Alien, el 8º pasajero “En el espacio nadie puede oír tus gritos”

‘ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO –EL MONTAJE DEL DIRECTOR’ / Ridley Scott firmó con esta película uno de los clásicos del cine de ciencia-ficción y de terror. Ganadora del Oscar a los Mejores Efectos Visuales, el filme, que significó el lanzamiento de Sigourney Weaver, se promocionó con unos cuantos carteles con fotografías de huevos de gallina. www.cinesrenoir.com

Una nave de carga en medio del espacio, una tripulación a las órdenes de la teniente Ripley y un inesperado visitante, voraz, insaciable, astuto, rápido… Fueron los únicos elementos que necesitó Ridley Scott para construir uno de los relatos con más suspense y más terroríficos del cine. Contó, eso sí, con un estupendo guion de Dan O’Bannon y Ronald Shusett, con la magnífica colaboración de Derek Vanlit (fotografía) y la inestimable aportación de H.R. Giger, creador del monstruo más famoso y más imitado de la historia de la gran pantalla. Un clásico que se promocionó con unos cuantos carteles con fotos de huevos de gallina.

Sigourney Weaver, jovencísima y cargada de energía, lideraba como Ripley al resto de la tripulación de la nave de carga Nostromo. Como intérprete, encabezaba también este reparto, formado por Tom Skerrit, Veronica Cartwright, Harry Dean Stanton, John Hurt, Ian Holm, Yaphet Kotto y Bolaji Badejo, este último, era el monstruo.

La música del gran Jerry Goldsmith envolvía el terror que vivían los personajes de esta historia. En medio de su viaje de vuelta a la Tierra, estos siete tripulantes de la nave de carga se despiertan. El ordenador central, MADRE, ha detectado una transmisión de una forma de vida desconocida, procedente de un planeta cercano. La nave va hasta allí  a investigar la comunicación. Y es, a su vuelta a bordo, cuando comienza la pesadilla.

Desde entonces y hasta que escuchamos a la teniente Ripley comunicarse finalmente con la base, Ridley Scott desplegó todos sus talentos cinematográficos y consiguió con ellos una obra redonda. No hay un solo chirrido entre las interpretaciones, nada está fuera de tono, todo en la nave es convincente… el monstruo es sobrecogedor…

El éxito de la película provocó la aparición de un subgénero en el cine, una saga de títulos, como Predator, que bebe constantemente de la producción del cineasta británico, quien también rodó recientemente Prometheus, la precuela de Alien, el octavo pasajero, con la que desgraciadamente no alcanzó ni la calidad ni el éxito de aquella. Además, claro, de las secuelas que siguieron a esta primera historia. Diferentes montajes, muchas imitaciones, videojuegos… y todo ello nacido de un universo que se promocionó con aquellos huevos de gallina.

 

 

Dirección: RIDLEY SCOTT. Guion: DAN O’BANNON Y RONALD SHUSETT. Producción: GORDON CARROLL, DAVID GILER Y WALTER HILL. Fotografía: DEREK VANLIT. Montaje: DAVID CROWTHER, TERRY RAWLINGS Y PETER WEATHERLEY. Música: JERRY GOLDSMITH. Reparto: SIGOURNEY WEAVER, TOM SKERRITT, VERONICA CARTWRIGHT, HARRY DEAN STANTON, JOHN HURT, IAN HOLM, YAPHET KOTTO Y BOLAJI BADEJO. Distribuidora: VERSIÓN DIGITAL. Estreno: 6 de febrero de 2015.

Puedes comprar tu entrada aquí.

 

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *