Todos tenemos derecho al amor

Comparte en RRSS

‘GABRIELLE’ / Premio del Público en el Festival de Locarno, Mejor Actriz en los Canadian Screen Award y Mejor Actor en el Festival de Gijón, el segundo largometraje de Louis Archambault es una historia de amor entre dos jóvenes con el Síndrome de Williams. Gabrielle Marion-Rivard, que padece este trastorno genético, y Alexandre Landry son los protagonistas.

Gabrielle es una veinteañera que tiene un excepcional talento musical, una peculiaridad que comparte con otros afectados por el Síndrome de Williams. Vive en una casa de acogida con un grupo de chicos y chicas que, como ella, tienen discapacidades intelectuales. Todos cantan en un coro de un centro de ocio, donde ella conoce a Martin. Se enamoran y quieren vivir su amor y crecer sexualmente con libertad, como el resto de los adultos, pero van a encontrarse con trabas y problemas que les ponen algunos de ellos.

El sexo entre discapacitados intelectuales, la pasión por la música, la necesidad de independencia y libertad de los individuos… van apareciendo en esta película, segundo largometraje de  la directora y guionista Louis Archambault, que ha conseguido trasmitir mucha emoción y una gran autenticidad con su historia. La interpretación de la pareja protagonista es esencial en la consecución de ese objetivo. Gabrielle Marion-Rivard, que padece realmente el síndrome, aporta sinceridad a una historia, en la que Alexandre Landry hace una demostración de inteligencia actoral.

Gabrielle Marion-Rivard

“Cuando llegó el momento del casting nos preguntábamos si Gabrielle Marion-Rivard podría interpretar el personaje principal y sacar adelante la película. Como el punto fuerte de Gabrielle es el canto pero no la interpretación, hice muchos talleres de interpretación y  de improvisación con ella. Gabrielle es radiante y los productores y yo misma llegamos a la conclusión de que una actriz profesional probablemente no tendría la misma autenticidad y espontaneidad, así que, el papel era suyo”, recuerda la directora, que explica que pasó mucho tiempo con ella y el resto de los actores para preparar los personajes.

“Acepté que ni su interpretación ni su aproximación al trabajo iban a ser perfectos –dice-. Mi instinto me aconsejó que me dejara llevar para permitir que aflorara la verdad en sus acciones y sus reacciones. Pero la discapacidad de Gabrielle hacía que su interpretación fuera muy teatral. Sin embargo, si le hubiese pedido que fuera seria en su trabajo no hubiera sido algo natural para ella. Así que la dejé a su aire y a ella le gustó esta manera de trabajar”.

Alexandre Landry

En cuanto a Alexandre Landry,  la cineasta explica que primero pensó en trabajar con un actor con las características de Gabrielle, “buscaba a actores discapacitados para el papel: son actores con un don especial pero la química para relacionarse no aparecía. Como estas personas son siempre muy sinceras era difícil trabajar con ellos el tema de los sentimientos”.

Así, cuando apostó por un profesional consiguió que la joven le viera como un compañero, con quien, además, tuvo una gran conexión desde el principio. “Alexandre demostró tener una generosidad inmensa. Incluso antes de tener el papel, él llegó al grupo de Las Musas e inmediatamente se unió. Iba a presentarle a Gabrielle ese día para ver si había química entre ellos y me sorprendió encontrar a Alexandre cantando con el coro como si fuera un miembro más. Alexandre maravilló a todo el mundo. Después de esto, se entregó al papel sin condición alguna. Tomó lecciones de canto y pasó mucho tiempo con Gabrielle. En el set, siempre estaba pendiente de ella. Verdaderamente conectaron y querían estar juntos. ¡No podría haber soñando tener un novio mejor para su personaje!”

 

Dirección: LOUISE ARCHAMBAULT. Guion: LOUISE ARCHAMBAULT. Producción: LUC DÉRY Y KIM MCCRAW. Fotografía: MATHIEU LAVERDIÉRE. Montaje: RICHARD COMEAU. Reparto: GABRIELLE MARION-RIVARD, MÉLISSA DÉSORMEAUX-POULIN, ALEXANDRE LANDRY, VINCENT-GUILLAUME OTIS, BENOIT GOUIN, SEBASTIEN RICARD, ISABELLE VINCENT, MARIE GIGNAC Y VÉRONIQUE BEAUDET. Distribuidora: KARMA FILMS. Estreno: 14 de agosto de 2014.

1 comentario

  • Marisol Zuñiga Rendón dice:

    Me enamoro esta pelicula, es en verdad una historia que hace ver a todos los seres humanos como personas vulnerables pero al mismo tiempo fuertes, sensibles, amorosos

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.