Toni Servillo y Daniel Auteuil, cara a cara

‘LA CONFESIONES’ / El cineasta Roberto Andò vuelve a trabajar con Toni Servillo, esta vez en un peculiar thriller político, en el que el actor interpreta a un monje cartujano y el francés Daniel Auteuil es el director del Fondo Monetario Internacional. www.cinesrenoir.com

Dos grandes de la interpretación, el italiano Toni Servillo y el francés Daniel Auteuil, se encuentran en la nueva película de Roberto Andò, Las confesiones, un peculiar thriller político que se desarrolla alrededor de una cumbre del G8 y que cuenta también en el reparto con la participación de Pierfrancesco Favino, Moritz Bleibtreu, Connie Nielsen, Marie-Josée Croze y Lambert Wilson.

El poder económico y su arbitrariedad planean por toda esta historia, que comienza con la llegada a un hotel de lujo de un grupo de economistas, políticos, una escritora y un activista social, invitados por el director del Fondo Monetario Internacional, Daniel Roché, a propósito de la cumbre del G8. El invitado más singular de todos es un monje cartujano, Roberto Salus.

“Salus es un visitante que entra en contacto con el poder. Se sumerge en un secreto que está en la base del poder”

La noche de su llegada, el cura confiesa a Roché, a petición de éste. Por la mañana el director del FMI aparece muerto. Alguien vio a Salus salir de la habitación del director y ahora es el principal sospechoso del crimen. Sin embargo, el religioso se niega a contar nada de lo que Roché le dijo amparándose en el secreto de confesión. Los políticos allí reunidos temen que el monje conozca ahora sus planes y acabe con ellos.

La continua sospecha, las miradas aviesas de los invitados, el silencio del cura y la sensación constante de que éste sabe algo grande que podría cambiar muchas cosas van creciendo en medio de una cuidadísima ambientación que adorna la película con espacios minuciosamente preparados. La limpieza y el orden del hotel en el que se encuentran los personajes contrastan con las alborotadas idas y venidas de estos por sus pasillos y habitaciones.

“Roché es un maestro que mueve los hilos del destino de un reino impenetrable y oscuro, el de la economía”

“Salus es un visitante, un hombre del que no sabemos nada y que, por casualidad o necesidad, entra en contacto con el poder, con las certezas del poder. Se sumerge en un secreto que está en la base del poder. Es un personaje que puede poner en peligro esas certezas con su silencio”, dice Andò, que explica cómo para dar voz a este personaje, él, el coguionista Angelo Pasquini y Toni Servillo leyeron muchas biografías de monjes entregados al voto de silencio.

Los cartujos, la orden a la que pertenece Salus, son muy pocos en el mundo, menos de 200; eligen consagrar su vida a la intensidad, persiguiéndola a través de la oración, el silencio, la soledad y la pobreza. En general, los monjes representan una espiritualidad que no encaja con las normas. Me parecía importante que en ese hotel, una especie de terminal de la Historia de Europa, los amos del mundo se enfrentaran a un hombre que, no sólo no tiene nada, sino que ni siquiera cree ser dueño de su propia vida”, comenta el director, que define a Roché, el antagonista, como a “un maestro que mueve los hilos del destino de un reino impenetrable y oscuro, el de la economía. El símbolo de culto testigo de su ocaso es el de un poder que ha empezado a navegar sin orden ni concierto”.

 

 

Dirección: ROBERTO ANDÒ. Guion: ROBERTO ANDÒ Y ANGELO PASQUINI. Producción: ANGELO BARBAGALLO. Fotografía: MAURIZIO CALVESI. Montaje: CLELIO BENVENUTO. Música: NICOLA PIOVANI. Reparto: TONI SERVILLO, DANIEL AUTEUIL, PIERFRANCESCO FAVINO, MORITZ BLEIBTREU, CONNIE NIELSEN, MARIE-JOSÉE CROZE, LAMBERT WILSON. Distribuidora: WANDA FILMS. Estreno: 26 de mayo de 2017.

Puedes comprar tu entrada aquí.

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.