5 películas para el FIN del mundo – “Yo no quiero sobrevivir, quiero vivir”

El cine apocalíptico más reciente tiene muchas caras y cada cineasta ha decidido mirar el fin, o casi fin, de la era de los humanos en la Tierra desde diferentes puntos de vista. Y no todos son trágicos.

Andrew Stanton plantó la semilla de la esperanza en WALL-E,  mientras que Lars von Trier apostó por una extrema belleza para los últimos segundos del planeta en Melancolía, John Hillcoat se inclinó por la gran tragedia del ser humano en The Road y Francis Lawrence no se resistió al terror en Soy leyenda. Jorge Torregrossa también tiene una mirada especial y la muestra en Fin, con un final abierto a la reflexión.

 ‘Soy leyenda’, Francis Lawrence (2007)

El superviviente a un virus de la viruela genéticamente modificado, Robert Neville (Will Smith) comienza una batalla en solitario por encontrar la manera de devolver a su ser natural a las criaturas que han surgido tras la pandemia. Entre animales y vampiros, son los enemigos del protagonista. La película es una adaptación de la novela de Richard Matheson.

‘WALL-E’, Andrew Stanton (2008)

Oscar, Globo de Oro y Premio Bafta a la Mejor Película de Animación, WALL-E (“Yo no quiero sobrevivir, quiero vivir”) es, sin duda, una de las historias animadas más hermosas de las que se han hecho nunca. Ambientada en el siglo XXII, cuando la Tierra se ha cubierto de basura, sus inolvidables protagonistas son Wall-E, un robot compactador de basura, y EVA, una avanzada robot exploradora.

‘The Road’, John Hillcoat (2009)

Viggo Mortensen y Kodi Smit-McPhee protagonizaban esta adaptación al cine de la novella de Corman McCarthy. Es la aventura de supervivencia de un padre y su hijo, en un mundo asolado por un cataclismo, donde escasean los recursos y el ser humano se convierte en la última fuente de alimento del planeta.

‘Melancolía’, Lars von Trier (2011)

Mejor Película de los Premios del Cine Europeo, la película de Lars von Trier estaba protagonizada por Kristen Dunst, Charlotte Gainsbourg y Kiefer Sutherland. La música de Tristán e Isolda, de Wagner, arropaba el final definitivo, una colisión en que la Tierra era absorbida por un planeta mayor.

 

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.