Cámara Oscura – Efectos ópticos en la realidad

Unas cuantas cámaras oscuras desperdigadas a lo largo y ancho del planeta permiten a los aficionados a la imagen descubrir uno de los pasos previos a la fotografía y al cine. Interesante y divertido, el descubrimiento de estos artificios se convierte en un entretenimiento que en algunos rincones de la Tierra se ha sabido aprovechar para el turismo.

Cómo funciona

La cámara oscura produce una imagen sobre una pantalla blanca curva horizontal, colocada como si fuera una gran mesa en medio de una habitación totalmente oscurecida, pintada de negro. Lo que se refleja allí es lo que está sucediendo fuera de la torre en ese instante, con su color y su movimiento. El efecto óptico provoca la sensación de que todo está bastante cerca, a pesar de la distancia real. Con el movimiento de la pantalla se puede conseguir ir hacia delante y hacia atrás, enfocar diferentes partes del paisaje, centrarse en detalles…

Algunas de las más conocidas cámaras oscuras son:

Cádiz.- En la Torre Tavira, en el centro de la ciudad (en la imagen de la izquierda).

Jerez de la Frontera (Cádiz).- En el Alcázar de Jerez, en el Palacio de Villavicencio.

Écija (Sevilla).- En la parte superior del Ayuntamiento.

Sevilla.- En la Torre de los Perdigones.

Santander.- En Peña Cabarga.

Tudela (Navarra).- En la Torre Monreal.

Jaén.- En el Auditorio de Jaén.

Béjar (Salamanca).- En el Palacio Ducal.

La Habana.- Instalada en un antiguo edificio de la ciudad.

Lisboa.- En la Torre de Ulises, en el Castillo de San Jorge.

Edimburgo.- Instalada en 1835 en un edificio de Calton Hill.

San Francisco.- Situada en Cliff House.

 

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.