‘360. Juego de destinos’ / Amor globalizado

El cineasta Fernando Meirelles retrata en 360. Juego de destinos la forma en que estamos conectados en la comunidad global y lo hace a través de una historia de amor, sexo y deseos de diferentes personajes en distintos países del mundo. Jude Law, Rachel Weisz o Anthony Hopkins, entre los protagonistas.

El dramaturgo y novelista austriaco Arthur Schnitzler ha servido de inspiración varias veces en el cine y la televisión. Max Ophüls (Liebelei, La ronde) o Stanley Kubrick (Eyes Wide Shut) descubrieron sus obras antes que el brasileño Fernando Meirelles (Ciudad de Dios, El jardinero fiel), que firma ahora una adaptación libre de uno de sus textos. 360. Juego de destinos es una historia del mundo globalizado, donde todos estamos conectados en una especie de comunidad global y donde todas las acciones tienen consecuencias.

“¿Hasta qué punto podemos, y ya lo hemos hecho, convertirnos en una comunidad global?” se pregunta el guionista

La decisión de Michael Daly (Jude Law), en Viena, de no ser infiel a su mujer Rose (Rachel Weisz) provocará una serie de acciones a lo largo de diferentes países y distintos continentes. “El hecho de que las acciones económicas de un país, banco o gobierno puede afectar a otros dramáticamente, el hecho de que alguien, una persona pueda ser portadora de un virus, coger un avión en Nueva York y contagiar a alguien en Mongolia 24 horas después, el hecho de que la caída de las acciones en Tokio se sienta en Estocolmo, hasta que punto podemos, y ya lo hemos hecho, convertirnos en una comunidad global. Quería escribir una historia que reflejara eso. Pero no quería que fuera literal, quería una metáfora. Y que mejor forma para canalizarlo que a través del amor, el sexo y las relaciones sentimentales”, explica el guionista Peter Morgan (The Queen, El desafío: Frost contra Nixon...)

Así,  Michael Daly comienza una historia que atravesará la vida de muchas personas en distintos países, conectados aún sin que ellos lo sepan de una manera consciente. Mujeres que buscan una forma de hacer dinero más rápido para escapar a su destino, hombres enamorados del amor, jóvenes que descubren el engaño y deciden romper el curso de su vida, padres encerrados en un bucle infernal, esposas que se sienten solas y quieren reencontrarse de nuevo con el amor…

“Creo que lo que conecta las historias es que todas son sobre gente que intenta hacerlo lo mejor posible”

“Creo que lo que conecta las historias, y es lo que me gusta sobre el guion, es que todas son sobre gente que intenta hacerlo lo mejor posible, intenta hacer cosas buenas y ser buenas personas, pero no siempre son capaces de hacerlo. Es una historia muy humana, sobre sus impulsos y sus deseos, y el hecho de que a veces algo dentro de ti puede moverte en una dirección distinta. Pensé que era algo fascinante, y quise explorarlo”, dice Fernando Meirelles quien  se aventura en diferentes tonos y géneros para la misma película. De la tragedia romántica, pasando por el filme romántico triste, hasta llegar al cine de suspense y acción, 360.Juego de destinos toca todos los palos de la comunidad global.

 

Dirección: Fernando Meirelles. Guion: Peter Morgan, sobre una obra del dramaturgo Arthur Schnitzler. Producción: Andrew Eaton, Chris Hanley, Danny Krausz, David Linde y Emanuel Michael. Fotografía: Adriano Goldman. Montaje: Daniel Rezende. Reparto: Jude Law, Lucía Siposová, Ben Foster, Marianne Jean-Baptiste, Anthony Hopkins, Rachael Weisz, Moritz Bleibtreu, François-Xavier Demaison, Jamel Debbouze, Juliano Cazarré, Gabriela Marcinkova, Dinara Drukarova y Mark Ivanir. Distribuidora: Vértigo Films. Estreno: 31 de mayo. www.vertigofilms.es

 

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.