El número más difícil de Wei Ling Soo

‘MAGIA A LA LUZ DE LA LUNA’ / Colin Firth y Emma Stone sirven magníficamente a los propósitos de Woody Allen en esta comedia romántica, donde el cineasta aprovecha con ingenio el eterno enfrentamiento entre ciencia y religión.

Stanley Crawford, un mago de renombre en todo el mundo, y Sophie Baker, una espiritista que deja anonadados a los ricos europeos afincados en la Costa Azul, son los protagonistas de la nueva comedia de Woody Allen, una deliciosa historia romántica en la que el cineasta aprovecha el enfrentamiento entre ciencia y religión, y donde exprime con mucha inteligencia uno de los rasgos más destacados de su personaje masculino: su desproporcionado ego. Colin Firth da vida al ilusionista, que utiliza un disfraz oriental y el nombre artístico de Wei Ling Soo, mientras que Emma Stone encarna a la supuesta vidente.

Con una de las declaraciones de amor más divertidas del cine, un pretendiente tan ridículo como entrañable (Hamish Linklater) y unos secundarios a la altura  de los protagonistas –Simon McBurney, Eileen Atkins, Jacki Weaver, Marcia Gay Harden…- Magia a la luz de la luna es una historia, una vez más, del triunfo del amor, incluso cuando esta victoria no tenga una sola explicación lógica.

Con una divertidísima declaración de amor, un pretendiente ridículo, pero entrañable y unos actores estupendos

Los años veinte, con todo el ambiente del verano y la Costa Azul, se traducen en un tono alegre y ligero, el más apropiado a la pequeña historia que cuenta Allen. “Estábamos en el Sur de Francia, el tema principal era la magia y la película estaba ambientada en los años 20. Creo que todos nos sentimos arrastrados a una atmósfera alegre del tipo Sueño de una noche de verano. En mi opinión, la experiencia del rodaje y la propia historia de la película transmiten la misma sensación que tienes cuando vas a un espectáculo de magia”, dice la actriz principal, Emma Stone.

“Siempre que he ido a ver una actuación de un mago he pensado que aquello tenía que ser real, a pesar de que es imposible –añade la intérprete-. Creo que lo que hay que hacer es dejar a un lado la incredulidad y dejarse impresionar de verdad por alguien, porque la gente quiere historias, cuentos de hadas y mitos”.

“Siempre que he ido a ver un mago he pensado que tenía que ser real, a pesar de que es imposible”

“Creo que todo depende de si crees o no en el misterio, o lo dispuesto que estés para aceptar algo inclasificable, que no se puede resolver científica o lógicamente –explica Colin Firth-. La gente tiene actitudes y relaciones extremadamente diferentes con ese tipo de cosas; a algunos les gusta el misterio e intentan resolverlo científicamente, otros manifiestan una hostilidad absoluta a aquello que no se puede resolver o explicar y también hay gente a la que le gusta que los misterios sigan siendo un enigma”.

En Magia a la luz de la luna Woody Allen se lo juega todo a una sola carta, la del amor, pero con ella no cierra el camino a ninguna de las posibilidades de las que hablan sus actores. Su película tiene elementos para los amantes del misterio y los tiene también para las mentes racionales que se fían solo de la ciencia.

 

 

 
Dirección: WOODY ALLEN. Guion: WOODY ALLEN. Producción: LETTY ARONSON, STEPHEN TENENBAUM Y EDWARD WALSON. Fotografía: DARIUS KHONDJI. Montaje: ALISA LEPSELTER. Reparto: COLIN FIRTH, EMMA STONE, SIMON MCBURNEY, EILEEN ATKINS, JACKI WEAVER, HAMISH LINKLATER Y MARCIA GAY HARDEN. Distribuidora: WARNER. Estreno: 5 de diciembre de 2014.

 

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *