«Traed madera» «¡Es la guerra!»

Comparte en RRSS

Los últimos supervivientes de la humanidad van a bordo de un tren de alta velocidad que jamás se detiene y da la vuelta al mundo, es el Snowpiercer (Rompenieves). Mucho más que famoso, es el único del planeta. Menos singulares tal vez, pero muy conocidos son los trenes del Oeste americano, El último tren de Gun Hill (John Sturges, 1959), con Kirk Douglas y Anthony Quinn esperándole, o el tren ‘transformer’ de Los hermanos Marx en el Oeste (Edward Buzzell, 1940) o… el tren del desierto sobre el que pasea el divinizado Lawrence de Arabia (David Lean, 1962)

‘El maquinista de la general’ (Buster Keaton y Clyde Bruckman, 1926)

Ningún tren ha servido tanto al cine como éste y su locomotora, La General. Buster Keaton convertido en el soldado sudista Johnny Gray hizo un despliegue tan impresionante de talento y valentía que todavía nos deja hoy con la boca abierta. Una de las películas mejor montadas de la historia del cine, una extraordinaria comedia, una obra maestra… Cine del mejor.

‘Extraños en un tren’ (Alfred Hitchcock, 1951)

Un guion de Raymond Chandler, inspirado en una novela de Patricia Highsmith y rodado por el gran Alfred Hitchcock. ¿Se puede aventurar algo mejor para presentar una película? Seguramente, no. Farley Granger y Robert Walker son Guy y Bruno, un campeón de tenis y uno de sus seguidores. El tren es el mejor escenario para planear un doble crimen que les conviene a ambos. Hitchcock ya había subido antes a otro tren, en Londres, en Alarma en el expreso.

‘Asesinato en el Oriente Express’ (Sidney Lumet, 1974)

El grandísimo Sidney Lumet contó con un reparto de escándalo para esta película, intriga dentro de un lujoso tren. Basada en la novela de Agatha Christie, por la pantalla pasaban Albert Finney, Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Sea Connery, Anthony Perkins, Vanessa Redgrave, Jacquelline Bisset, Richard Widmark, John Guelgud… De todos, Ingrid Bergman fue la que se llevó el Oscar.

‘Polar Express’ (Robert Zemeckis, 2004)

Película de animación creada para las Navidades y concebida seguramente, entre otras cosas, para hacer caja. No consiguió esa taquilla tan esperada, pero sí logró cautivar con su encanto a muchos espectadores y a algunos críticos que auguraron que éste sería uno de los clásicos del cine infantil. La película está inspirada en un famoso cuento americano para niños que tiene el mismo título.

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.