SADOUN, FRÉDÉRIC CHAU, NOOM DIAWARA, FRÉDÉRIQUE BEL, JULIA PIATON, EMILIE CAEN, ELODIE FONTAN. Distribuidora: ACONTRACORRIENTE FILMS. Estreno: 19 de diciembre de 2014.

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.